Pensiones

¿Cómo se calculan las pensiones?: las claves para entender los problemas del sistema actual

El malestar generalizado por las pensiones 2018 ha estallado tras el anuncio de que la subida de este año corresponderá a tan solo un 0,25%

Las claves para entender la situación de las pensiones
Las claves para entender la situación de las pensiones

Las pensiones vuelven a ser un tema principal de preocupación y debate social, como siempre que llega el momento de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.

Sin embargo, este año parece que se ha llegado a un límite que los pensionistas consideran excesivo, hasta el punto de que federaciones de jubilados y pensionistas de UGT y CCOO llevan días organizando marchas en diferentes ciudades españolas.

La subida del 0,25% de las pensiones, el detonante

El malestar generalizado por las pensiones 2018 ha estallado tras el anuncio de que la subida de este año corresponderá a tan solo un 0,25%, cuando según el Instituto Nacional de Estadística (INE) identifica que el Índice de Precios al Consumo (IPC) interanual supera el 1%.

Este mínimo 0,25% se ha convertido en una seña de identidad y defensa de la integridad de los pensionistas, que exigen en sus marchas una subida digna y ajustada a las necesidades del consumo real.

¿Por qué sube el Gobierno solo un 0,25% las pensiones?

La subida de las pensiones es completamente legal por parte del Gobierno, pero siempre en base a haber reformulado una ley que les conviene, como es la relativa a la propia reforma de las pensiones.

Esta ley identifica que las pensiones en España deben subirse un mínimo de un 0,25% hasta un máximo que iguale al IPC y lo incremente con un 0,50% por encima.

El resultado de la reforma de las pensiones ha motivado que durante 5 años consecutivos el Consejo de Ministros anuncie que se aplica la subida mínima, es decir, del 0,25%. Por tanto, lleva 5 años seguidos ajustándose al mínimo que marca la ley.

Situación actual de las pensiones en España

Con la subida del 0,25% de las pensiones en España, vuelve a modificarse los valores mínimos y máximos en estos ingresos, que reciben más de 10 millones de españoles.

Por un lado, las pensiones mínimas en España subirán de 637,7 euros a 639,3 euros mensuales para las personas que no tengan cónyuge, así como hasta los 606,7 euros en caso de tenerlo pero no estar a cargo.

El incremento es algo más notorio en el caso de las pensiones mínimas por jubilación para mayores de 65 años con cónyuge a cargo, dado que se incrementa desde los 786,86 euros hasta los 788,9 euros.

En el caso de las pensiones máximas los 2.573,7 euros mensuales se incrementan hasta los 2.580,1 euros.

Cómo calcular las pensiones

El pago de las pensiones es uno de los temas que más preocupa a la sociedad española, en parte por el desconocimiento para saber cómo realizar este cálculo de las pensiones.

El hecho de que se haya aprobado continuas reformas sobre el valor final de las pensiones por la Seguridad Social en España, no facilita precisamente este cálculo.

En primer lugar, hay que tener en cuenta las condiciones por las que se puede solicitar una pensión contributiva. A nivel general se relacionan con la edad del contribuyente y sus años de cotización acumulados.

En la actualidad (desde el año 2013) estos valores se sitúan en 65 años de edad y 15 años de cotización. A partir de 2027 la edad ascenderá a los 67 años y desde 2022 los años de cotización deben ser al menos 25.

Cumplidas las condiciones, para calcular las pensiones hay que identificar la base reguladora, es decir, la media de cotización realizada durante los últimos años. Por tanto, a partir de 2022 se tendrá que calcular la media de lo que se ha cotizado mensualmente los últimos 25 años.

Al valor de la base reguladora, también le afecta el número total de años cotizados, que cuanto mayor sea, más incrementará el valor de la pensión, aunque hay un tope en el cálculo, que a su vez se incrementa anualmente.

Si no se llega a este tope, no se recibe el 100% de la pensión y se debe aplicar los conocidos como coeficientes de reducción, que supone una rebaja del importe final, en función del tiempo cotizado.

Por último, aunque no se aplica todavía, a partir de 2019 se podría imponer el factor de sostenibilidad, que argumenta la inclusión en el cálculo de las pensiones del valor de la esperanza de vida. Según este factor, cuanto más se incremente la esperanza de vida, la pensión inicial sufrirá una disminución equivalente.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba