Empresas

Soria da la puntilla a la energía solar al excluirla de los nuevos cupos renovables

El Gobierno quiere limpiar su mala imagen antirrenovable en plena campaña electoral y ha sacado, por sorpresa, nuevos cupos para eólica y biomasa. Pero a la energía solar ni agua. Soria da la puntilla final al sector.

José Manuel Soria, ministro de Industria y Energía.
José Manuel Soria, ministro de Industria y Energía. EFE

El Ministerio de Industria y Energía ha decidido dar la puntilla final al sector solar, al dejarlo fuera de la convocatoria para el desarrollo de nuevas instalaciones renovables.

Ni el sector fotovoltaico ni el termosolar tendrán opciones para aspirar a construir nuevas plantas porque la propuesta de Real Decreto que ha diseñado Industria sólo abre la mano a la energía eólica y a la biomasa.

El resto de renovables se queda fuera, sin opciones. Fuentes del sector fotovoltaico han señalado a este diario que “la política antirrenovable del ministro José Manuel Soria se ha convertido en ensañamiento puro y duro con la energía fotovoltaica, que ha sido la más dañada por los sucesivos recortes a la retribución y ahora, para colmo, se queda fuera del reparto de las nuevas plantas que serán adjudicadas”.

El caso es que el borrador de propuesta, enviado este lunes por el regulador CNMC a las compañías, ha sorprendido a todo el sector, porque supone de facto que las energías renovables en España vuelven a echar a andar después de más de tres años de moratoria.

El sector daba por perdido también este año, pero Soria ha sorprendido a todos al romper la moratoria renovable y permitir la adjudicación de nuevos MW

Soria decretó en enero de 2012, sólo un mes después de que Rajoy formara Gobierno, la suspensión del pago de las primas verdes a todas las plantas que no estuvieran inscritas en los registros del Ministerio. Esto supuso el parón total de la industria, que en estos años sólo ha desarrollado los pocos proyectos que se habían inscrito previamente en el registro.

Curiosamente, cuando todo el sector daba por perdido este año, tras el hachazo aplicado en junio de 2014 y la desaparición del sistema de primas, el Gobierno se descuelga, en pleno proceso electoral, con una buena nueva.

Industria parece preocuparse de nuevo por el desarrollo renovable, la lucha contra el cambio climático y los objetivos 20/20/20 fijados por la Unión Europea y prevé sacar a subasta 500 nuevos megavatios (MW) eólicos y 200 MW de biomasa.

Los promotores fotovoltaicos se quedan fuera de los cupos pero además temen que la norma del autoconsumo que prepara Soria hará inviable la producción de energía desde los hogares

Lo hará bajo el sistema nacido al calor de la nueva Ley Eléctrica aprobada en diciembre de 2013, que establece que la retribución a las plantas verdes (su “régimen retributivo específico”) y el valor de la inversión inicial de los proyectos se determinará “mediante el procedimiento de concurrencia competitiva”.

Es un modelo de subasta, en el que se fija un precio de salida y los concurrentes pujan a la baja por los MW ofertados.

Sólo podrán hacerlo las empresas eólicas y las que se dedican a la biomasa. El resto se queda fuera. Fuentes del sector se han quejado de que Industria ni siquiera ha compartido con las empresas afectadas ni “debate previo ni consulta alguna”. Todas ellas podrán presentar alegaciones al texto una vez recibido de manos de la CNMC.

El sector fotovoltaico, además, se teme lo peor con la norma de autoconsumo que Industria aprobará en junio, después de las elecciones municipales y autonómicas. La prevista introducción del peaje de respaldo, el coste que tendrán que pagar los hogares y pymes que produzcan electricidad para poder verterla a la red, hará inviable los proyectos, lo que supondrá la muerte definitiva de esta industria en España, alertan las fuentes consultadas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba