Destinos

Toulouse: 'finde' perfecto en la ciudad rosa

Llegar a Toulouse al atardecer es todo un espectáculo y merece la pena. Sus edificios de ladrillo visto de arcilla reflejan a esa hora los rayos del sol y cubren a la ciudad de color rosa. A tan solo una hora de avión, la ciudad más importante del Midi Pyrénées francés es un destino ideal para pasar un fin de semana perfecto.

EL HOTEL: el Grand Hotel de l’Opera es un antiguo convento del siglo XVII situado en la famosa Place du Capitole. Tiene 54 habitaciones y suites, algunas con balcones y terrazas a la plaza. La que más encanto tiene es la habitación Deluxe Privilegio, son unos 40 metros cuadrados de habitación con balcones de piedra a la plaza y unas puestas de sol geniales. Tiene además un hammam y sauna en exclusiva para los clientes del hotel, después de un día de patear la ciudad, llegar al hotel y darse un masaje de piedras calientes o un lifting japonés es un verdadero placer, y si se hace en pareja más. Hay que preguntar por las ofertas que tienen para parejas que son muchas y muy variadas.

LOS RESTAURANTES: es imposible irse de Toulouse sin probar el pato, el cassoulet, la salchicha de Tolulouse, el foie gras, los quesos... solo de recordarlo se nos hace la boca agua. Nuestros dos sitios preferidos de la ciudad son:

Michel Sarran Restaurant(21, boulevard Armand Duportal)

Su chef, Michel Sarran, cuenta con dos estrellas Michelin, y si quieres probar el auténtico charme de la cocina francesa, éste es un buen lugar. A Michel le gusta jugar en su cocina con lo que su tierra ofrece, sus platos están llenos de lavanda, violetas, foie grass, quesos... Tiene menús confeccionados para el mediodía desde 50 euros con vinos y cafés incluidos. La decoración es moderna y acogedora, y para los días de sol tiene un jardín interior delicioso.

El mercado Victor Hugo(25 Place Victor Hugo)

Aquí lo mejor es ir a tomar un aperitivo a los puestos de embutidos, quesos y panes de la planta de abajo y a comer a los restaurantes del piso de arriba. Los cinco restaurantes del Mercado Victor Hugo utilizan productos frescos del día y comparten un mismo comedor central donde puedes tomar menús con las mejores recetas del terruño. El cassoulet, un guiso de judías blancas con pato y salchicha de Toulouse del que se inspiró nuestra gloriosa fabada, es un imprescindible, aunque es mejor que lo evitéis para la cena... Los postres a base de queso, son nuestros favoritos. La zona del suroeste de Francia tiene un montón de clases de quesos y un plato a base de quesos de oveja cruda, Bleu des Causses y Rocamadour resulta un postre delicioso. No es muy fácil encontrarlos porque las escaleras están situadas en uno de los lados del mercado y no están muy visibles.

LAS VISITAS

Basílica Saint-Sernin de Toulouse: obligada es la visita a la iglesia románica más grande de Occitania y la segunda más antigua de toda Francia después de la abadía de Cluny. Se cuenta que está construida sobre la tumba de San Sernín, obispo de Toulouse allá por el año 250. La basílica está muy cerca de la Place Du Capitole, sólo las separa la rue du Taur (calle del Toro) que recibe ese nombre porque en esta calle fue martirizado el obispo Sernín y arrastrado por un toro salvaje. El lugar donde murió, a medio camino entre el Capitole y Saint-Sernin, es ahora la iglesia del Toro, en la misma calle. Aprovechar esta visita para dar un paseo por todo el casco antiguo de la ciudad os dejará buenos recuerdos. Toulouse es una ciudad alegre, acogedora y dicen que la más española de todas las ciudades de Francia. Bares y gente en la calle ¡no os van a faltar!

Cité de l’Espace: Está a unos 5 kilómetros del centro, pero merece la pena visitarlo. Se puede andar por la luna, embarcarse en una estación MIR y explorar el espacio en una pantalla de gigante de unos 6 pisos de altura. Se inauguró en 1997 y ya lo han visitado unos 5 millones de personas. Hay un autobús de línea que lo conecta con el centro todo el día.

Crucero fluvial por el Garona y Canal du Midi: Todos los días el barco L’Occitania recorre Toulouse y el Canal du Midi a su llegada a la ciudad del Languedoc. El Canal du Midi une el río Garona con el mar Mediterráneo y es Patrimonio Mundial de la UNESCO. Las travesías nocturnas son espectaculares, la ciudad se ilumina, el Pont Neuf, otro de los símbolos de la ciudad, cambia de color cada pocos segundos y crea unos reflejos en el río impresionantes. Cada travesía dura unas tres horas, con cena y espectáculo incluido.

Regalos que te tienes que traer

Y como siempre nos gusta traernos unos recuerdos de cada sitio que visitamos, de Toulouse no te puedes venir sin unos pétalos comestibles de violetas (flor que representa a la ciudad), un cosmético de Blue de Pastel y una botellita de Armagnac.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba