Otra hotelera ha pedido ayuda al Estado. La cadena Abba ha solicitado 30,9 millones de euros del fondo de rescate de empresas de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), según fuentes consultadas por Vozpópuli.

La hotelera fundada por los empresarios Andrés Iráculis, Jerónimo Miñón y Pello Fagoaga cuenta con 22 hoteles y 1.850 habitaciones entre España (Barcelona, Bilbao, Burgos, Cantabria, Gijón, Huesca, Madrid, Pamplona, Salamanca, San Sebastián y Vitoria), Andorra, Alemania (Berlín) y Chile, según datos recogidos en su página web.

En principio, el rescate se estructuraría a través de un préstamo participativo de 17,2 millones y otro ordinario de 13,6 millones de euros. Esta es la fórmula habitual que están siguiendo casi todas las empresas que han pedido ayuda al fondo de la SEPI, dotado inicialmente con 10.000 millones. Antes de la pandemia, Abba declaraba una facturación anual de alrededor de 55 millones de euros.

Y es que aunque ya hay muchas cadenas que han podido reabrir sus hoteles, lo cierto es que el cerrojazo ha dejado a muchas en una situación muy delicada y la temporada de verano no parece muy halagüeña. Este miércoles, la patronal del sector Exceltur presentó sus perspectivas económicas para el sector turístico con unos ingresos estimados de 37.978 millones de euros a lo largo de este verano, una cifra que supera los 24.301 millones registrados el pasado verano pero que todavía se mantiene lejos de los 58.372 millones de 2019.

Las hoteleras recurren a la SEPI

La cadena Abba se suma así al cada vez más largo listado de grupos hoteleros golpeados por el virus que han pedido auxilio al fondo de la SEPI: Petit Palace Hoteles, Hotusa (320 millones), Selenta (50 millones), Room Mate (52 millones), Soho Hotels (30 millones), Hoteles Senator (50 millones), Serhs (28 millones) y Hesperia (55 millones). Por ahora, la SEPI no ha aprobado ningún rescate de este sector.

Otras empresas fuertemente dependientes del sector turístico que también han lanzado un SOS han sido la agencia Pangea (25 millones), Wamos (75 millones), Grupo Abades, la aerolínea Air Nostrum (103 millones) y Eurodivisas (35 millones), entre otras.

Por ahora, la SEPI y el Consejo de Ministros solo han dado luz verde a cuatro rescates: Air Europa (475 millones), Duro Felguera (120 millones), Plus Ultra (53 millones) y Ávoris-Halcón Viajes (320 millones). Tubos Reunidos, que pidió 112 millones, ha anunciado este martes que el Consejo Gestor de la SEPI ha aprobado su rescate, pero todavía falta el sí definitivo del Gobierno.