Política

Los gastos electorales pagados por su fundación acorralan a Podemos

La cúpula de Iglesias cae en contradicciones a la hora de dar una explicación. El Instituto 25-M también costeó sombreros de paja del partido como los que se vendieron en los mítines de las generales.

Los sombreros de Podemos se vendieron a tres euros en los mítines del 26-J.
Los sombreros de Podemos se vendieron a tres euros en los mítines del 26-J. Flickr Podemos

El pago de material electoral por parte del Instituto 25-M, la fundación vinculada a Podemos, ha generado un nuevo problema a la organización de Pablo Iglesias. Justo en un momento en que se está mirando con lupa la financiación de los partidos políticos, la formación morada no ha conseguido despejar las dudas sobre estos pagos. Es más, incluso cayó este martes en contradicciones a la hora de dar una explicación sobre lo ocurrido. 

Según publicó el diario ABC, Unidos Podemos pagó su programa electoral de las últimas generales, diseñado como si fuera un catálogo de Ikea, con dinero de la fundación teóricamente destinado a fines sociales. En concreto, 22.064,64 euros para la impresión de 30.000 ejemplares, según las facturas que figuran en el portal de Transparencia de Podemos. Así mismo, el Instituto 25-M también se hizo cargo de 3.625 banderas con el logo de Unidos Podemos como merchandising por valor de 10.989,83 euros.

De este modo, Podemos habría recurrido a una entidad periférica, con distinto NIF, para financiar gastos electorales que no estarían sometidos a la fiscalización de la contabilidad de los campañas de los partidos en las últimas generales. De hecho, el Tribunal de Cuentas tendrá que analizar el detalle de estas operaciones en el informe que todavía está pendiente de elaboración.

Pero el citado catálogo-programa y las banderolas no fueron los únicos elementos costeados por el Instituto 25-M y distribuidos en la campaña de Podemos. Según ha podido constatar Vozpópuli, la fundación también pagó sombreros del partido como los que se vendieron a 3 euros en los mítines de aquellos comicios. Hay una factura de 1.125,30 euros emitida por Sílaba Tónica SL con fecha de 15 de junio de 2016 -nueve días antes de la cita con las urnas- en la que aparece el encargo de 1.000 sombreros. ¿Para qué quería la fundación tantos sombreros? Un volumen demasiado elevado para su venta en la tienda del Instituto 25-M, ubicada en La Morada de la madrileña calle Fernando Poo, 4. Además, esta dirección no es la que aparece en la factura de Sílaba Tónica SL, sino la de calle Zurita, 21, también en la capital, donde se encuentra la única sede oficial registrada por el partido.

Montero niega que Podemos usara al Instituto 25-M para sufragar parte de los gastos que acometieron en la campaña

En la descripción del concepto, se dice que fueron encargadas 1.000 unidades (a 0,93 euros cada una) de "sombrero paja vert con tinta grabada a 1 tinta". Esta referencia en la factura incluyó una errata, pues debería haber puesto "con cinta (no tinta) grabada a 1 tinta". Además, se refleja que los portes fueron "gratuitos", pues dicha empresa tiene su domicilio en Navalmoral de la Mata (Cáceres).

Factura Sílaba Tónica SL by Segundo on Scribd

La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, negó este martes que su formación usara al Instituto 25-M para sufragar parte de los gastos que acometieron en la campaña electoral para las elecciones del 26 de junio, argumentado que los programas que se imprimieron a través de la citada entidad se comercializaron como "merchandising" y no tenían "nada que ver" con la campaña.

Según Montero, se están confundiendo "los gastos electorales propios de una campaña con la actividad de la fundación", que decidió imprimir y comercializar ese programa como un objeto más de "merchandising" debido "al éxito" que tuvo este catálogo.

En este sentido, la jefa de gabinete de Pablo Iglesias señaló que Unidos Podemos hizo público su programa "en todos los formatos posibles, incluida la web", y que "eso es lo que tiene que ver con la campaña electoral", y que por otro lado está la decisión de la fundación Instituto 25-M de "imprimir luego otras copias que nada tienen que ver con la campaña y que están puestas a la venta con otros productos de merchandising". Entre esos productos de "merchandising" están los sombreros de paja (con el nombre del partido en la cinta).

"Una formación se presenta a las elecciones, presenta programa, se da a conocer a través de distintos formatos. Que luego la fundación de Podemos decida comercializar o tener un producto como parte de su actividad mercantil, que es una forma específica de mostrar nuestro programa, y que tiene más cosas y otros valores, es algo lícito y completamente separado de lo que tienen que ver con nuestra actividad como parte de la campaña electoral", declaró Montero.

Sin embargo, la cúpula de Podemos cae aquí en dos grandes contradicciones. Montero habla de "luego", posponiendo la comercialización de este merchandising a la actividad electoral del partido. Sin embargo, las facturas de las banderolas y de los sombreros pagados por la fundación son anteriores a la jornada electoral del 26 de junio, esto es, del 13 y 15 de junio, respectivamente.

Además, Montero no precisó cuántas copias del programa electoral se pagaron y distribuyeron, según su versión, con dinero del partido. Las abonadas con dinero del Instituto 25-M fueron 30.000. 

La versión de Echenique

La otra contradicción está en que el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, no hizo tal distinción entre una primera distribución de los catálogo pagados por el partido y la posterior comercialización de las supuestas copias por parte del Instituto 25-M, como manifestó Montero varias horas después. En una entrevista en RNE, Echenique admitió que la fundación corrió con el gasto del programa porque se trataba de un "merchandising": "Nosotros el famoso catálogo de Ikea lo vendíamos a 1,80 euros y uno no puede vender material con dinero subvencionado por la subvención electoral". Por ello, insistió en que el método que utilizó Podemos era "perfectamente legal".

Este asunto, a la espera de lo que resuelva el Tribunal de Cuenta en su próximo informe, está en la agenda del PP para ser uno de los temas que plantee a Podemos en la comisión de investigación sobre la financiación de todos los partidos que prevé impulsar en el Senado.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba