Empresas

La torre del BBVA en Azca albergará espacios comerciales cuando el banco abandone el edificio

GMP, la patrimonialista propietaria de la emblemática torre negra de Castellana 81, se prepara para la primera comercialización del edificio. Los planes incluyen la novedad de que las plantas bajas se destinarán a albergar espacios comerciales.

BBVA abandonará su actual sede a lo largo del presente año
BBVA abandonará su actual sede a lo largo del presente año Europa Press

El traslado definitivo del BBVA a su nueva sede de Las Tablas, en el norte de Madrid, abrirá una nueva etapa para uno de los edificios más emblemáticos de la capital: la torre negra de Azca, que la entidad financiera ha ocupado desde su inauguración. GMP, propietaria del inmueble desde 2007, ultima los planes de futuro para el activo y éstos pasan por incorporar espacios comerciales en las primeras plantas de la torre.

Fuentes del sector aseguran a Vozpópuli que la que ha servido de sede al BBVA destinará al menos tres plantas a locales comerciales, algo que hasta ahora no ha podido llevarse a cabo debido a que la entidad financiera tenía alquilada la totalidad del inmueble.

Desde GMP aseguran que el edificio será rehabilitado una vez que el BBVA lo abandone en su totalidad y que el proyecto de rehabilitación “está en fase de definición” pero que, en cualquier caso, pretende “modernizar sus prestaciones e instalaciones para dar respuesta a la demanda actual” aunque “respetará la singularidad del edificio”.

Parte de esa demanda corresponde a la actividad comercial, que está experimentando un notable repunte como consecuencia de los síntomas de mejora mostrados por la situación económica en España. Fuentes del ámbito inmobiliario apuntan que grandes cadenas de distribución textil están buscando locales comerciales en Madrid para tratar de aprovechar esta circunstancia.

Actualmente, la zona es territorio dominado por El Corte Inglés, que cuenta con su histórico centro de en la confluencia de Raimundo Fernández Villaverde con la Castellana y, además, el nuevo espacio comercial que levantó en el suelo donde se ubicaba el antiguo edificio Windsor, consumido en un gran incendio hace algo más de diez años.

Mudanza a finales de año

Además, la compañía que preside Dimas Gimeno adquirió recientemente la parcela que albergaba un aparcamiento sobre rasante junto a la estación de Nuevos Ministerios, en el que pretende levantar otro edificio que conectará con los dos anteriores, proyecto que dará como resultado uno de los mayores centros comerciales del mundo.   

Será la primera vez que GMP ponga en el mercado este activo puesto que el proceso de venta por parte del BBVA se llevó a cabo bajo la modalidad de ‘sale & leaseback’, con lo que la entidad financiera ha permanecido en el inmueble en régimen de alquiler desde 2007.

El presidente del banco, Francisco González, ha marcado en algunas ocasiones la fecha de finales del presente año como la definitiva para el traslado total del banco a su nueva sede de Las Tablas.

De hecho, GMP tiene previsto realizar los planes de rehabilitación del inmueble y comercialización del mismo a partir de la segunda mitad del presente año. La inmobiliaria patrimonialista, que precisamente vendió al banco el suelo donde se levanta la que será su nueva sede, pretende habilitar el inmueble para que pueda ser compartido por varias empresas, ya que su actual estructura interna está muy enfocada al uso de un solo propietario, como era el caso del banco desde su construcción.

Está previsto que la comercialización de la torre levante una gran expectación entre las empresas, dada la buena ubicación del activo y su fácil localización tras haber sido durante tanto tiempo sede del BBVA.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba