Empresas

El ajuste renovable de Soria penaliza a las plantas más eficientes y premia a las menos productivas

Los parques eólicos y los huertos solares que más invirtieron en innovación y eficiencia serán los más afectados por el nuevo sistema impulsado por Industria, que uniformiza las retribuciones y penaliza a las instalaciones que más y mejor producen.

Planta termosolar en Andalucía.
Planta termosolar en Andalucía.

El borrador de Orden Ministerial para fijar los estándares de retribución de las energías renovables puede llevarse por delante a una buena parte de las instalaciones más eficientes y avanzadas tecnológicamente.

El nuevo sistema que trata de implantar el Ministerio de Industria y Energía, pese a su complejidad y a la multiplicidad de instalaciones de referencia que recoge, “establece parámetros muy genéricos que homogeneizan en exceso la retribución entre las plantas, independientemente de su eficiencia”, señala un exhaustivo informe sobre el impacto del proyecto al que ha tenido acceso Vozpópuli.

“De modo general, y aplicable a todas las tecnologías renovables, se puede concluir que el nuevo sistema tiene un mayor impacto negativo proporcional cuanto más productiva es la planta. De igual manera, tiene un menor impacto proporcional cuanto menos eficiente es la instalación”, sentencia el documento.

Hay infinidad de ejemplos que así lo atestiguan. Hay parques eólicos en Navarra, por ejemplo, que se quedarán sin prima por echar a andar antes de 2005 (la norma establece que las instalaciones más viejas de esta tecnología no reciban ayudas verdes), pero que son referentes en España de innovación y de adaptación a los nuevos tiempos, gracias a que las primas que recibían con el sistema anterior premiaban la mejora de eficiencia de las instalaciones. "En los parques eólicos, cuando más eficiente sea el recurso eólico y más hora equivalentes de funcionamiento tenga la instalación mayor será el recorte de la retribución", destaca el informe.

Hay parques eólicos en Navarra, antiguos en edad pero punteros en tecnología y eficiencia, que podrían perder su retribución por haberse puesto en marcha antes de 2005

"En las instalaciones termosolares la situación es comparable puesto que las plantas que invirtieron en almacenamiento por sales sufren mayor recorte que las que carecen de este avance tecnológico", continúa el documento, que cuando llega al apartado fotovoltaico pone de manifiesto el hachazo que dará la nueva legislación a las instalaciones más avanzadas de esta tecnología que en España cuenta con 53.000 inversores, la mayoría de ellos pequeños.

"El concepto en el que se basa la normativa impulsada por el ministro Soriaapuesta por remunerar por la potencia instalada de una planta en lugar de por su producción eléctrica. Cuanto más grande es la instalación más recorte sufrirá y eso va en contra de los que pudieron y quisieron invertir en tecnologías más caras, modernas y eficientes", señalan un experto consultado por este diario.

Así, prosigue el informe, "la mayor reducción de la retribución se da en instalaciones grandes de más de 10 MW instalados en los que los paneles están montados sobre seguidores don dos ejes, que replican mejor la trayectoria del sol, con un gran número de horas equivalentes de funcionamiento"

"La clasificación por estándares no reconoce los costes de inversión reales y es por definición limitado y discrimina retroactiva e injustamente a aquellos proyectos que se alejen de los limitados parámetros establecidos", señala otro experto consultado.

Las plantas fotovoltaicas más grandes serán las que más sufrirán el recorte, independientemente de que sean las más productivas y hayan invertido en modernizar las instalaciones

Por ejemplo, los costes estándares sólo diferencian tecnológicamente entre los tres sistemas de seguimiento existentes en el sector fotovoltaico: Fijo (la placa no sigue al sol), de un eje (lo sigue limitadamente) y dos ejes (el sistema más eficiente). Sin embargo, las subcategorías dentro de estos sistemas suponen inversiones muy dispares. Por ejemplo, las tecnologías de dos ejes más avanzadas, las de concentración, supusieron en torno a un 20% más de inversión que aquellas de dos ejes sin concentración.

Y en el caso de las instalaciones de un eje, los estándares no discriminan los diferentes subgrupos (horizontal, polar y azimutal), entre los que puede haber una diferencia de inversión de hasta el 16%.

El modelo anterior retribuía la generación eléctrica, de forma que si el propietario mejoraba el índice de explotación media, la Administración recompensaría el esfuerzo con una mayor prima

Así que los que más invirtieron para mejorar su eficiencia se ven ahora abocados a cobrar lo mismo o menos que las tecnologías más obsoletas.

En el modelo anterior del régimen especial, Industria establecía una prima en función de una retribución razonable teniendo en cuenta las denominadas tres medias: para una planta media funcionando un número medio de horas con unos recursos medios. "Al retribuir la generación se enviaba un claro mensaje: si el propietario de la instalación mejoraba el índice de explotación media, la Administración recompensaría este esfuerzo con una mayor retribución. El objetivo pretendido era incentivar la eficiencia de las plantas para acelerar la curva de aprendizaje tecnológico", explica el documento.

El borrador de Orden Ministerial que ha puesto patas arriba a todo el sector renovable sigue aún en periodo de alegaciones. Industria tendrá que decidir a partir de marzo si lo mantiene en los términos actuales o suaviza alguna de las medidas más drásticas, que según las empresas del sector acabaría con un buen número de instalaciones verdes, de cogeneración y de residuos que ahora a duras penas consiguen cubrir sus costes tras los recortes aplicados.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba