Empresas

La familia Cosmen vende un 2% de Realia con minusvalías cercanas a 30 millones

La familia Cosmen, principales accionistas de National Express (la dueña británica de Alsa), has comenzado a deshacer posiciones en Realia, por la que apostaron hace algo más de cinco años, poco después de su salida a Bolsa. Los rigores de la crisis y su fortísimo impacto en el sector inmobiliario se han dejado sentir en las minusvalías que ha acarreado la venta de un 2% de la compañía controlada aun por Bankia y FCC: casi 30 millones de euros.

Realia se encuentra en pleno proceso de cambio de dueños
Realia se encuentra en pleno proceso de cambio de dueños

Algunos socios de Realia no han esperado a que culmine el proceso de desinversión por parte de sus dos principales accionistas, Bankia y FCC, para comenzar a salir del capital de la inmobiliaria. Ha sido el caso de la familia Cosmen, el mayor accionista de la británica National Express, matriz de Alsa, que se ha deshecho de un 2% de Realia, con lo que ha comenzado a poner de manifiesto el error que supuso la apuesta por el que después fue el sector más castigado del parqué. Un error traducido en minusvalías de casi 30 millones de euros.

Los Cosmen invirtieron en Realia unos meses después de la salida a Bolsa de la compañía, que tuvo lugar en la primavera de 2007. La inmobiliaria participada por entonces por Caja Madrid y FCC incorporó con su salto al parqué algunos nuevos socios con paquetes del 5%, casi todos del sector del ladrillo. Fueron los casos de Lualca, Sánchez Ramade y Grupo Prasa. La excepción fue Interprovincial, vehículo empleado por la familia Cosmen para realizar la inversión en Realia.

Los empresarios asturianos adquirieron en principio un 4% del capital de la compañía, que aumentaron poco después hasta el 5% que han conservado hasta finales del pasado verano.

Por entonces, las primeras semanas de 2008, Realia presentaba unos precios que parecían atractivos. Tras debutar en Bolsa a un precio de 6,50 euros, la acción de la compañía había perdido la referencia de los seis euros que parecían estar a su alcance en cualquier momento. Aprovechando esta situación, los Cosmen se hicieron con una participación relevante en los dos pasos citados, con una inversión total superior a los 80 millones de euros.

Enorme castigo bursátil

El plan de Realia para sortear la crisis que comenzaba a dar sus primeros síntomas consistía en voltear la composición de su cartera de activos, en la que hasta ese momento los residenciales y de suelo superaban a los patrimonialistas. De hecho, lo llegó a conseguir, aunque ya era demasiado tarde.

La presencia de socios estables y el hecho de que su endeudamiento nunca resultó insostenible hicieron que Realia no fuera ni mucho menos la inmobiliaria más castigada de la Bolsa pero no impidió que la compañía vieran muy reducida su capitalización, concretamente un 87%.

En los últimos tres meses, periodo en el que la familia Cosmen ha concretado la venta de su 2%, los precios de la acción han oscilado entre los 65 y los 88 céntimos.

De esta forma, los dueños de Alsa han ingresado apenas unos cinco millones de euros por la venta del 2% de Realia. De acuerdo con los registros de la Comisión Nacional del Mercado de valores (CNMV), su participación actual se encuentra ligeramente por debajo del 3%, por lo que ya no tienen obligación de comunicar los movimientos de su participación salvo que volviera a superar al alza este umbral.

Realia se encuentra en pleno proceso de cambio de manos. Bankia y FCC, sus históricos accionistas, ya han encargado al banco de negocios Goldman Sachs que articule su salida de la inmobiliaria que crearon. Ambos socios se hallan inmersos en sendos planes de venta de activos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba