Economía

El banco turco Akbank reniega ahora de Rato: desaparece como consejero asesor tras la investigación de Andreu

Apenas una semana después de que el juez Fernando Andreu decidiese investigar la relación de Rato con la entidad turca, el Akbank le ha borrado del organigrama de su consejo asesor internacional. La entidad turca no ha querido pronunciarse sobre el más que presumible cese del expresidente de Caja Madrid y Bankia.

Es el máximo ejemplo de causa efecto. Rodrigo Rato ha desaparecido como integrante del consejo asesor internacional del Akbank. Apenas una semana después de que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, comunicase en un auto, que investigará la relación entre Rato y el banco turco, solicitado por Unión Progreso y Democracia (UPyD), éste ha borrado al expresidente de Bankia del organigrama de su consejo asesor internacional. Un hecho que parece significar el cese de Rato de este puesto. Fuentes del banco turco no han querido hacer comentarios a este respecto ante la llamada de Vozpópuli.

La posible salida de Rato se produjo durante la pasada semana. Hasta entonces, el currículum del imputado por el caso Bankia permanecía colgado en la web del banco turco, a cuyo consejo asesor internacional accedió en marzo de 2010, apenas dos meses después de ser nombrado presidente de la caja madrileña. Entonces, Akbank aseguraba que “el señor Rodrigo de Rato Figaredo aporta un gran conocimiento y experiencia, así como una visión global, de gran valor para Akbank”. “El banco se fortaleció aún más”, continúa el comunicado que acompañó al nombramiento de Rato, “con nuestro miembro más reciente”.

Kemal Dervis, presidente del consejo asesor internacional, fue quien propició la llegada de Rato al Akbank. El exministro de Economía turco fraguó una intensa amistad con Rato durante la época en la que ambos coincidieron en Washington, según confirman fuentes financieras. El primero, como vicepresidente del Banco Mundial; el español, como director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI). Precisamente, Dervis ha sido el gran valedor de Rato para que se mantuviera como consejero asesor de Akbank pese al cerco judicial que vive el expresidente de Caja Madrid y Bankia a raíz de la instrucción de Andreu por el caso Bankia.

Kemal Dervis, presidente del consejo asesor internacional, ha sido el gran valedor para que Rato se mantuviera en este organismo del Akbank pese al cerco judicial que vive el ex presidente de Bankia

El exvicepresidente del Gobierno Aznar ha tenido que pagar una fianza civil de 3 millones de euros por su responsabilidad en el asunto de las tarjetas black. Además, Andreu investiga la relación de Lazard y Willis, firmas con las que Rato colaboró antes de su llegada al banco nacionalizado, con Bankia, y el posible trato de favor. Además, en la instrucción de este caso, Andreu ha recibido el informe de dos peritos del Banco de España en el que se señalan una serie de irregularidades en la gestión de riesgos de la entidad y un dato demoledor: las cuentas con las que Bankia salió a Bolsa no se correspondían a su verdadera situación financiera. De confirmarse este extremo en la futura sentencia de Andreu, se abre la puerta a que los inversores que acudieron a la OPV puedan recuperar su inversión.

Andreu aceptó investigar la relación de Rato con la entidad turca a raíz de "una información periodística (desvelada por este medio), contrastada por una fuente abierta, cual es la página web de dicho banco turco, que le presenta como miembro del Consejo Asesor Internacional". "La constatación de dicha circunstancia y si la misma se adecua a las obligaciones contraídas como presidente de la entidad deberá considerarse como necesaria para el conocimiento de la naturaleza de los hechos investigados", continúa el magistrado en un escrito hecho público el pasado 1 de diciembre.

El fichaje de Rato por Akbank contravino el artículo 6 de la Ley de Cajas madrileña que regulaba las atribuciones del presidente con funciones ejecutivas. En su punto 2 se explica que "el cargo de presidente ejecutivo deberá recaer en persona que reúna las condiciones de capacidad, preparación técnica y experiencia suficientes: se ejercerá en régimen de dedicación exclusiva, con arreglo al suelo que fije el Consejo de Administración, y será incompatible con cualquier otra actividad retribuida, pública o privada, salvo la administración del propio patrimonio y las actividades que ejerza en representación de la Caja o promovidas por la misma. En este último caso, los ingresos que obtenga, distintos a dietas de asistencia a consejos de Administración o similares, deberán cederse a la Caja".

El juez Andreu requiere ahora al Banco de España que confirme si esta dualidad de cargos en España y Turquía llevó a Rato a vulnerar la Ley o cualquier otra obligación estatutaria o contractual durante el desempeño de sus responsabilidades en Caja Madrid y BFA-Bankia.

La pertenencia de Rato al consejo asesor internacional del Akbank también vulneró el reglamento de conducta interna de los consejeros de Bankia, reflejado en el informe de retribuciones de 2012. En el punto 7, el texto explica cuáles son las características de los contratos que vinculan a los consejeros ejecutivos con Bankia. Entre ellas aparece la obligación de no competencia. "Los consejeros no podrán dedicarse, por cuenta propia o ajena, al mismo, análogo o complementario género de actividad que constituya el objeto social de Bankia, salvo los puestos o cargos que puedan desempeñarse en otras compañías del Grupo", detalla el texto.

De confirmarse el previsible cese por parte del Akbank, Rato habría perdido dos sillones en apenas un mes. El pasado 15 de noviembre, Ana Botín decidió disolver el consejo asesor internacional del Santander para cesar a Rato. De esta manera, el expolítico del PP perdía una retribución de algo más de 200.000 euros anuales por su asistencia a un par de reuniones al año.

Estos movimientos parecen pasar inadvertidos en Telefónica. César Alierta mantiene a Rato como consejero asesor de la compañía en Latinoamérica y Europa. Se trata de puestos retribuidos, con menores sueldos a los de los consejeros —algo más de 100.000 euros anuales en concepto de dietas— que no exigen dedicación exclusiva. La multinacional contrató al exministro de Economía en enero de 2013, cuando ya estaba imputado por el caso Bankia, y meses después de tener que abandonar el banco por la insostenible situación financiera de la entidad.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba