Adolfo Domínguez y Aena han emprendido una batalla judicial por los alquileres de los aeropuertos. La compañía de moda ha presentado demandas contra el gestor aeroportuario por los arrendamientos de tres tiendas que opera en estos espacios en Palma de Mallorca, Málaga y Barcelona. Es por el alquiler de esta última donde ha recibido el primer revés, por lo que ya aventura un "conflicto judicial largo", según apuntan a Vozpópuli fuentes de la compañía.

En concreto, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de El Prat de Llobregat (UPSD) ha dictado esta semana el primer auto, en el que deniega a la empresa fundada por el diseñador con el mismo nombre las medidas cautelares solicitadas contra Aena por su establecimiento ubicado en la Terminal 2 del aeropuerto de El Prat de Llobregat, según conta en el documento al que ha accedido este periódico.

Adolfo Domínguez había pedido que se declarara que Aena actuó "de mala fe" al no querer negociar el ajuste del alquiler en diciembre de 2020, pese a que la Terminal se encontraba cerrada y la base de su negocio se había visto sustancialmente alterada por la pandemia. En este sentido, apelaba a la aplicación de la cláusula rebus sic stantibus para modificar el contrato de arrendamiento y reducir la renta.

Hay que recordar que el gestor aeroportuario ofreció a sus inquilinos a principios de este año un descuento del 100% de la renta mínima durante el primer estado de alarma y del 50% entre junio de 2020 y septiembre de 2021; aunque no todos los clientes comerciales aceptaron. Adolfo Domínguez, entre ellos.

La marca de moda pedía que se ajustara el contrato de arrendamiento reduciendo la Renta Mínima Garantizada Anual (RMGA) desde el 14 de marzo de 2020 hasta el vencimiento del mismo (el 19 de agosto de 2021) en el importe necesario para que la total tasa de esfuerzo del arrendamiento no superase el 27,79% de las ventas.

Hasta que se dicte sentencia y de manera cautelar, Adolfo Domínguez pedía la suspensión de la exigibilidad de la renta mínima garantizada desde el 14 de marzo de 2020. También solicitaba que se ordenara a Aena no aplicar el depósito de garantía y se prohibiera solicitar la inclusión de la marca de moda en los registros de morosos por causa del impago (parcial) de la RMG del año 2020, entre otros asuntos.

Sin embargo, el Juzgado de Primera Instancia ha acordado denegar las medidas cautelares solicitadas frente al gestor aeroportuario español al entender que Adolfo Domínguez "no ha acreditado la existencia del peligro derivado de la mora procesal", según consta en el auto. La jueza entiende que "no existe ningún riesgo para la viabilidad y continuidad de AD para pago de la RMGA facturada por Aena, por lo que no concurriendo el periculum in mora, no pueden prosperar las medidas cautelares".

Además, recuerda que "el contrato de arrendamiento se prorrogó por voluntad de Aena hasta el 19 de agosto de 2021 (dentro de poco más de un mes), por lo que no resulta justificado adoptar medidas cautelares como las propuestas para asegurar la viabilidad del local arrendado porque la demandante dejará de ocuparlo en la fecha indicada".

Adolfo Domínguez recurrirá

Frente al auto, fechado el 1 de julio, cabe recurso de apelación y, según confirman desde Adolfo Domínguez, se va a presentar. Además de esta demanda, la compañía de moda tiene presentadas otras dos -que aún no están resueltas- en Palma de Mallorca y Málaga. Sumada a estas tiendas, Adolfo Domínguez cuenta con otra en el Aeropuerto de Barajas (Madrid) que, al ser franquiciada, deberá presentar sus demandas por libre.

"En los demás aeropuertos, los juzgados de primera instancia acordarán lo que consideren, por lo que prevemos un conflicto judicial largo, hasta que se siente jurisprudencia", señalan fuentes de la empresa. Tienen el precedente de gigantes como Dufry, que opera las tiendas duty free de los aeropuertos, a quien sí se le han concedido las medidas cautelares y mantiene un pulso fuerte contra Aena en los tribunales.

De hecho, Adolfo Domínguez o Dufry son solo dos de las decenas de inquilinos "rebeldes" que se negaron a firmar las nuevas condiciones de alquiler ofrecidas por el gestor aeroportuario, y que en los últimos meses han presentado demandas con el asesoramiento de varios despachos.

Los operadores comerciales en las terminales de los aeropuertos españoles demandan una quita en las rentas que pagan a Aena equivalentes al descenso del tráfico, que cifran en el 72% en 2020. Por su parte, Aena les ha propuesto un descuento del 100% de la renta mínima durante el primer estado de alarma y del 50% entre junio de 2020 y septiembre de 2021.