Noticias de Uber Golpe a Uber: Europa da la razón a los taxistas y determina que es un servicio de transporte

La sentencia de este miércoles hace referencia específicamente al servicio entre particulares de UberPop, servicio que está prohibido en España desde 2014. Actualmente, Uber opera en el país con las licencias de vehículos con chófer (VTC)

El tan esperado fallo llegó. Después de manifestaciones, de huelgas y de denuncias, los taxistas han conseguido su victoria. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictaminado este miércoles que Uber es un servicio de transporte, como alegan los taxistas, y no meramente una plataforma digital de intermediación, como sostiene la empresa estadounidense. 

El tribunal con sede en Luxemburgo ha examinado el litigio que enfrentaba a Uber en los juzgados de Barcelona con la Asociación Profesional Elite Taxi, que agrupa al gremio de taxistas en la capital catalana y acusa a la marca estadounidense de competencia desleal por su servicio 'UberPop'.

Corresponde "a los Estados miembros regular las condiciones de prestación de estos servicios", según el TJUE

En el comunicado de prensa difundido este miércoles, el tribunal estima que debe considerarse que el servicio de intermediación de Uber "forma parte integrante de un servicio global cuyo elemento principal es un servicio de transporte". En consecuencia, sostiene, "no responde a la calificación de 'servicio de la sociedad de la información', sino a la de 'servicio en el ámbito de los transportes".

En este sentido, el órgano ha subrayado que corresponde "a los Estados miembros regular las condiciones de prestación de estos servicios, siempre que se respeten las normas generales del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea".

La letra pequeña

La sentencia de este miércoles hace referencia específicamente al servicio entre particulares de UberPop, servicio que está prohibido en España desde 2014. Hoy por hoy, la compañía estadounidense opera en el país bajo las licencias de vehículos con chófer (VTC), por lo que la decisión no representará mayor cambio a la situación actual. 

La sentencia hace referencia específicamente al servicio de UberPop, prohibido en España desde 2014

Fedetaxi, la asociación mayoritaria en el sector del taxi, asegura que Uber podría tener que afrontar en España sanciones por más de 5.000 millones de eurosUber, por su parte, ha insistido en otras ocasiones en que el fallo no se va a traducir en un cambio significativo, porque ya opera sujeto a la legislación sobre transporte en la mayoría de países de la Unión Europea; entre ellos, España.

Este es el primer caso que la Justicia europea examina sobre Uber. Hasta ahora, en el sector del transporte, el tribunal ha recibido denuncias de cuatro países (Alemania, España, Francia y Hungría). 

Mala racha

El fallo europeo de este miércoles se suma a la lista de malas noticias para Uber. Desde denuncias de acoso sexual, pasando por campañas en redes que claman su cierre y por la suspensión de su licencia de transporte en Londres, hasta renuncias. Demasiadas en muy poco tiempo: los primeros fueron Brian McClendon (videpresidente de mapas de negocios) y Ed Baker (jefe de crecimiento y producto). Les siguieron Jeff Jones (presidente de Uber y número dos de la empresa), Rachel Whetstone (jefa de Política Global y Comunicaciones) y, finalmente, Travis Kalanick (consejero delegado).

En un intento por levantar cabeza, el pasado octubre el consejo de la compañía ofreció el cargo de consejero delegado a Dara Khosrowshahi (Teherán, 1969), responsable de Expedia desde 2005.

Dara Khosrowshahi.
Dara Khosrowshahi. EFE

En términos financieros, el panorama tampoco ha sido positivo. Aunque Uber logró ingresar 6.500 millones de dólares, según datos publicados por Bloomberg en los que no se incluye el negocio de China (vendido el verano pasado), las pérdidas registradas rondaron los 2.800 millones de dólares. 

En el caso español, la filial (Uber Systems Spain SL) ha declarado ante el Registro Mercantil ingresos de 1,42 millones de euros en 2016, un 12,6% más que la cifra registrada en 2015 (1,26 millones), y unos beneficios de 83.401 euros (frente a los 63.222 de 2015). 

Tres años en España

La historia de Uber en España empezó en marzo de 2014, cuando constituyó su filial en el país con una estructura fiscal similiar a la de otras compañías tecnológicas. La intención: reducir al máximo su tributación.

El primer año fue accidentado. La compañía se vio afectada por una serie de medidas cautelares que la obligaron a cesar las operaciones de UberPop. En 2016, la compañía fundada por Travis Kalanick cambió su estrategia y se valió de las licencias de vehículo de alquiler con conductor (VTC) para volver al mercado español.

Desde entonces, la cifra de ingresos de la compañía ha crecido, pero no la de personal. La compañía, que empezó en 2014 con cuatro trabajadores, registra en 2016 la misma cifra que en 2015: ocho empleados fijos en plantilla, según datos aportados al Registro Mercantil. 

Entre todos los ejercicios presentados (2014, 2015 y 2016), la filial de Uber España ha pagado a Hacienda unos 75.845 euros: 9.450, en 2014; 38.000, en 2015; y 28.395, en 2016.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba