Uber El precio de las licencias de taxi se hundirá a la mitad tras la liberalización, dice Uber

La compañía presenta un informe donde asegura que el "monopolio" de los taxistas encarece cada viaje en unos 5 euros de media.

Un usuario emplea Uber
Un usuario emplea Uber VP

Un propietario de licencia de taxi factura cada año en Madrid y Barcelona entre 55.000 y 65.000 euros. Con estos ingresos brutos, muchos se pueden permitir tener a trabajadores contratados a los que pagan algo más de 20.000 euros de media y aún así tener unos ingresos muy notables sin dedicarse a la actividad taxista. Así lo asegura un informe de Analistas Financieros Internacionales (AFI) encargado por Uber y que pinta un futuro muy negro para los propietarios de licencias de taxi, algo menos de 70.000 en todo el país, que podrían ver cómo sus propiedades (obtenidas mediante compraventa en el mercado secundario por precios raramente inferiores a los 120.000 euros) se deprecian entre un 40% y un 50%.

El mercado del taxi supone anualmente unos 3.000 millones de euros, de los que un tercio son en Madrid.

En la capital y en Barcelona cada viaje de taxi vale de media 14 euros, según ha calculado AFI, y el ámbito "monopolístico" en que se mueve este sector produce que cada viaje se encarezca en 4,9 euros. Es decir, los viajes en taxi costarían de media 9 euros de producirse una liberalización. "Las rentas monopolísticas del taxi ascienden a 20.357 euros anuales" por licencia, que sería la cantidad de más que los dueños de licencias se embolsan como resultado de la contingentación de su sector y el control administrativo de la competencia. Sin embargo, en el futuro perderán parte de esta cantidad, dado que varios miles de licencias VTC van a entrar en el mercado en los próximos meses gracias a la actividad de algunos abogados que descubrieron una falla en la ley Ombuds. Algunos expertos aseguran que hasta 10.000 licencias VTC podrían entrar en el mercado, causando menores ingresos especialmente en las ciudades por las que apuesten las app como Cabify o la propia Uber.

El resultado, según el country manager de Uber, Carles Lloret, será que "el valor de las licencias de taxi caerá entre un 40% y un 50%". El responsable de Uber ha asegurado que ante esta situación, su interés es trabajar con la administración para una transición ordenada del sector del taxi que "no deje a nadie atrás".

En este aspecto, por su parte, Uber coincide con Fedetaxi, la federación mayoritaria de taxistas, quien en una reciente comunicación solicitó la "reestructuración" del sector mediante devolución de licencias dada la "sobreoferta" que tiene el sector.

Uber prevé bajar precios

Hay que tener en cuenta que todos los cálculos se hacen bajo un escenario calculado con las premisas de AFI, que considera que el transporte público no llega a todos lados y que "el vehículo privado de uso público (taxi o VTC) podría cubrir la última milla con insignificantes rupturas de carga y a un coste muy conveniente gracias a la tecnología". Para que fuera rentable, sin embargo, sería deseable que se permitieran algunas cosas que hoy en día la ley prohíbe, como compartir coche en trayectos urbanos (carpooling).

Por otra parte, la compañía considera que un autónomo que trabaja con ellos se embolsa ahora mismo entre 1.500 y 1.600 euros al mes trabajando 50 horas, lo cual opina que es un sueldo "muy digno", mientras que con esta bajada prevista por una mayor competencia de licencias se ganarían entre 1.300 y 1.400 euros netos. Para la compañía, sin embargo, hay que tener en cuenta que ellos abogan por un empleado autónomo que pueda compaginar distintas aplicaciones.

El informe ha sido desarrollado durante varios meses por el centro de estudios, con 600 entrevistas en Madrid y 600 en Barcelona sobre población general. El informe propone que, a pesar de que se liberalizara la entrada de licencias VTC (para coche con conductor), los taxis seguirían teniendo ventajas competitivas y una "posición de monopolio" gracias a que pueden usar carriles de preferencia, paradas de taxi, o ser parados en la calle, mientras que las VTC sólo pueden ser contratadas mediante app.

Las predicciones más optimistas son las relativas al abandono del vehículo particular ya que se considera que con la bajada de precio medio en viajes VTC, decenas de miles de ciudadanos de las dos ciudades abandonarían el vehículo para pasarse a este sistema de transporte. Esto estaría por ver, pero para que ocurriera debe ser acompañado por medidas punitivas contra el vehículo particular.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba