CASO PÚNICA

La trama Púnica ofreció sus 'servicios' a Pedro Sánchez

Una conversación telefónica entre el experto informático Alejandro de Pedro y su socio, el exalcalde socialista de Cartagena José Antonio Alonso Conesa, revela que el último iba a reunirse con personas del equipo del hoy exdirigente del PSOE soo 24 horas después de que este fuera elegido secretario general del partido el 13 de julio de 2014.

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez EFE

Horas después de que fuera elegido secretario general del PSOE el 13 de julio de 2014, la Púnica llamó a la puerta de Pedro Sánchez para ofrecerle sus servicios. Un reciente informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil revela la existencia de una llamada telefónica entre dos de los presuntos integrantes de la trama, el experto informático Alejandro de Pedro y su socio, el exalcalde socialista de Cartagena José Antonio Alonso Conesa, en la que este último informa a su interlocutor de que se dirige hacia el Hotel Wellington de Madrid "a verse con unos de Pedro Sánchez, que son los que han ganado". Según revela el documento policial, al que ha tenido acceso Vozpópuli, el objetivo de dicho encuentro era "ver si se puede acercar en el tema de Internet". Fuentes del entorno del hoy exdirigente político han asegurado a este diario que no recuerdan haberse reunido con ninguna de dichas personas y menos en aquellos días. Además, recalcan que "nunca hemos trabajado con ellos".

Curiosamente, la conversación en la que se habla de los supuestos tratos de la Púnica con el equipo de Pedro Sánchez figura en un reciente informe sobre las 'andanzas' de la trama en Gandía

La referencia a la llamada está recogida en el informe entregado por la Guardia Civil el pasado 17 de noviembre en la Audiencia Nacional para detallar las 'andanzas' de la trama en la localidad valenciana de Gandía. Los agentes de la UCO señalan al comienzo del documento los primeros indicios de que uno de los principales implicados de la trama, el 'gurú' informático Alejandro de Pedro, tenía tratos con el entonces alcalde de este municipio valenciano, el 'popular Arturo Torró. Entre ellos se encuentran dos llamadas realizadas el 14 de julio de 2014 en las que el experto en reputación 'online' y su socio, Alonso Conesa, comentan varios gestiones que están realizando para captar clientes. En una de ellas, registrada a las 18:43 de ese día, De Pedro comenta con su interlocutor que tiene reuniones para esa semana con varios empresarios, entre ellos Javier López Madrid y el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. También asegura que ha cerrado "un tema en Gandía por unos 2.500 [euros] netos al mes, sin contratar nada ni gastar nada".

De Pedro, en Gandía

Con esta referencia, los agentes recuperan en su informe una segunda llamada registrada ese mismo día, pero tres minutos antes y en las que el experto informático hablaba de que había tenido "cuatro reuniones con alcaldes". En ese momento, según revelan los repetidores de telefonía móvil, De Pedro estaba precisamente en Gandía, por lo que los agentes apunta que "se puede deducir en unión de la primera llamada que Alejandro de Pedro podría haber mantenido una reunión con el alcalde de Gandía". Es en ese punto del informe, donde la UCO detalla el resto del contenido de dicha llamada y su referencia al entonces recién elegido secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. En concreto, el informe detalla que es Alonso Conesa quien le asegura que "va al [Hotel] Wellington a verse con unos de Pedro Sánchez, que son los que han ganado". El exalcalde de Cartagena añade que "va a ver a un tío de los que han ganado que es amiguete suyo y ver si se puede acercar en el tema de internet".

De Pedro y su socio hablan en la conversación telefónica de valerse de un tal Zafra para que la gente de Pedro Sánchez no pensase "que somos del PP"

En ese momento, es Alejandro de Pedro el que interviene para asegurar que "pueden ir de la mano" de un tal Zafra, aunque su socio asegura que éste "no está muy metido en esto". No obstante, el 'gurú' informático insiste y añade que esta persona "siempre puede decir quién son ellos". La idea parece convencer a José Antonio Alonso Conesa, que añade que "quiere vendérselo de la mano" de esta persona "para que no digan que somos del PP". En aquel momento, no habían pasado ni 24 horas desde que Pedro Sánchez había sido elegido secretario general del PSOE tras ganar en las primarias a Eduardo Madina. "No me suena nada esa reunión. Aquella noche te puedes imaginar que tras la victoria nos dispersamos todos y no creo que nadie estuviera para reuniones", señala a Vozpópuli un estrecho colaborador del hoy exdirigente socialista al ser preguntado por dicho encuentro con los presuntos integrantes de la trama. Esta misma fuente añade que, "además, el Wellington no es un hotel de referencia para nosotros" y asegura no conocer a nadie apellidado Zafra, el supuesto introductor. De hecho, se mostró "sorprendido" e insistió que "nunca trabajamos con ellos", en referencia a las empresas de reputación 'online' de la trama Púnica.

De Pedro y Patxi López

No es la primera vez que un dirigente del PSOE sale en el sumario de Púnica por su supuesta relación como cliente con el experto de reputación 'online'. De hecho, dos imputadas y un testigo han asegurado conocer que Alejandro de Pedro también trabajó para el que fuera lehendakari y presidente del Congreso, Patxi López. Así, la exconsejera de Educación del Gobierno madrileño, la 'popular' Lucía Figar, aseguró ante el juez Eloy Velasco que "la gran carta de presentación" del experto en reputación 'online' ante ella "era haber trabajado para el Gobierno vasco y para Patxi López". Por su parte, la que fuera jefa de prensa de Esperanza Aguirre, Isabel Gallego, también se escudó en esos supuestos trabajos para justificar que ella lo contratara. "A mí este señor me contó que llevó la estrategia de Patxi López, del Gobierno vasco […], me pareció bastante fantasma pero es que luego era verdad". Más adelante, esta asesora presentó un escrito en la Audiencia Nacional para pedir al magistrado que reclamase los contratos del PSE con EICO, una de las empresas de De Pedro, y con la que los socialista vascos aseguran no haber tenido ningún tipo de trato. Finalmente, el pasado 5 de septiembre, el empresario A.G.G., que había sido socio del 'gurú' informático, aseguraba como testigo ante la Guardia Civil que De Pedro, antes de crear sus empresas, había hecho "trabajos para Patxi López", aunque no recordaba cuáles.

Imputados y salpicados

Además, en el sumario hay un alcalde socialista imputado y otros se han visto salpicados por las declaraciones del arrepentido de la trama, el constructor David Marjaliza. De hecho, cuando se produjeron las primeras detenciones en octubre de 2014, entre los arrestados se encontraba José María Fraile, entonces regidor socialista de Parla, y varios de sus colaboradores más cercanos. Sobre ellos pesaba, y aún pesa, la acusación de haber amañado la millonaria adjudicación de un contrato de eficiencia energética a Cofely-GDF Suez, una de las empresas de la trama. Aquel día también caía el exalcalde socialista José Antonio Alonso Conesa,la persona que supuestamente mantuvo el encuentro con personas del equipo de Pedro Sánchez en el Hotel Wellington. En su caso, su presunta implicación no venía como consecuencia del ejercicio de aquel cargo público, sino por el supuesto papel de 'conseguidor' que había realizado para la red de corrupción.

El arrepentido Marjaliza aseguró al juez que financió con 245.000 euros la campaña electoral de Tomás Gómez en 2003, además de haberle entregado costosos regalos

Además, Marjaliza también salpicó en su confesión ante el juez Eloy Velasco a otros primeros ediles socialistas. Uno de ellos fue Jesús Miguel Dionisio Ballesteros, quien encabezó el Ayuntamiento de Aranjuez entre 2003 y 2011. En su declaración, el empresario 'arrepentido' aseguró que Alonso Conesa le pidió dinero para 'comprar' a dicho edil para conseguir la adjudicación de suelo en este municipio madrileño para la construcción de vivienda de protección oficial y libre. Sin embargo, el más afectado por las revelaciones de Marjaliza fue Tomás Gómez, quien fuera alcalde de Parla y dirigiera durante años al PSOE en Madrid. El constructor confesó que la trama Púnica había financiado con 245.000 euros diversos gastos electorales para su campaña municipal de 2003, en la que el ex líder socialista madrileño consiguió un apoyo 'record' del 75% de los votos. Era el supuesto pago por la concesión de varios terrenos para cooperativas controladas por la red de corrupción. Además, el exsocio de Granados afirmó que también le entregó "un televisor, un reloj...". Regalos que ha confirmado un reciente informe de la UCO sobre las dádivas de este constructor a políticos y cargos públicos. Por ahora, ni Tomás Gómez ni Jesús Miguel Dionisio han sido imputados ni llamados a declarar por el juez Velasco.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba