CASO PÚNICA

Marjaliza pide al juez de Púnica que la Guardia Civil deje de usar su Mercedes y su Mini

El arrepentido cabecilla de la trama remite un escrito a la Audiencia Nacional para pedir al magistrado que los coches que le fueron intervenidos cuando fue detenido sean subastados lo antes posible para que no pierdan valor y el dinero que se obtenga sirva para pagar su responsabilidad civil. Ya se han subastado joyas, relojes y estilográficas.

David Marjaliza, el día que salió de prisión en diciembre de 2015.
David Marjaliza, el día que salió de prisión en diciembre de 2015. EFE

El arrepentido del 'caso Púnica', el constructor David Marjaliza, no quiere que la Guardia Civil siga utilizando sus coches. El que fuera socio deFrancisco Granados en la trama Púnica ha remitido al titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Eloy Velasco, un escrito en el que le pide que los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) dejen de utilizar en sus desplazamientos oficiales los dos automóviles que le fueron intervenidos cuando fue detenido. Se trata, en concreto, de un Mercedes Benz modelo 350-S y un Mini Cooper, que el empresario quiere que sean subastados judicialmente lo antes posible para que no pierdan valor y lo que se obtenga de ellos sirva para hacer frente a la responsabilidad civil a la que será condenado cuando se le juzgue. Si el magistrado accede, no serán los primeros bienes de Marjaliza que salen a la venta judicialmente con este fin. En los últimos meses ya han sido enajenados 75 joyas, relojes y estilográficas por los que se han conseguido recaudar algo menos de 100.000 euros.

Los vehículos son un 'Mercedes Benz 350-S' y un 'Mini Cooper' que fueron intervenidos por orden judicial al constructor el día de su detención

En el escrito, de poco más de un folio de extensión y al que ha tenido acceso Vozpópuli, Marjaliza recuerda que los dos vehículos le fueron intervenidos en su domicilio de Valdemoro el día de su arresto, el 27 de octubre de 2014, y que en estos más de dos años "ha solicitado en repetidas ocasiones la devolución de los anteriores efectos, sin que hasta la fecha se haya llevado a cabo la misma". Como el magistrado no ha accedido a ello, el constructor cambia ahora de estrategia y pide que se subasten los mismos para que el dinero que se obtenga sea depositado "en las cuentas de consignaciones del Juzgado" para "contribuir a la satisfacción futura de las responsabilidades pecuniarias" a las que sea condenado en el futuro. El empresario justifica sus prisas en que el valor de los coches se deprecia con el tiempo y que "como es notorio, el continuado uso" que de los mismos está haciendo la UCO lo "acelerará".

Joyas, relojes y estilográficas

Si finalmente el juez Velasco accede a dicha enajenación no serán los primeros objetos intervenidos a Marjaliza que salen a subasta. En noviembre de 2014, muy poco después de las detenciones, el magistrado ya tomó la decisión de iniciar la "venta anticipada" de numerosas joyas, relojes de lujo y estilográficas de colección que se intervinieron en las oficinas que servían de sede al entramado societario del constructor y que, en muchos casos, fueron encontradas en sus "envoltorios" originales y sin abrir. Entonces, Eloy Velasco esgrimió que no disponía en el juzgado "de lugar adecuado" para depositarlos. Se inició entonces un largo proceso en el que también participó el propio Marjaliza, para encargar a una casa de subasta la venta. Al final la elegida fue Subastas Segre, la empresa de la que es presidenta y accionista Lourdes Cavero Mestre, la mujer del expresidente madrileño Ignacio González.

En febrero y septiembre del año pasado, la subasta de 75 joyas, relojes y estilográficas intervenidos a Marjaliza consiguió recaudar cerca de 100.000 euros

La primera subasta de estos bienes tuvo lugar entre los días 2 y 4 de febrero pasado. Ese día, la empresa de Lourdes Cavero consiguió 'colocar' 68 objetos de valor del constructor. Entre ellos, una pluma 'Master of Urbino' dedicada al pintor italiano Rafael de la que sólo hay cuatro unidades en el mundo y que tuvo un precio de remate de 18.000 euros. En total, en aquella puja de febrero se recaudaron 80.085 euros, de los que pasaron al juzgado 71.363,74 euros tras descontar el 9% de comisión de la casa de subastas y el IVA. Las joyas que no se pudieron colocar entonces volvieron a ser puestos a la venta los pasados 20 y 21 de septiembre. Ese día sólo fueron siete objetos. En concreto, una 'Pluma Great Caracters Edición limitada Alfred Hitchcock', por la que se pagaron 1.200 euros, y seis relojes. En aquella segunda subasta se recaudaron finalmente 23.650 euros, de los que la firma de Lourdes Cavero se quedó 2.128.50 euros en concepto de comisión y otros 447 por IVA. Con los 21.074,51 euros que finalmente llegaron de esta partida a la Audiencia Nacional, la venta de las joyas han conseguido sumar hasta ahora 92.438 euros. Una cifra que, ahora, Marjaliza quiere que se incremente con el 'Mercedes' y el 'Mini' que le intervinieron y que utilizan en sus desplazamientos oficiales la UCO.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba