No hay ninguna fruta mala para la salud, pero hay algunas que son mejores que otras para perder peso. Aunque es cierto que la mayoría contiene mucha fructosa (azúcar), y esto no es recomendable si lo que queremos es perder peso, hay unas en concreto que son buenísimas para deshacernos de la grasa, ya que aceleran el metabolismo, promueven la pérdida de grasa y tienen pocas calorías.

Hoy te proponemos tomar las frutas en zumo. Aunque es más recomendable consumirlas enteras, ahora que llega el verano entran en zumo que da gusto. Además, puedes congelarlas y hacer helados de lo más saludables. Te damos diferentes opciones:

Zumo de granada

El fruto del granado, un pequeño árbol frutal caducifolio de la familia Lythraceae, se caracteriza por tener un bajo valor calórico y en hidratos de carbono., debido a su gran contenido en agua. Además, esta fruta contiene vitamina C y E (contiene 10,2 miligramos de vitamina C por cada 100 gramos). 

Además, la granada posee propiedades antitumorales, anticancerígenas, antioxidantes y antiinflamatorias, debido a los taninos, antocianinas, flavonoides y polifenoles que contiene. Y es una de las mejores frutas para perder peso. Un estudio realizado en el Centro Médico de la Universidad de Leiden, Países Bajos, lo demostró con ratones obesos y resistentes a la insulina. Los investigadores alimentaron a los animalitos con aceite de semilla de granada durante 12 semanas, lo que les hizo adelgazar y perder mucha grasa corporal.

Otra revisión realizada en la Universidad King Saud, Arabia Saudita, determinó que la granada actúa como preventivo contra la obesidad, debido a los taninos, antocianinas, antioxidantes y flavonoides que contiene.

Además, la granada aumenta la saciedad debido a su fibra dietética. Es decir, hace que nos sintamos más llenos durante más tiempo, por lo que comeremos menos. Cada pieza de fruta contiene alrededor de 11,3 gramos de fibra, lo que proporciona el 45% de la necesidad diaria. 

Así que, ya sabes, sólo has de ponerla en la batidora y fin.

La fruta de temporada que te pondrá firme: actúa como la la viagra y te  hace adelgazar - Vozpópuli

Zumo de sandía

El zumo de sandía es dulce, refrescante y muy nutritivo. Además de ser baja en calorías, la sandía es una gran fuente de nutrientes saludables para el corazón como el potasio y las vitaminas A y C, antioxidantes que refuerzan el sistema inmunológico.

También cuenta con un alto contenido de agua, lo que podría ayudarte a perder peso y sentirte más lleno durante más tiempo.

Un estudio de cuatro semanas de duración realizado entre 33 personas comprobó que tomar dos tazas (300 gramos) de sandía fresca al día ocasiona reducciones significativas en el peso corporal, la grasa abdominal, el hambre y los antojos.

Sandía

Zumo de kiwi

Los kiwis son muy ricos en nutrientes y se ha comprobado que su consumo está relacionado con la pérdida de peso, con una mejora del nivel de azúcar en sangre y con una mejor salud intestinal. 

Los kiwis, asimismo, son ricos en fibra dietética, ya que una sola pieza (69 gramos) tiene más de 2 gramos de ésta. Una sola pieza de esta fruta aporta unas 80 calorías.

Además de en zumo, puedes consumirlo en batido con yogurt natural:

Zumo de limón y jengibre

El zumo de limón y jengibre es muy útil para perder peso. Los limones, en particular, tienen numerosos beneficios para el consumo humano, además de hacernos adelgazar, como:

  • Depura el intestino: además de regular los niveles de pH de nuestro sistema digestivo reduciendo la acidez, también elimina las toxinas acumuladas.
  • Mantiene la salud de la piel y evita el envejecimiento prematuro, gracias a la vitamina C.
  • Refuerza el sistema inmune: refuerza las defensas y contribuye a prevenir algunas enfermedades, entre las que destacan las patologías relacionadas con la salud del corazón, y las infecciones urinarias.
  • Irás mejor al baño: los cítricos y el agua regulan el tránsito intestinal evitando las retenciones y ablandando las heces.
  • Mejora el estado de ánimo: los iones del limón proporcionan un aporte extra de energía al cuerpo y contribuye a reducir la ansiedad y el estrés haciéndonos sentir mejor con uno mismo.

Y el jengibre, por su parte, es uno de los alimentos que acelera el metabolismo, disminuye el hambre y aumenta la sensación de saciedad. 

Para hacer este zumo, agrega una pequeña cantidad de jengibre pelado, un poco de zumo de limón recién exprimido y, si quieres, una taza (30 gramos) de espinaca cruda y bate. Si no, sin la espinaca.

El agua con limón, buena idea

Zumo de pomelo

El pomelo ayuda a adelgazar, de media, 1,5 kilos en 12 semanas sólo con tomar media fruta al día en cada comida, según numerosos estudios, como el capitaneado por el doctor Ken Fujioka. Dirás, pues no es mucho, pero contando que no haces nada más que tomar una fruta te sale bien la jugada.

Las investigaciones al respecto apuntan a que existe un vínculo fisiológico entre el pomelo y la insulina, y que esto afecta al peso corporal. Los expertos creen que las propiedades químicas del pomelo reducen el nivel de insulina de quien lo consume, estimulando así a la pérdida de peso.

Además, se ha demostrado que los diferentes componentes de los pomelos son también responsables de su poder adelgazante. En concreto:

  • La nootkatona, que contribuye a acelerar el metabolismo y a reducir la acumulación de grasa abdominal.
  • Los bioflavonoides cítricos, que nos protegen contra el metabolismo anormal de los lípidos.
  • La naringenina, que se ha demostrado que influye en el metabolismo de las grasas y de los hidratos de carbono).

Si queremos tomar pomelo para adelgazar, podemos comer media pieza antes de las comidas durante, mínimo, seis semanas. Y si lo queremos en zumo, beber la misma cantidad de la fruta exprimida.

¿Eres muy frutero?