Empresas

El idilio imposible: Martinsa Fadesa desengaña dos veces a la sobrina de Amancio Ortega

Esta semana se conocía la dimisión de Dolores Ortega, sobrina del fundador de Inditex, como consejera de Martinsa Fadesa por discrepancias a la hora de formular las cuentas de 2013. El episodio recuerda al acontecido en 2007, cuando la sociedad instrumental Dolores Ortega y su esposo, Juan Carlos Rodríguez Cebrián, abandonaron por primera vez el consejo de la inmobiliaria debido a fricciones por la declaración del concurso de acreedores. 

Una de las promociones de Martinsa Fadesa
Una de las promociones de Martinsa Fadesa

El mercado creyó estar viviendo un auténtico ‘dejà vu’ el pasado miércoles, cuando Martinsa Fadesa comunicó la dimisión del consejero Aguiera Inversiones, que estaba representado por Dolores Ortega, sobrina del fundador de Inditex y poseedor de la tercera fortuna del mundo, Amancio Ortega. No en vano, era la segunda vez que esta circunstancia se producía y, además, en circunstancias muy similares. La primera fue en 2007 y la inmobiliaria acababa de declarar al que aún hoy es el mayor concurso de acreedores de la historia de España por volumen de pasivo.

De acuerdo con el hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la dimisión se produce “por las discrepancias con el resto de consejeros mostradas con ocasión de la formulación de los estados financieros relativos al segundo semestre”. En aquel 2007, Aguiera argumentó su decisión al señalar que no recibía de la compañía la información financiera con tiempo suficiente para poder analizarla debidamente, lo que le impedía emitir su voto en los consejos.

Aguiera Inversiones fue uno de los apoyos que encontró Fernando Martín para poder llevar a cabo la fusión entre Martinsa y Fadesa, tras la compra de la segunda por la primera. La sociedad es el instrumento patrimonial de Dolores Ortega y de su esposo, Juan Carlos Rodríguez Cebrián, uno de los más influyentes hombres de negocios en Galicia y que llegó a desempeñar labores de director general en Inditex.

Un año antes del concurso de Martinsa Fadesa, Dolores Ortega y Rodríguez Cebrián invirtieron unos 125 millones de euros en una ampliación de capital en la que también participaron varias cajas de ahorro y Jesús Salazar, por entonces presidente de la antigua SOS Cuétara (ahora Deoleo).

Minusvalías de 80 millones

Cuando se produjo la suspensión de pagos de la inmobiliaria, era Rodríguez Cebrián quien representaba a Aguiera Inversiones en su consejo de administración. Por entonces, decidió dimitir por considerar que la información financiera no llegaba a tiempo a los consejeros.

Esta salida levantó polvareda en tanto en cuanto se trata del tercer mayor accionista de la compañía, con una participación superior al 7%, tras el propio Fernando Martín y su socio Antonio Martín Criado. Por entonces, se habló incluso de la posibilidad de que Cebrián hubiera abandonado el consejo de administración para presentar una denuncia contra los administradores de la sociedad, algo que finalmente no sucedió.

Antes de que la cotización de Martinsa Fadesa fuera suspendida debido al concurso (suspensión que aún no ha sido levantada), Ortega y Rodríguez Cebrián acumulaban minusvalías latentes de unos 80 millones de euros.

En 2011, después de aprobarse el convenio de acreedores y levantarse el concurso, Rodríguez Cebrián regresó al consejo de Martinsa Fadesa aunque actualmente era Dolores Ortega la que ocupaba el puesto que le corresponde a Aguiera Inversiones. Pero la nueva etapa ha durado menos de tres años. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba