Economía

Cataluña tendrá al final un déficit del 1,8% en 2012, y no el 2,3% que anunció Mas-Colell

La Generalitat envía una carta al Ministerio de Hacienda explicando que, una vez revisadas las cuentas, el desfase presupuestario catalán será del 1,8%, cerca de la meta del 1,5%. El ajuste podría deberse a la contabilización de las privatizaciones.

El Ministerio de Hacienda ha recibido una misiva del conseller de Economía catalán, Andreu Mas-Colell, confirmando que el déficit de Cataluña será del 1,8 por ciento del PIB, en lugar del 2,3 por ciento que habían anunciado.

Esta cifra se aproxima ya mucho al objetivo comprometido del 1,5 por ciento para todas las comunidades y aún debe ser corroborada por la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), según fuentes cercanas a la Generalitat.

La diferencia de 5 décimas supone unos 1.000 millones y se puede deber, en parte, al modo en que se han contabilizado algunas privatizaciones como la de Aguas del Ter-Llobregat, envuelta en la polémica por su adjudicación, o la concesión de los túneles del Vallvidrera y del Cadí.

El Fondo de Liquidez

La contabilidad de estos ingresos se podría haber postergado a 2013 para suavizar el ajuste. Pero el Ministerio de Hacienda puede haber obligado a la Generalitat a anotarse estas ventas en el ejercicio de 2012, a cambio del acceso al Fondo de Liquidez Autonómico durante este año.

El Departament d'Economia ha solicitado 9.073 millones de euros del FLA, de los cuales 7.684 millones se destinarán a cubrir vencimientos de deuda y 1.389 millones para financiar un déficit permitido del 0,7 por ciento.

Menos dudas sobre las CCAA

El hecho de que hace escasos días la Generalitat proclamase que el desfase presupuestario se disparaba hasta el 2,3 por ciento había sembrado algunas dudas sobre el control de las cuentas autonómicas.

El nuevo dato del 1,8 por ciento en Cataluña asegura que, en su conjunto, las autonomías no se desviarán en exceso de las metas fijadas. La comunidad catalana representa, aproximadamente, el 18 por ciento del PIB nacional.

En 2010, el déficit ascendía al 4,2 por ciento del PIB regional, unos 8.000 millones de desfase sobre un PIB catalán de unos 195.000 millones. Y Mas-Colell ha declarado que la Generalitat ha acometido en los dos últimos años recortes por valor de 7.200 millones.

Con todo, en 2011 el déficit se situó en el 3,9 por ciento. Y en estos momentos el agujero podría quedarse en el 1,8 por ciento, unos 3.500 millones que aún están examinando en la IGAE.

La relajación del déficit

Ahora que el Estado va a obtener una relajación de sus compromisos presupuestarios con Bruselas, la Generalitat presiona a Madrid para que comparta con las regiones una parte de esa flexibilización.

Además, el Govern se queja de que no ha recibido del Estado central unos 1.500 millones en inversiones establecidas en la disposición tercera del Estatuto, una inyección equivalente a siete décimas del PIB catalán. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba