Deportes

Expulsado por hablar catalán un entrenador de tenis de mesa durante el Campeonato de España

Carles Font, junto al equipo femenino alevín.
Carles Font, junto al equipo femenino alevín. Facebook

Carles Font, entrenador del club Tenis Taula (tenis de mesa) Cassà, fue expulsado durante un partido por animar a sus jugadores en catalán. “¡Vinga, va, som-hi Andreu! (¡Venga, va, vamos Andreu!), gritaba el técnico a uno de sus niños. En ese momento, según cuenta el diario La Vanguardia, el árbitro paró el partido y le dijo a Font que “hablara en español”.

Se disputaba el campeonato de España de tenis de mesa de categorías benjamín, infantil y sub-23 en Blanes (Gerona). "El entrenador trató de explicar al árbitro que tan solo estaba 'animando al jugador' y que no le estaba dando órdenes técnicas, una acción no permitida. Font fue amonestado con tarjeta amarilla y trató de defenderse de lo que consideraba 'un abuso' -relata el periódico barcelonés-. '¿Se puede animar en chino y en inglés y no en catalán? No estoy incumpliendo ningúna norma y así seguiré', respondió el técnico, según se refleja en la reclamación que el Tenis Taula Cassà ha presentado a la Federación Española por una decisión que consideran injusta”.

"¿Se puede animar en chino y en inglés y no en catalán? No estoy incumpliendo ningúna norma y así seguiré", le dijo el técnico al colegiado

Dada la negativa de Font a hablar en castellano, el colegiado le expulsó. El entrenador se dirigió a la juez-árbitro del campeonato, Carmen Torrado, que le dijo que no podía hacer nada en aquel momento porque el partido estaba en juego. Y además le recordó que ya no podría regresar a la pista porque estaba expulsado.

Mientras tanto, el niño (Andreu) de 11 años que estaba jugando levantó la mano para pedirle al árbitro que detuviera el partido "para poder aclarar la situación”. Le tocaba sacar a su rival y el colegiado, inflexible, le conminó para que lo hiciera. Andreu, aturdido, en vez de restar la bola la cogió con la mano y, consiguientemente, perdió el punto. El árbitro advirtió al niño para que siguiera jugando con normalidad bajo la amenaza de expulsarle también. No hizo falta. Perdió el encuentro y fue eliminado del torneo.

 “El más perjudicado de esta situación -declaró Carles Font a la web de la Plataforma ProSeleccions catalanes - es el jugador, porque por culpa de la voluntad de protagonismo del árbitro no pudo concentrarse en el partido. Yo en ningún momento falté al respeto al árbitro y es injusto, vergonzoso y lamentable lo que ha pasado“.

Según el artículo de La Vanguardia, en el club de Cassà de la Selva (Gerona) aseguran que su interés se centra en el “tenis de mesa en exclusiva” y que la política la dejan “para el ámbito privado de cada socio”. “En el local de entrenamiento, los socios utilizan la lengua que quieran, ya sea el catalán, el castellano, el francés o cualquier otra”, explican. Y añaden: “Nuestra motivación no es otra que la de formar a jóvenes deportistas en los valores del deporte, del trabajo, del sacrificio y del compañerismo tanto con el resto de miembros del equipo como con los rivales y los árbitros”.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba