Turismo

Thomas Cook presiona a los hoteleros de Canarias y Baleares para que bajen precios

El turoperador quiere salvaguardar sus ventas ante la importante caída prevista del turismo extranjero en las islas por la recuperación de destinos competidores como Turquía, Egipto o Túnez

Thomas Cook presiona a los hoteles de Canarias y Baleares para que bajen precios
Thomas Cook presiona a los hoteles de Canarias y Baleares para que bajen precios EFE

Thomas Cook está "presionando" a los hoteleros de Canarias y Baleares con los que trabaja para que rebajen los precios este verano, sobre todo en los meses de menos demanda -septiembre y octubre-, según confirman fuentes del sector a Vozpópuli. El turoperador tiene una importante presencia en los mercados de sol y playa españoles, muy golpeados por la recuperación de otros destinos competidores del Mediterráneo como Turquía, Egipto o Túnez, con precios más bajos y una oferta muy similar. 

Según las últimas previsiones de la patronal hotelera Cehat, este verano llegarán a España un 10% menos de viajeros alemanes, el segundo mercado emisor más importante después del británico. Y las más afectadas serán las islas, con gran dependencia de estos países, especialmente Mallorca, Menorca, Gran Canaria y Fuerteventura.

Desde Cehat destacan también que la llegada de turistas nórdicos al archipiélago canario se redujo un 12% este invierno -la época en la que más suelen viajar- respecto al año anterior. Este panorama está causando estragos a Thomas Cook, que ahora fuerza a los alojamientos a rebajar los precios con descuentos y ofertas, según informan a este medio fuentes cercanas al hecho.

El propio CEO del grupo turístico, Peter Fankhauser, aseguraba recientemente en una rueda de prensa en Mallorca que "este año no será fácil" y que por ese motivo decidieron a principios de año "reducir la cantidad de asientos disponibles en sus vuelos y las camas de los hoteles en los destinos", buscando "concentrarnos en trabajar con nuestros socios más fuertes". "Tenemos menos vacaciones para vender este verano", comentaba.

Thomas Cook atraviesa una importante crisis financiera tras la pérdida de 1.880 millones de euros registrada en su primer semestre fiscal de 2019

El consejero delegado aseguraba que "España ha sido nuestro destino más popular durante más de 50 años y seguirá siendo el número uno" pero "estamos viendo un cambio en la demanda en el Mediterráneo oriental, especialmente en Turquía, así como en las familias que regresan a Egipto y Túnez". En ese momento lanzaba públicamente la petición a los hoteleros: "Necesitamos que nuestros socios nos apoyen con grandes descuentos para atraer clientes".

Fuentes del sector explican a Vozpópuli que el turoperador sólo puede ejercer esta "presión" sobre los establecimientos que tienen una relación muy directa con él porque trabajan bajo un contrato de garantía, es decir, que asegura al hotel los ingresos independientemente de la ocupación. "Tratan de zafarse de un compromiso contractual porque tienen un problema financiero intenso", señalan dichas fuentes. 

Thomas Cook atraviesa una importante crisis financiera tras la pérdida de 1.880 millones de euros registrada en el primer semestre fiscal de 2019, comprendido entre el 1 de octubre y el 31 de marzo. Esta cifra es 6,6 veces mayor que las pérdidas netas registradas en el mismo periodo el año anterior (283 millones de euros), lo que le ha obligado a poner en venta su negocio aéreo para recuperarse. 

Cae la rentabilidad

Desde la Asociación Hotelera de Menorca (ASHOME) reconocen que "las negociaciones están siendo más difíciles que el año pasado con los turoperadores, porque exigen más servicios que antes ante la gran bajada de precios nuestros destinos competidores". "Tenemos constancia de una bajada de ocupación este verano, lo que puede provocar que algunos hoteles busquen ofertas para mejorar la rentabilidad", aseguran. 

Según una encuesta realizada por la patronal hotelera Cehat, los hoteles españoles esperan una rentabilidad entre julio y septiembre aún menor que la del año pasado, bajando del 43,76% en 2018 al 40,81% en 2019, frente a la tendencia alcista de 2016 (87,44%) o al máximo alcanzado en el verano de 2017, con una rentabilidad del 95,45%. 

Desde la Asociación de Menorca apuntan que la rentabilidad no sólo bajará por el precio, también por la reducción de la estancia media de los turistas extranjeros en nuestras fronteras. Una idea apoyada por el lobby turístico Exceltur, que asegura que "el abaratamiento de los precios del transporte aéreo permiten la realización de viajes más cortos sin la necesidad de amortizar el precio del billete con un más días de estancia". 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba