Actualidad

La Guardia Civil detiene a cuatro hombres por agredir a una joven de 19 años en Nochevieja

La Guardia Civil ha detenido, en la localidad alicantina de Callosa d'Ensarriá, a cuatro jóvenes de entre 19 y 24 años como presuntos autores de un delito contra la intimidad, un delito de agresión sexual y dos delitos de abusos sexuales contra una mujer de 19 años.

La víctima, que fue encontrada en un sótano semidesnuda junto a sus agresores, según relatan algunos testigos, estaba en estado ebrio y posiblemente bajo los efectos de sustancias estupefacientes y se quejaba de dolores en sus genitales, además de que no era capaz de recordar dónde se encontraba ni lo sucedido en las últimas horas.

Por ello, la mujer fue trasladada de urgencia al Hospital Marina Baixa de Villajoyosa, para ser sometida a un reconocimiento médico y recibir atención psicológica.

La investigación ha revelado que dos de los agresores conocían a la víctima y se encontraron con ella en Benidorm la noche de las campanadas. Con la excusa de seguir tomando copas, sobre las 05.00 de la madrugada sugirieron a la víctima ir a casa de un conocido de la madre de ella en Benidorm, a lo que ella accedió.

Una vez allí y tras tomar varias copas más, aunque la joven no recuerda nada de lo sucedido, según señala la Guardia Civil, al parecer comenzaron con los abusos, y uno de los habitantes de la casa se dio cuenta y dio la fiesta por finalizada. Los cuatro hombres, decidieron ir entonces a Callosa, al local de uno de ellos, llevándose a la joven, que estaba en un estado en el que no podía andar sola.

Antecedentes de violencia

Uno de los detenidos, de 22 años, ya tenía antecedentes por violencia de género y abusos sexuales con una menor, e incluso, durante la investigación del caso, la Guardia Civil ha localizado a otra mujer, que también habría sufrido abusos sexuales en octubre del pasado año, por parte del detenido, y que ha interpuesto la correspondiente denuncia.

La detención tuvo lugar tras la llamada de una vecina de la localidad, a donde los agentes de la Guardia Civil y la Policía Local se desplazaron. Varios testigos relatan cómo uno de los detenidos ha sido sorprendido subiéndose los pantalones, mientras que otro de ellos se encontraba recostado encima de la víctima, mientras abusaba de ella.



Volver arriba