En los próximos dos años

Francia debe recortar 43.000 M. en dos años para cumplir sus objetivos

Tras una auditoría solicitada al Tribunal de Cuentas este organismo ha determinado que Francia está lejos de haber sido "ejemplar" en la gestión de sus finanzas públicas. Y advierte de que su déficit y su deuda colocan al país en una "zona peligrosa".

El Gobierno francés tiene que aplicar medidas de ajuste por valor de entre 39.000 y 43.000 millones de euros en 2012 y, especialmente, en 2013 para poder cumplir sus objetivos de déficit, según una auditoría solicitada por el Ejecutivo galo al Tribunal de Cuentas, que considera esta consolidación "exigente, pero posible".

"Francia se ha embarcado en un camino de regreso al equilibrio de sus cuentas públicas, cuyo cumplimiento es esencial para asegurar su credibilidad, el control de su destino y para que pueda continuar teniendo peso en el concierto europeo. Esta rectificación de las cuentas indispensable es exigente, pero posible. Los años 2012 y, sobre todo, 2013 son cruciales", remarca.

En concreto, el Tribunal de Cuentas señala que la auditoria revela que, para 2012, cumplir con el objetivo de déficit marcado del 4,4% exige "medidas correctivas inmediatas", que compensen el riesgo de caída de los ingresos, por valor de entre 6.000 y 10.000 millones de euros.

Sin embargo, añade que el esfuerzo será "mucho mayor" en 2013, ya que con una previsión de crecimiento del 1% el Tribunal ve necesarias nuevas medidas por importe de 33.000 millones de euros que deben ser repartidas entre recortes del gasto y aumento de los ingresos.

En este sentido, añade que estos ahorros no podrán hacerse a menos que contribuyan todas las administraciones públicas, en referencia al Estado, la Seguridad Social y los colectivos territoriales. "Las decisiones que deben ser adoptadas requieren una revisión en profundidad en términos de acción pública, a fin de clarificar las responsabilidades y cuestionar los demasiados gastos públicos ineficaces", añade.

El Tribunal de Cuentas subraya que, desde hace décadas, Francia está lejos de haber sido "ejemplar" en la gestión de sus finanzas públicas, por lo que su credibilidad se ha visto afectada. Así, advierte de que su nivel de déficit y de deuda colocan al país en una "zona peligrosa".

Por este motivo, ve necesario completar los recortes en el gasto con aumentos de los ingresos, por lo que considera "difícilmente evitable" una subida del IVA y de las contribuciones a la Seguridad Social. "El año 2013 requiere un esfuerzo muy importante, que implica elecciones difíciles, una gobernanza renovada y reformas estructurales en la acción pública", insiste.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba