EMPRESAS

Zed "enturbió" su realidad financiera llevando una contabilidad "irregular"

La administración concursal de Zed Worldwide advierte que la compañía tecnológica llevó a cabo operaciones con miembros de su consejo de administración que podrían ser fraudulentas si se constatase que las mismas no aportaron ningún valor a la empresa.

Javier Pérez Dolset, de Zed Worldwide.
Javier Pérez Dolset, de Zed Worldwide. Efe.

Zed Worldwide, la empresa tecnológica española controlada por la familia Pérez Dolset, incurrió en irregularidades contables "enturbiando la verdadera situación económica de la sociedad". La compañía contabilizó activos que no debía haber reflejado en su balance mostrando una situación patrimonial sobrevalorada, afirma la administración concursal nombrada por el juez en el concurso de la compañía.

Zed Worldwide fue declarada en concurso de acreedores el pasado mes de noviembre. Javier Pérez Dolset, presidente de la compañía, denunció antes de solicitar concurso de acreedores una supuesta trama delictiva orquestada por accionistas rusos de la empresa encaminada a provocar su quiebra. La Fiscalía Anticorrupción investiga posible delito de insolvencia punible. 

En su informe, el administrador concursal -Jordi Albiol, del despacho Rousaud Costas Duran- advierte de operaciones vinculadas entre Zed Worldwide y miembros de su consejo de administración -controlado por miembros de la familia Pérez Dolset-, así como de una contabilidad irregular y sobrevaloración de activos.

Zed se declaró en concurso con un pasivo de 369 millones, una de las mayores quiebras en España de 2016

El administrador designado por el juez del concurso de Zed destaca la negativa evolución del negocio y financiera de la compañía para explicar su actual situación de insolvencia: la tesorería de la empresa pasó de 30,5 millones en 2013 a 8,9 millones; el fondo de maniobra, de 42,5 millones a 9,9 millones en los mismos años; las pérdidas, de 24 millones a 48,5 millones. La cifra de negocio era en 2013 de 26,5 millones, y de 0,1 millones en 2015. La administración concursal concluye que el pasivo con el que la empresa se declaró en concurso de acreedores fue de 368,9 millones de euros, una de las mayores quiebras sucedidas en España el pasado año.

La administración concursal de Zed Worldwide enumera varias incidencias en la contabilidad de la compañía que podrían ser "irregulares", operaciones vinculadas que podrían ser "fraudulentas", así como una complicada estructura internacional que podría tener como objetivo fiscal "ocultar y separar administración y propiedad".

Desde la compañía se indicó el viernes a Vozpópuli que se está aclarando al administrador concursal las lagunas contables. Sobre las operaciones vinculadas, informó el portavoz de Zed Worldwide "tanto la Administración Concursal como la Policía y Fiscalía española están especialmente interesadas en conocer el concepto de una serie de facturas pagadas al periódico La Razón, y sobre las que han solicitado el soporte físico de las mismas".

El administrador nombrado por el juez advierte que la empresa tecnológica contabilizó "partidas de activo que no deberían haberse reflejado en el balance" mostrando una "situación patrimonial sobrevalorada, como es el caso de la activación de bases imponibles negativas". Zed Worldwide "ha incurrido en dicha irregularidad contable, enturbiando la verdadera situación económica de la sociedad".

La compañía, ante el descenso de los ingresos, en lugar de ajustar en la misma proporción la partida Otros gastos de explotación, la aumentó en 2015. El administrador concursal indica que debe analizar si dichos gastos "están relacionados con la actividad de la empresa, ya que si no fuese así se podría tratar de una de las posibles vías para descapitalizar la sociedad". Sobre las cuentas del ejercicio 2015, el administrador concursal advierte que estas fueron reformuladas "si bien dichas cuentas no han sido depositadas" y que "ha existido un incumplimiento de las normas contables".

La administración concursal destaca que se han detectado operaciones de los miembros del consejo de administración de Zed "y su entorno", pudiendo "haberse realizado prácticas fraudulentas si se constatase que dichas operaciones no han aportado ningún valor a la concursada".

Estructura internacional

Javier Pérez Dolset activó en el año 2012 la conocida como Operación Zeus para trasladar las acciones de la española Zed Worldwide a una nueva sociedad holandesa, Zed+. En dicha operación Pérez Dolset se alió con empresarios rusos, entre ellos el grupo VimpelCom. Desde entonces, Zed Worldwide tiene como primer accionista a Zed+, con el 77,4%; Grupo Planeta, con cerca del 20%; y otros pequeños accionistas.

La Justicia estadounidense también investiga a VimpelCom y su relación con Zed. La compañía rusa de telecomunicaciones fue sancionada por el regulador del mercado de Estados Unidos, SEC (sus siglas en inglés) con más de 795 millones de dólares el pasado año. El organismo estadounidense acusa a la operadora de telecomunicaciones rusa de sobornar a funcionarios del Gobierno de Uzbekistán para lograr licencias de actividad.

El administrador concursal de Zed Worldwide manifiesta que la compleja estructura internacional de la compañía, una red de sociedades nacionales e internacionales, "si bien son legales", podría tener como "objetivo fiscal ocultar y separar administración y propiedad, con el fin de reducir responsabilidades".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba