ACS y Sacyr se sitúan a la cabeza debido a sus apuestas energéticas

Las constructoras refinancian 7.300 M€ de deuda en apenas nueve meses

Las grandes compañías del sector constructor están logrando el más difícil todavía en el escenario más complicado posible. En el plazo récord de nueve meses, estas empresas han acometido procesos de refinanciación por valor de 7.300 millones de euros, que ha servido para algunas de ellas, especialmente ACS y Sacyr, aplacen importantes pagos hasta 2015. Todo ello en una época de restricción crediticia extrema.

Los grandes actores del sector constructor, uno de los más castigados por la crisis, están cerca de culminar un proceso general de refinanciaciones que les permitirá respirar un poco mejor, al menos hasta 2015. En un entorno notablemente complicado por las restricciones crediticias, las grandes compañías constructoras han logrado refinanciar deuda por valor de 7.300 millones de euros.

La última en anunciar un proceso de refinanciación ha sido FCC, con un préstamo sindicado por algo más de 500 millones de euros. Sin embargo, los dos protagonistas principales del proceso han sido ACS y Sacyr, precisamente la dos que cuentan con una participación en compañías energéticas (Iberdrola y Repsol, respectivamente).

En lo que va de año, el grupo que preside Florentino Pérez ha cerrado hasta tres procesos diferentes de refinanciación. El primero de ellos estaba relacionado con la deuda corporativa de ACS, que cerró el pasado febrero, por valor de 1.600 millones de euros. Posteriormente, en mayo, el grupo participado por Banca March, los Albertos y el propio Pérez, cerró un acuerdo con los bancos para la refinanciación de su filial de medio ambiente Urbaser, por 600 millones de euros.

La última y muy reciente operación se ha basado en la inversión de ACS en Iberdrola, que le ha costado a la constructora los derechos políticos del 8,25% de la eléctrica que controla a través de la instrumental Residencial Monte Carmelo. Ante las amenazas de ejecución de los bancos acreedores liderados por BBVA, la constructora negoció con Société Générale una refinanciación del crédito sindicado ligado a la compra de acciones de Iberdrola por valor de otros 1.600 millones de euros.

Sacyr, la primera en refinanciar

Pero sí ACS ha sido la más activa, Sacyr fue la primera en abrir fuego con la refinanciación del crédito que sostiene su participación en Repsol. Aunque, eso sí, por el camino se quedó la mitad de dicho paquete, un 10% del capital de la petrolera, que adquirió la propia empresa que preside Antonio Brufau. Para mantener el 10% restante, Sacyr firmó una refinanciación valorada en 2.450 millones de euros, con vencimiento en el año 2015.

Más pequeñas han sido las operaciones llevadas a cabo por OHL y FCC. La primera logró refinanciar y al mismo tiempo ampliar un crédito de 240 millones para extender su vencimiento hasta enero de 2016, tres años más de lo establecido inicialmente. Mientras, FCC ha refinanciado 508 millones de euros de deuda al firmar con un sindicato de 16 entidades financieras un préstamo sindicado por este importe y a tres años. Se trata de la deuda que le quedaba por reestructurar este año al grupo controlado por Esther Koplowitz, toda vez que el pasado mes de marzo logró refinanciar otro préstamo sindicado de 438 millones de euros.

Todas estas operaciones se han logrado cerrar con un escenario muy complicado debido a las restricciones del sistema crediticio provocadas por la crisis. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba