PIB

El PIB repunta un 16,7% en el tercer trimestre y deja la caída anual en el 8,7%

España sale así de la 'recesión técnica', pero no evitará cerrar el año 2020 con una caída anual del PIB por primera vez desde 2013

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.
La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. Europa Press

La economía española repuntó un 16,7% en el tercer trimestre del año, gracias al auge del consumo de las familias durante el verano, y redujo la caída interanual del PIB hasta el -8,7% a cierre de  septiembre, según publica este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta subida histórica que se registró en el periodo junio-septiembre ha permitido a España salir de la 'recesión técnica', en la que entró durante los meses más duros de la pandemia al encadenar dos trimestres de caída del PIB. Sin embargo, esta mejora será insuficiente para evitar que el país cierre el año 2020 con un retroceso de su economía por primera vez desde el año 2013.

El avance trimestral del PIB en el tercer trimestre, que el INE deberá confirmar el próximo 23 de diciembre, supera las previsiones que manejaba el Gobierno, que apuntaba a un crecimiento trimestral del entorno del 13%. 

Nadia Calviño, vicepresidenta económica, ha señalado que los datos "muestran la fuerte reactivación de la economía y el empleo durante el tercer trimestre del año. En un contexto atípico, marcado por los rebrotes y por la ausencia de turismo internacional, la economía española ha crecido más de un 16%, se han creado casi 570.000 puestos de trabajo, y han salido un 80% de los trabajadores en ERTE. Contamos, por tanto, con una buena base para la recuperación económica".

En términos trimestrales, se trata del mayor repunte trimestral del PIB desde el tercer trimestre de 1972, cuando subió un 2,2%, después de las caídas récords que trajo el coronavirus: del 5,2% en el primer trimestre y del 17,8% en el segundo. 

El consumo de los hogares se dispara un 20,7%

El consumo de los hogares fue el principal responsable de la recuperación del PIB en el tercer trimestre, con un repunte del 20,7% después de la caída de casi el mismo valor (-20,4%) del segundo trimestre.

Las familias dispararon un 60,9% el gasto en bienes duraderos, cuyas compras habían quedado aplazadas durante el segundo trimestre. El efecto 'demanda embalsada' de este tipo de productos (electrodomésticos, vehículos, etc.) disparó esta partida.

Creció también la inversión de las empresas (medida a través de la Formación Brutal de Capital), un 17,8%. En concreto, las compañías aprovecharon el verano para comprar material de transporte (+69,7%). La inversión en vivienda, por su parte, creció un 16,6%, frente al retroceso del 22,6% del segundo trimestre.

Mientras, el gasto público aumentó entre julio y septiembre un 1,1%, ocho décimas más que en el segundo trimestre, mientras que el gasto en consumo de las instituciones sin fines de lucro y al servicio de los hogares retrocedió un 0,4%, frente al aumento del 0,2% del trimestre previo.

En tasa trimestral, el repunte del PIB fue gracias al incremento de la aportación de la demanda nacional, aunque en tasa anual restó 7,8 puntos a la variación interanual del PIB en el tercer trimestre, 11 puntos más que en el segundo trimestre. Por su parte, la demanda externa restó 0,9 puntos, lo que supone 1,8 puntos más que en el trimestre pasado.

Las exportaciones y las importaciones también se recuperaron durante el verano, con subidas del 9,5% y 7,6%, respectivamente. Ambas variables siguen, no obstante, por debajo de los niveles de 2019 (-5% interanual las importaciones y -6% las exportaciones.

Evolución del empleo

Para medir el empleo, se aconseja seguir la evolución de las horas efectivamente trabajadas, ya que éstas dejan fuera a los trabajadores que están en ERTE y siguen considerándose ocupados pese a no trabajar. 

Esta variable se disparó en el tercer trimestre un 24,7% respecto al trimestre anterior. Esta tasa refleja un mayor crecimiento que la de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo (que aumenta un 16%, lo que supone 33,7 puntos más que en el segundo trimestre) debido al aumento que se observa en la jornadas medias a tiempo completo (+7,5%).

En términos interanuales, las horas trabajadas caen un 6,2%, tasa 18,7 puntos superior a la del segundo trimestre. Por su parte, los puestos equivalentes a tiempo completo retroceden un 5,5%, esto es, 12,9 puntos más que en el segundo trimestre, lo que supone que en un año se han destruido 1,01 millones de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba