Economía

La cerveza pierde fuerza en 2018 por el mal tiempo y la caída del turismo

El sector reconoce que el último año no ha sido "para tirar cohetes". Heineken ha sido el primero en manifestar este freno del consumo del 'oro líquido' en la cuentas anuales que ha presentado esta semana

Copas de cerveza
Copas de cerveza Cerveceros España

2018 no ha sido el mejor año para el sector cervecero. El 'oro líquido' ha mantenido su protagonismo tanto en la hostelería como el gran consumo español, pero el sector asegura que no ha sido un año "para tirar cohetes". Los cerveceros achacan esta bajada del consumo al mal tiempo en verano y a la caída del turismo. 

"Dos fenómenos que afectan, principalmente, al canal Horeca", detalla Jacobo Olalla, director general de Cerveceros de España, asociación que aglutina cerca del 100% de la producción del país. Porque la hostelería es el principal punto de consumo. Según los últimos datos de 2017, el 63% de la cerveza que se bebió en España llegó a través de este canal. "Todavía es pronto porque estamos recopilando los datos de 2018, pero lo cierto es que se aprecia cierto frenazo y no hay que olvidar venimos de un 2017 extraordinario", añade. 

Las lluvias que tuvieron lugar enjulio y septiembre retiraron a muchos cerveceros de las terrazas. Según los datos de Cerveceros España, en este período se concentra más del 30% del consumo total del año gracias a que el clima y esta actividad social en las terrazas dispara la demanda de esta bebida. 

El turismo es otro de los factores que ha lastrado a la cerveza española en 2018. Un fenómeno que también está marcado por la época estival, donde casi una de cada cuatro cervezas es consumida por los turistas. Este verano la cifra de visitantes extranjeros ha caído levemente. "No obstante, hay que recordar que el gasto del turismo ha aumentado y esto puede resultar positivo al sector cervecero", afirma Jacobo Olalla.

Heineken da la primera alerta

El impacto de estos dos factores se concretarán en los próximos meses cuando de Cerveceros España presente su informe anual.  Aunque uno de sus asociados ya ha dado la primera alerta. Heineken presentó esta semana sus cuentas anuales a nivel global y le dedicaba unas líneas a la situación que se ha vivido en este 2018 en España. 

"En España, el volumen de cerveza ha caído en un dígito debido al mal tiempo en la primera mitad del año y al turismo que se ha comportado por debajo de las expectativas en mercados regionales clave", detalla el dueño de Cruzcampo en sus cuentas.

Sede de Heineken en Sevilla
Sede de Heineken en Sevilla

Además de los resultados de Heineken, otro indicador de este escenario es el comportamiento de sus bebidas 'rivales'. Coca Cola informó esta semana al mercado que su negocio en España había caído un 1,5% frente a 2017 y hablaba de una 'moderada' bajada del consumo de su bebida en el país. 

El resto de grandes cerveceros prefiere ser prudente hasta presentar sus cifras. Mahou San Miguel, Damm y Estrella Galicia, que junto con Heineken producen el 93% de la cerveza en España, presentarán próximamente sus cifras de negocio y todo apunta a un leve descenso en comparación con 2017, como afirma su asociación. 

La incertidumbre afecta

El sector está de acuerdo en que las lluvias de verano y la menor afluencia de turistas es clave para el pinchazo de la cerveza en 2018. Pero en segundo lugar aparecen otros fenómenos que también afectan en la bajada del consumo. Y la incertidumbre política, social y económica frena las ganas de beber 'oro líquido'.

"La cerveza es un indicador adelantado de la confianza del consumidor, ya que cuando tienes incertidumbres de este tipo tu consumo de productos como la cerveza desciende", explica Jacobo Olalla. Y 2019 vuelve a estar cargado de incertidumbres, aunque esperan que el sol vuelva en verano para quitar todos los males y llenar de cervezas las terrazas. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba