Banco Popular

Saracho rechazó una oferta de 540 millones por la filial norteamericana del Popular

El expresidente del Popular declinó la oferta del banco chileno BCI el 5 de junio (dos días antes del rescate) después de que éste rebajara en 5 millones de dólares el precio pactado inicialmente.

Emilio Saracho
Emilio Saracho EFE

La venta de Totalbank, la filial norteamericana de Banco Popular, estuvo cerca de cerrarse muy poco antes del rescate de la entidad. Pero el entonces presidente del banco español, Emilio Saracho, rechazó la última oferta del banco chileno BCI por una rebaja de última hora de 5 millones, según documentación a la que ha tenido acceso Vozpópuli. Los latinoamericanos intentaron aprovecharse de la debilidad del Popular, pero Saracho no cedió. Ni siquiera ante el desastre que se avecinaba.

Según dicha documentación, la venta de Totalbank a BCI -Proyecto Turtle- se pactó inicialmente a un precio de 545 millones de dólares (467 millones de euros, al cambio actual).

Pero los chilenos pusieron una batería de condiciones adicionales: que Totalbank mantuviera un capital mínimo hasta que se cerrara la venta; que Popular no retirara ciertos depósitos en su filial; y que pagara comisiones por créditos obtenidos de la entidad norteamericana. A cambio, BCI aceptaba hacerse cargo de "los pagos por cambio de control" del consejero delegado, Jorge Rossell, y otros directivos.

Saracho no aceptó el trato, y los chilenos decidieron bajar en 5 millones de dólares su oferta, hasta 540 millones. Desde BCI argumentaban que, contando todos los gastos extra que asumían, el valor real de su propuesta era de 555 millones de dólares.

Venta de Santander

Pero el expresidente del Popular no dio su brazo a torcer ni aún así y la rechazó el pasado 5 de junio, dos días antes del rescate exprés de la entidad. Ante esta situación, BCI envió una carta al Popular (firmada por su consejero delegado, Eugenio von Chrisman), señalando que "lo anterior, sumado a que no fue posible alcanzar un acuerdo satisfactorio de retención con los ejecutivos principales de TotalBank, pieza clave para mantener el valor del banco hasta el cierre de la transacción y proyectarlo en el tiempo, llevaron al directorio de BCI a tomar la decisión de desistirse de continuar con las negociaciones".

Pueden ser estas mismas condiciones las que están marcando la negociación actual entre Banco Santander y BCI, ya que el banco chileno ha irrumpido de nuevo en el proceso de venta. Según Reuters, el acuerdo está cerca y podría ascender a 400 millones de dólares.

Sede de Totalbank en Miami.
Sede de Totalbank en Miami. Panoramio

Según fuentes próximas al Popular, Saracho no quiso ceder ante la contraoferta de BCI para no parecer un vendedor presionado. Y que aunque hubiera dicho que sí, el capital de la venta no hubiera llegado seguramente hasta finales de 2017 o comienzos de 2018, cuando la Reserva Federal hubiera aprobado la venta. El traspaso de la filial de EEUU de Sabadell tardó cinco meses en ser aprobada, por ejemplo, pero a Bankia le costó más de un año.

En el momento que se rechazó la oferta de BCI, Popular estaba en medio de una fuga masiva de depósitos y ya estaba bajo el programa de emergencia de liquidez del BCE (ELA). Durante esos días tuvo dos propuestas para ampliar capital de Barclays y Deutsche Bank, según ABC, y acercamientos de inversores como Jaime Gilinski, como adelantó este medio, pero ninguna cuajó. Ya era demasiado tarde. Saracho y Popular se habían quedado sin margen de maniobra.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba