En el Gobierno no se descarta una marcha atrás en la penalización del ahorro

La CNMV extrema la supervisión de los productos estructurados ofrecidos por la banca después del tajo de Linde a los superdepósitos

No tienen nada que ver con las participaciones preferentes, pero requieren una información al cliente mucho más exhaustiva de la que ofrecen los bancos. La CNMV ha decidido iniciar a partir de este lunes una estrecha supervisión de los productos de ahorro que las entidades han buscado como alternativa a los superdepósitos.

La recomendación del Banco de España a los bancos para que limiten la remuneración que ofrecen por los depósitos a sus clientes particulares ha desatado una proliferación de ofertas alternativas que el supervisor va a empezar a estudiar con extrema cautela para evitar abusos como los que en el pasado se dieron con las participaciones preferentes o la deuda subordinada, buena parte de ellos todavía pendientes de resolver pues han dejado por el camino miles de afectados.

El supervisor advierte a los bancos de que deben ampliar los detalles sobre los riesgos que entrañan algunos productos que acaban de salir al mercado

A partir de hoy lunes, la CNMV va a contactar con todas las entidades para advertirles de que deben ampliar los detalles a los clientes sobre los riesgos que entraña cada oferta comercializada ya que la penalización del ahorro va a estimular mucho movimiento de dinero, una parte destinado al sector inmobiliario, otra a los fondos de inversión garantizados total o parcialmente vinculados a la compra de deuda pública y otra a productos estructurados menos seguros.

Ya se ha detectado que algunos bancos están incumpliendo las reglas establecidas en la comercialización de estos productos a sus clientes. Por ejemplo, una de las principales entidades que ha recibido ayudas públicas condiciona la penalización que aplica por la cancelación anticipada de su depósito estructurado “a una estimación del coste de ruptura que esta decisión implique en un momento dado para el banco”.

Las normas de la CNMV obligan a las entidades a trasladar información “veraz, transparente y suficiente” de cada producto, a evaluar si sus condiciones son adecuadas dependiendo de los conocimientos del cliente, a remitir información periódica sobre la evolución de la cartera de valores y a extremar todo este proceso en el caso de títulos no negociados en mercados secundarios cuya cotización sea difícil de seguir para un inversor medio.

Economía ha respaldado la penalización al ahorro promovida desde el Banco de España, pero en el Gobierno también hay quien considera que supone una barrera a la libre competencia

En las dos semanas posteriores a la recomendación del Banco de España se ha producido una fuga de dinero desde los depósitos a los fondos de inversión, hasta un total de 528 millones, operaciones protagonizadas, sobre todo, por La Caixa y Kutxabank.

Todavía nadie en el Gobierno da por seguro que esta penalización al ahorro se mantenga en el tiempo, sobre todo después de conocerse que la Comisión Nacional de Competencia ha pedido información exhaustiva al Banco de España sobre los límites sugeridos para los intereses ligados a depósitos, pagarés, bonos y cuentas corrientes. Economía avala el paso dado por el gobernador, Luis Linde, porque considera que puede activar algo el mercado inmobiliario y ayudar, de paso, a que los bancos sigan comprando deuda pública a través de los fondos que contratan con sus clientes. Pero no todos los ministros del equipo económico opinan igual, pues también pesa la consideración de quienes creen que esta forma de penalizar el ahorro supone una barrera  a la libre competencia de las entidades financieras.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba