Economía

El Gobierno prepara una rebaja de las cotizaciones a la Seguridad Social en los contratos para jóvenes

El Ministerio de Empleo ha propuesto a la patronal y los sindicatos que se modifiquen las fórmulas de contratación destinadas a la gente joven, tal y como le exige Bruselas. Los recortes de las cuotas sociales pueden alcanzar hasta el 75 por ciento.

El Gobierno prepara una rebaja de las cotizaciones a la Seguridad Social en los contratos para jóvenes
El Gobierno prepara una rebaja de las cotizaciones a la Seguridad Social en los contratos para jóvenes

El Gobierno ha propuesto a la patronal y los sindicatos una rebaja en las cotizaciones sociales de los contratos para jóvenes, según fuentes de los agentes sociales.

Aunque las conversaciones se encuentran todavía en una fase preliminar, el Ministerio de Empleo ha planteado la reforma de los contratos parcial, eventual y de prácticas con la intención de fomentar el empleo juvenil.

Nuevas fórmulas

El eventual o temporal podría tener sus cuotas a la Seguridad Social reducidas en un 75 por ciento en el primer año y hasta un 60 por ciento en el segundo; valdría para trabajadores de hasta 30 años; sólo podría emplearse encadenándolo de seis en seis meses durante un máximo de 36 meses y siempre que la tasa de desempleo no baje del 15 por ciento.

El contrato parcial también vería disminuida su contribución a la Seguridad Social; podría aplicarse a empleados en formación y su número de horas equivaldría a la mitad de la jornada ordinaria de la empresa.

Además, tanto el parcial como el temporal únicamente podrán utilizarse siempre que la empresa garantice el empleo y, por lo tanto, no se recurra a él para sustituir a una parte de la plantilla por una mano de obra más barata.

Este recorte de las cotizaciones podría llevarse a cabo mediante bonificaciones, es decir, que el Estado las abone, un hecho antes impensable por las constricciones presupuestarias.  

El contrato de prácticas dispondría de una remuneración por valor del 60 por ciento del salario del convenio en el primer año y del 75 por ciento en el segundo. Y si bien antes sólo se podía suscribir para aquellos que llevaban menos de cinco años desde que terminaron sus estudios, ahora se estudia que se amplíen los plazos y los colectivos beneficiados.

La postura de CEOE

No obstante, la CEOE quiere ir mucho más allá en estas negociaciones y pide que se acuerden unos contratos vinculados al salario mínimo interprofesional, en la actualidad en los 645 euros.

En opinión de la patronal, la idea consiste en que los jóvenes logren, primero, acceder al mercado laboral en lugar de quedarse en el paro y, posteriormente, vayan consolidando poco a poco sus derechos. “Se trata simplemente de un inicio. Las condiciones del trabajador mejorarán conforme avanza en su carrera”, explican fuentes de la patronal.

En estas negociaciones, la asociación empresarial que preside Rosell no está dispuesta a aceptar una disminución de las cuotas a cambio de olvidarse de las ganancias en flexibilidad. La patronal cree que hay que acabar con las múltiples rigideces que dificultan la contratación y que han provocado que el ajuste del mercado laboral se haya ejecutado mediante la expulsión de trabajadores, en vez del ajuste vía horas, sueldos o condiciones.

Bruselas manda

El departamento que dirige Fátima Báñez ha mostrado su determinación para que se consensuen estas medidas. Pero si los agentes sociales no ceden y al final no hay acuerdo, el Ministerio de Empleo se verá obligado a saltárselos y enviar su propuesta directamente a Bruselas.  

La Comisión Europea ya solicitó una rebaja de las cotizaciones porque las considera un impuesto sobre el empleo. Aunque esta iniciativa también implicaría una nueva reforma de las pensiones con el fin de hacerlas más sostenibles al privarlas de ingresos.  

Según los datos de Eurostat, España ha alcanzado el 57 por ciento de desempleo entre los menores de 25 años, lo que nos convierte en el segundo país de Europa con un paro juvenil más alto después de Grecia.

Bruselas no pasa este hecho por alto y ha incluido entre las recomendaciones del Consejo Europeo sobre España la creación de un plan de empleo diseñado para la gente joven, lo cual abarca contratos de aprendizaje y formación y una reelaboración de las políticas activas pensadas para generar puestos de trabajo.

Formación y autoempleo

Dentro de este contexto, el Ministerio de Báñez prepara un paquete con 58 iniciativas que deberían reforzar la formación y empleabilidad de los jóvenes, como por ejemplo programas de becas.

El Gobierno también está barajando nuevas facilidades para que los jóvenes se animen a emprender y a convertirse en autónomos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba