Empresas

El 'banco malo' impedirá dejar la factura del rescate bancario en 40.000 millones

El decreto que prepara el Gobierno sobre la Sareb abre la puerta a que el BdE realice un ajuste de precios superior a las provisiones que han constituido las entidades por los dos planes Guindos, lo que generaría nuevas pérdidas en la banca en apuros. Las minusvalías que pueda presentar el banco malo en sus primeros ejercicios también se compensarán con fondos del crédito europeo de hasta 100.000 millones.

Luis de Guindos
Luis de Guindos

El 'banco malo' impedirá limitar la factura del rescate bancario a 40.000 millones, como espera el Gobierno desde conocer los resultados del ejercicio de Oliver Wyman. El real decreto que desarrollará el régimen jurídico de la Sareb (Sociedad Gestora de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria) abre la puerta a que el Banco de España fije unos precios de transferencia de los activos tóxicos superiores a las provisiones constituidas por los dos planes Guindos, como adelantó Vozpópuli este lunes.

El capítulo 3 del real decreto, en su artítulo 7, titulado 'Ajustes de valoración', explicita que estas valoraciones "para cada categoría de activo no podrá ser inferior a la cobertura que le corresponda en aplicación de las circulares dictadas por el Banco de España en materia de contabilidad de las entidades de crédito" ni a la que pudiera serle de aplicación de lo dispuesto en los dos planes Guindos. "La aplicación de los criterios de valoración de este capítulo puede suponer, en toda caso, un ajuste de valoración superior", reconoce el texto del decreto.

Esta situación provocaría pérdidas adicionales en las entidades nacionalizadas y que reciban ayudas públicas, la parte del sector que va a transferir sus activos a la Sareb, por lo que necesitarían más fondos del rescate europeo para cubrir ese déficit de capital extra. En Economía, por contra, confían en que estas pérdidas se amortiguen con la liberación de activos ponderados por riesgo. Fuentes del sector aseguran que el rescate podría elevarse en una horquilla entre los 5.000 a 10.000 millones adicionales.

En el sector se calcula que la Sareb puede elevar la petición de fondos europeos para la banca en una horquilla de entre 5.000 a 10.000 millones adicionales

Ya para calcular el impacto del 'banco malo' en los planes de recapitalización que presentaron la pasada semana BMN, Liberbank o Caja 3, el Banco de España manejó una banda de precios superiores a las provisiones de los decretos de febrero y mayo. Según fuentes del sector, el supervisor contempla una rebaja del 50% en el crédito promotor dudoso y del 30%, en el caso del crédito promotor sano, sobre el valor en libros. En el caso de los adjudicados, el suelo contará con un descuento del 80%; mientras que las rebajas en promoción en curso y terminada se elevarán hasta el 60% y el 50%, respectivamente. En estos dos últimos casos, los dos planes Guindos elevaban las coberturas hasta el 45% y el 35%, respectivamente.

El tamaño máximo de la Sareb, teniendo en cuenta el descuento al que se transfieren los activos, oscilará entre 85.000 a 90.000 millones de euros, aunque fuentes del ministerio que dirige Luis de Guindos aseguran que el volumen final de activos será "menor". "Se ha tenido un cuenta un colchón de seguridad importante", explican estas mismas voces

En Economía no se descarta que la Sareb pueda generar pérdidas en los primeros ejercicios de sus 15 años de vida. Si así fuera, la sociedad podrá financiarse con fondos del rescate bancario europeo de hasta 100.000 millones. En ningún caso, precisan en el ministerio, el banco malo incrementará la deuda pública española. Estará financiado en un 10% con liquidez que aporten los inversores privados y el FROB, y el 90% restante a través de emisiones de títulos de la Sareb que contarán con el aval del estado.

El banco malo tendrá pérdidas en sus primeros ejercicios que pueden ser compensadas con fondos de la línea de crédito de hasta 100.000 millones

Será, por tanto, una sociedad anónima a la que se le transferirán los activos (inmuebles) adjudicados desde 100.000 euros. Esto quiere decir, como ya ha informado este medio, que los pisos más baratos, los conocidos como invendibles, no entrarán en el banco malo. El crédito promotor sí que entrará en gran cantidad, con un mínimo de 250.000 euros. Además, también se transmitirán las participaciones que tienen las entidades nacionalizadas o que reciban ayudas públicas en pequeñas inmobiliarias. "En ningún caso, se podrán llevar al Sareb las participaciones en grandes inmobiliarias, como pueda ser Metrovacesa", aseguran fuentes de Economía.

El diseño de la Sareb deja abierto que en el futuro puedan entrar otro tipo de activos problemáticos, como los préstamos al consumo a familias y Pymes, las hipotecas a particulares o cualquier otros activos deteriorados que afecten a la viabilidad de la entidad. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria efectuará la definición del perímetro final de activos a transferir al banco malo. Mientras, el Banco de España será quien fije los precios de transferencia de los activos, a partir de las valoraciones realizadas en el ejercicio de Oliver Wyman. "El Banco de España determinará un ajuste a los precios señalando un porcentaje al valor en libros de los activos", explican en Economía. Cada tipología de activo tendrá su propio descuento.

De la sociedad matriz colgarán varios fondos diferentes en función de cada tipo de activo. Es decir, existirá un fondo de suelo, otro de promociones en curso, otro de viviendas terminadas... Estas filiales se denominan fondos activos bancarios (FAB) y contarán con activos y pasivos totalmente flexibles, lo que facilitará la entrada de inversores privados. Esta fórmula es novedosa en España y se ha tenido que cambiar la legislación para poder concretar esta fórmula.

El Banco de España se reserva el derecho de ampliar el perímetro de activos dañados a transferir, como créditos al consumo a familias y Pymes o préstamos hipotecarios

La Sareb tendrá un consejo de administración en el que habrá de 5 a15 consejeros, y un tercio de este consejo será independiente. La constitución de la sociedad se efectuará el 19 de noviembre (el decreto se aprobará en el Consejo de Ministros del 16 de noviembre) y el Banco de España contará con siete días hábiles para fijar los precios definitivos de transferencia. En la creación del Sareb no hará falta que haya socios privados en su accionariado. No obstante, cuando las entidades nacionalizadas empiecen a transmitir sus activos tóxicos, a partir del 30 de noviembre, sí deberá de tener inversores privados que cuenten con un mínimo del 55% de sus acciones.

Los inversores podrán pagar su participación en la S.A. con activos, títulos de deuda, capital o una mezcla de todo ello. Como ya se sabía, la mayor parte del banco malo recibirá suelo y promoción urbanística en todas sus fases de desarrollo. Los principales accionistas serán bancos, aseguradoras o sociedades de fondos de inversión.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba