Los Villar Mir han fijado en 33 millones de euros la petición de ayuda al Gobierno para Ferroatlántica, el negocio en España de Ferroglobe, líder mundial en la producción de silicio metal y ferroaleaciones, según fuentes consultadas por Vozpópuli.

La cantidad solicitada al fondo de rescate de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) se estructuraría a través de un préstamo participativo y otro ordinario, ambos por alrededor de 16-17 millones de euros. Esta combinación de los dos tipos de préstamos es la fórmula más habitual que están siguiendo las compañías a la hora de solicitar ayuda a la SEPI. Ferroatlántica está asesorada por Uría Menéndez y PwC.

El Grupo Villar, primer accionista de Ferroglobe, ha decidido no presentar una única solicitud de rescate para todo el grupo sino que ha decidido segregar las solicitudes por negocios. En el caso de Ferroatlántica, la compañía ha sufrido una caída de la producción y el cierre de plantas debido a la pandemia. De hecho, la inyección de capital solicitada serviría en parte para recapitalizar las fábricas del grupo.

Ferroglobe, capitaneada por Javier López-Madrid, ya logró un respiro el pasado mes de marzo tras anunciar un acuerdo para refinanciar deuda y reforzar su estructura de capital. En concreto, la compañía acordó alargar hasta 2025 la extensión de una emisión de bonos de unos 300 millones de euros. De forma paralela, la familia y el fondo Rubric inyectaron 34 millones de euros a la compañía tras suscribir una nueva ampliación de capital.

La compañía ha solicitado ayuda a la SEPI tras no tener acceso a los créditos del Instituto Oficial de Crédito (ICO) ofrecidos durante los meses más duros de la pandemia. La petición a la SEPI está ceñida a las sociedades españolas del grupo.

El pasado mayo, Ferroglobe declaró unas pérdidas de 55,4 millones durante el primer trimestre del año. Estos 'números rojos' ahondan en los 39 millones de pérdidas registrados en el mismo periodo del año anterior.

No obstante, el grupo ha registrado durante este arranque del año un aumento de las ventas hasta los 297 millones, un 16,1% más. También ha logrado reducir la deuda hasta los 345 millones.

Solo cuatro rescates aprobados

Este verano se cumple el primer aniversario del fondo de la SEPI, inicialmente dotado con 10.000 millones de euros, pero el número de rescates aprobados por la entidad y el Consejo de Ministros se reduce a cuatro empresas: Air Europa (475 millones), Duro Felguera (120 millones), Plus Ultra (53 millones) y Ávoris-Halcón Viajes (320 millones). Tubos Reunidos, que pidió 112 millones, ha anunciado este martes que el Consejo Gestor ha dado luz verde a su rescate, que ahora deberá recibir el sí definitivo del Consejo de Ministros.

No obstante, el goteo de peticiones de ayuda al fondo se ha mantenido activo durante los últimos meses y decenas de empresas esperan la aprobación de sus solicitudes: Celsa, Naviera Armas, Petit Palace Hoteles, Wamos, Pangea, Hotusa, Room Mate, Sidenor, Wamos... etc.