Bulo

No, nadie ha quemado Doñana para poder construir viviendas

El rumor que se mezcla con el humo de cualquier incendio. Una conspiración urbanística que solo vale para dar RTs en redes sociales. Nadie ha provocado el incendio de los aledaños de Doñana para recalificar el terreno, poder construir y lucrarse. Todo el que conoce la Ley sabe que eso es prácticamente imposible

No. Nadie ha quemado Doñana para poder construir
No. Nadie ha quemado Doñana para poder construir Twitter

El rumor comenzó a propagarse cuando se aprobó la modificación de la Ley de Montes en junio de 2015. Cualquier incendio era una excusa para sacar a pasear a los pirómanos especuladores. La nueva ley dejaba una pequeñísima puerta a la recalificación de terrenos quemados y diversas interpretaciones convirtieron la puerta en una autopista. Nada más lejos de la realidad. 

En incendio, que ya ha entrado en Doñana, ha sido perfecto para volver a sacar el rumor del baúl. Alguien ha provocado el fuego solo para lucrarse y la administración es responsable de ello.

Los tweets y el bulo han circulado rápido por las redes sociales. Muy pocos se molestan en leer y entender la Ley.

-------------

-------------

Incluso alguien ha sacado una vieja fotografía de un incendio pasado para apoyar la teoría conspiranoica.

-------------

Esta capacidad de sembrar la duda puede ser reprochable en el ciudadano medio pero es imperdonable en políticos con una responsabilidad social. Lanzar rumores sin base ni certeza alguna solo sirve para generar apoyos vacuos e inestabilidad en la confianza en los que nos representan.

-------------

-------------

-------------

Hasta Greenpeace ha tenido que salir a desmentir otra vez este rumor. Como ya lo hizo en su día. Miguel Ángel Soto, responsable de la campaña de Bosques y portavoz de Greenpeace, ha declarado en la Cadena Ser que  no hay relación entre la Ley de Montes y el incendio en el entorno Doñana. "Es un bulo que se propagó en el año 2015".

-------------

¿Qué dice la Ley?

  • En el caso de los territorios aledaños se regirían por la citada Ley de Montes. Esta dice que no se puede cambiar el uso de un monte quemado a no ser que existan: "Razones imperiosas de interés general de primer orden que resulten prevalentes sobre su carácter forestal", pero siempre que el cambio de uso "ya estuviera antes previsto", por lo que es imposible especular con él.
  • Ese interés público debe ser plasmado en una ley que también garantice la recuperación forestal de una superficie equivalente a la quemada.
  • En el hipotético caso de llegar a cambiar ese uso forestal ya previsto en un terreno quemado, éste no puede hacerse hasta pasados 30 años desde su destrucción. Muy calculados tienen que ser los planes del especulador para organizar un lucro a 30 años vista sin saber cómo estará el mercado y en un cambio de uso que ya estaba previsto.

-------------

Un ingeniero con años de experiencia en la zona nos cuenta:

"La Brigada de Investigación de Incendios Forestales son el CSI del fuego. Profesionales de mucho prestigio que investigan las causas de los incendios. En más de un 99% de los casos las encuentran, son muy buenos. 

El mayor porcentaje —un 80%— son debidos a negligencias (quema de rastrojos que se va de las manos, una chispa que salta de una grada, etc). Un 5% a causas naturales (tormentas secas, rayos), otro 5% a incendios provocados y el resto a causas varias (accidentes). Entre los provocados, el % de "pirómanos locos" es insignificante. Sólo he conocido un caso en mi carrera profesional. La mayoría es por rencillas personales (caza, rescisión de convenios o peleas por lindes). El número de incendios para "provocar recalificaciones" es CERO.

Mazagón y Matalascañas están muertos urbanísticamente desde hace 10 años. Hay miles de metros cuadrados de suelo urbanizable por construir porque nadie quiere invertir un euro.

Si tengo que apostar por la causa del incendio diría que con la mayor probabilidad se trata de una negligencia o por rencillas personales que se han ido de las manos debido a las condiciones meteorológicas (viento cambiante, fuerte y seco). Buscar motivaciones políticas aquí es un despropósito."

La mayoría de los incendios provocados desde la aprobación de la ley en 2015 se deben, por lo tanto, a descuidos de ganaderos y agricultores. Las pocas recalificaciones que han existido son debidas a cambios de usos estrictamente ganaderos. No hay relación causal entre el aumento de incendios desde entonces y el cambio de la ley, más bien son debidos al aumento de las temperaturas y de las malas prácticas agrícolas y ganaderas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba