Cataluña

Meritxell Budó: la farmacéutica y portavoz de Torra censora del castellano en las instituciones

La consejera de Presidencia y portavoz del Gobierno autonómico catalán es la protagonista de las últimas polémicas por el uso de la lengua castellana en el Parlamento y en el Palau de la Generalitat

Meritxell Budó.
Meritxell Budó. EFE

Meritxell Budó (1969) ha sido farmacéutica antes que alcaldesa de La Garriga, con el apoyo del único concejal del PP en ese municipio en 2007. En 2008 fue desalojada de la Alcaldía con una moción de censura promovida por el PSC, y volvió a ser elegida en 2011. Su actividad profesional se ha centrado en medicamentos para ganado, como pollos, cerdos, ovinos o bovinos antes de entrar en la política al más alto nivel autonómico.

En su despacho cuelgan retratos de los líderes independentistas, Quim Torra y Carles Puigdemont. La sucesora de Elsa Artadi, que dejó el cargo para centrarse en la campaña municipal de Barcelona. Fue Carles Puigdemont el encargado de anunciar este nombramiento, que confirmó dos días después Quim Torra.

"Felicidades Meritxell Budó por tu compromiso y lealtad. Harás un gran trabajo. Los que te conocemos podemos dar testimonio. Tu experiencia y tus valores enriquecerán el Gobierno de Quim Torra", apuntaba el expresidente.

La portavoz tiene otro fuerte valedor en JxCat. Jordi Turull ha sido uno de los grandes tutores políticos de Budó, que ha ganado más peso desde que el exconsejero está en prisión preventiva. 

Miembro del gobierno independentista de Puigdemont

La exalcaldesa del municipio catalán fue designada hace apenas dos meses como portavoz del Gobierno de Quim Torra, pero ya pertenecía en su etapa como concejal al denominado Consell de la República, un gobierno paralelo pilotado por Carles Puigdemont y Toni Comín desde Waterloo junto con el portavoz de Demòcrates, Antoni Castellà; la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie; los exconsejeros Clara Ponsatí y Lluís Puig, y la abogada Neus Torbisco.

Budó forma parte de la llamada Crida Nacional per la República, una plataforma hecha para ensalzar a Puigdemont, el fugado de la justicia española y que debería recoger el acta en Madrid si pretende ser eurodiputado. A través de este instrumento se ha intentado convencer a ERC para sumarse a JxCat y poner en marcha una nueva unidad política independentista, pero los republicanos de Oriol Junqueras han declinado siempre reeditar el pacto de 2015.

Budó, la polémica portavoz de Torra, ha registrado una serie de polémicas por el uso del castellano por parte de los interlocutores en ruedas de prensa o en sede institucional, como ocurrió en un pleno del Ayuntamiento de La Garriga hace apenas unos meses.

El inexistente pacto para no responder a preguntas en castellano

Budó se ha negado a responder a preguntas en castellano en una rueda de prensa argumentando un supuesto pacto por el cual solo se permite traducir o resumir en la lengua castellana las declaraciones realizadas anteriormente en catalán.

Según ha explicado la consejera, no puede dar respuesta a una cuestión formulada en esta lengua si antes no se había formulado en catalán. Un premisa que es del todo falsa. Hasta ahora, en las salas de prensa de la Generalitat se da prioridad a las radios que emiten en catalán, después a los medios que difunden su información en esta lengua y por último paso a las cuestiones en español.

Una vez realizada la ronda de preguntas, los consejeros realizan, a petición de los periodistas, un resumen o unas declaraciones exactas sobre alguna de las declaraciones realizadas anteriormente en catalán. Este acuerdo no escrito no estipula en ningún momento el veto a preguntas originales en castellano, pese a lo afirmado por Budó.

"En el turno de preguntas en castellano lo que se hace es explicar y repetir aquello que se ha dicho anteriormente en catalán. No hacer dos ruedas de prensa. Yo les pediría que en el turno de preguntas en castellano se limiten a todo lo que se ha preguntado en catalán y, en todo caso, si quieren plantear otro tipo de cuestiones las plantean primero en catalán y después las repetimos en castellano", ha asegurado.

Una afirmación que tuvo su crítica. "Llevo muchos años asistiendo a este acto, pero no recuerdo que haya un acuerdo explícito en esta rueda de prensa que no se puedan hacer preguntas originales en castellano", ha replicado un periodista, quien preguntó: "¿Desde cuándo existe este acuerdo explícito por el que no se puede preguntar originalmente en castellano? ¿No entiendo cómo es posible que no responda una pregunta en castellano sin que antes no se haya formulado en catalán?"

Usar el castellano "es triste y es segregar"

En 2018, criticó a Ángel Guillen, concejal de Ciudadanos, por usar el castellano para felicitar a los andaluces por el Día de la Comunidad. "Creo que ha pasado una cosa que, además de triste, es preocupante. El saludo de Guillen a la comunidad andaluza para celebrar hoy el día de la comunidad andaluza. Que lo ha hecho en castellano".

"Usted, hoy, haciendo este saludo en castellano, lo que ha hecho es segregar a las personas andaluzas", dijo entonces.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba