Economía

Extremadura, la tierra del cerdo ibérico que quiere ser ahora la gran mina de la energía verde

Iberdrola, Naturgy, Repsol y Acciona han encontrado en la dehesa extremeña el lugar perfecto para sus plantas fotovoltáicas. La Junta estima que esta industria generará 70.617 empleos hasta 2030

Planta fotovoltaica Núñez de Balboa de Iberdrola en Usagre (Badajoz)
Planta fotovoltaica Núñez de Balboa de Iberdrola en Usagre (Badajoz) Iberdrola

Extremadura tiene 1,14 cerdos ibéricos por cada habitante. Según el censo de la Junta, 1,2 millones de ejemplares de esta majestuosa especie campan por las dehesas de Cáceres y Bajadoz para el disfrute tanto del estómago como del bolsillo de sus habitantes. Pero en los últimos años se ha encontrado en este territorio algo más rentable que juntar a este animal con las bellotas que crecen en su tierra. La energía solar es el nuevo 'oro extremeño' que ha captado la atención de los gigantes energéticos.

Empresas como Iberdrola, Naturgy, Repsol o Acciona, obsesionadas por abandonar el petróleo y el gas antes de 2050, han desplegado en los últimos años sus proyectos más ambiciosos de plantas fotovoltaicas en la región. "La calidad que tiene la luz solar para la producción de energía, sumado a que Extremadura tiene un gran amplitud de terreno llano que no es fértil para el cultivo, lo convierten en lugar perfecto para la instalación", describe Israel Gómez, socio de Energías Renovables y Project Finance del despacho GOLD Abogados. "Otros puntos clave son la agilidad burocrática que está teniendo la Junta para poner en marcha estos proyectos y la facilidad de los bancos para financiar proyectos en un región sin grandes incertidumbres", añade. 

Esta receta ha disparado la producción de energía fotovoltaica en la región un 120% en el último año, de los 564 de 2018 a los 1.247 megavativos con los que se cerraron 2019. Y, tras desvelar el pasado 15 de junio el borrador del Plan Extremeño de Energía y Clima, que es la hoja de ruta que marcará el futuro de Extremadura en este sector hasta 2030, los extremeños se preparan para un futuro a medio plazo que les convertirá en la fábrica de energía verde de España. "Aunque jamás abandonaremos el cerdo ibérico", matiza a Vozpópulila consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad de la Junta, Olga García

García y su equipo estiman que su plan verde creará 79.621 empleos en los próximos 10 años. Un dato destacable si se tiene en cuenta que del 1,06 millones de habitantes de la región, sólo 495.500 personas están en edad de trabajar y un 23,5% de ellos está en el paro, frente al 13,8% de desempleo en toda España. Además, en los últimos cuatro años, la región es la quinta Comunidad Autónoma que más población pierde, entre un 0,4 y un 0,7% al año. 

Tenemos una oportunidad con la energía verde, pero nuestra obligación es que se haga de una manera sostenible"

Olga García, consejera de Transición Ecológica de la Junta de Extremadura

Extremadura necesita un impulso económico para retener a sus habitantes y la placas solares que están invadiendo su dehesa se presentan como candidatas. "Tenemos una oportunidad con la energía verde, pero nuestra obligación es que se haga de una manera sostenible y revisar con lupa cada proyecto que se está poniendo en marcha", explica la consejera. "En la hoja de ruta hasta 2030 hay una previsión de ocupación de producción de energía renovable que no supera el 1% de toda la superficie extremeña", matiza. 

Un 'boom' para los gigantes

Aragón, Asturias y Castilla y León han sido los principales destinos para estos proyectos en España hasta la fecha. Pero, los niveles de ocupación que ya registran estos territorios y las incertidumbres que ofrecen otras regiones como Cataluña han provocado que los inversores pongan el foco en territorios que han ido a una menor velocidad como son Murcia o, sobre todo, Extremadura

"Se puede decir que los proyectos renovables en Extremadura están de moda. Tanto fondos extranjeros como pequeñas empresas nacionales han acelerado en el último año su inversión", asegura Israel Gómez. "Recibimos propuestas de todo tipo de empresas e inversores cada semana, sí es cierto que el 'boom' mediático ha llegado cuando los gigantes del sector han desplegado sus proyectos", apunta la representante del Gobierno extremeño. 

El pasado mes de abril, en pleno estado de alarma, Iberdrola puso en marcha la planta fotovoltaica más grande de Europa en Badajoz. Con una potencia instalada de 500 megavatios, y una inversión cercana a los 300 millones de euros, este 'monstruo' de 1.000 hectáreas abarca los municipios de Usagre, Hinojosa del Valle y Bienvenida. Para su construcción se necesitó a 1.200 trabajadores, de los que un 70% eran extremeños.

"Iberdrola ha puesto a Extremadura en el centro de su estrategia renovable en España, donde prevé la instalación de más de 2.000 MW fotovoltaicos a 2022", explican desde la compañía. La energética prevé iniciar en breve la construcción de Campo Arañuelo (Arañuelo I, II y III), de 150 MW de potencia. Otro desarrollo generará hasta 200 empleos en su construcción y tendrá "una alta implicación local", aseguran. 

Planta fotovoltaica en Extremadura
Planta fotovoltaica en Extremadura

Este mismo lunes, Acciona ha inaugurado en el embalse de Sierra Brava, en término municipal de Zorita (Cáceres), la primera planta solar fotovoltaica flotante conectada a la red eléctrica de España. Mientras, Repsol comenzó en el mes de julio a construir su mayor parque fotovoltaico, Valdesolar, en el municipio de Valdecaballeros (Badajoz). Esta instalación tendrá una potencia total instalada de 264 megavatios y, con una inversión de 200 millones de euros.

Por su parte, Naturgy arrancó en el mes de junio un proyecto de 522 hectáreas en las localidades cacereñas de Aldeacentenera y Torrecillas de la Tiesa para instalar 300 megavatios (MW), con una inversión por encima de los 150 millones de euros. Una planta que está a unos cincuenta kilómetros por carretera de la Central Nuclear de Almaraz.

La cercanía entre la planta que prepara Naturgy y la histórica central nuclear evidencia el pasado y el futuro energético tanto de Extremadura como de España. Mientras que la central lucha por seguir encendida hasta 2028, el proyecto fotovoltaico promete formar parte de una senda verde que, si todo sale como prevén en el Gobierno extremeño, inyectará 1.848 millones de euros en los hogares extremeños en los próximos 10 años. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba