Desde la heterodoxia

La incongruencia de los datos, más ajustes y genuflexión

Los últimos indicadores económicos publicados, relativos a nuestra querida España, están siendo manoseados grotescamente por un gobierno, el nuestro, ávido de trasladar la ciudadanía la farsa de que el empobrecimiento masivo al que nos han sometido ha sido por nuestro bien. Vamos, que encima les tenemos que estar agradecidos. Llama la atención, salvo muy honrosas excepciones, el tratamiento del análisis que se están haciendo de los mismos en los medios de comunicación. Se dedican a repetir consignas dirigidas y son incapaces de poner de manifiesto, en el mejor de los casos, su absoluta incongruencia e inconsistencia; o denunciar, como es su labor, que juegan con ellos como vulgares trileros.

A esto unamos la pléyade de autoridades y élites económicas, todas ellas extractivas, reunidas este lunes en Bilbao. Después de promover una serie de políticas económicas que nos han empobrecido como nunca, nos dan una palmadita en la espalda por nuestra generosa genuflexión, para a renglón seguido pedir más sangre, más sacrificios. Son insaciables.

Yo tengo una interpretación muy personal: saben que el eslabón más débil de la economía global es España de manera que si se produjera un aumento en la aversión al riesgo en los mercados entraríamos en una tormenta perfecta. Ergo nos quieren tener bien atados.

Más deberes, más ajustes

La directora del FMI,Christine Lagarde,ha puesto nuevos deberes a España, es decir, más recortes. Reclamaprofundizar en la reforma laboral para reducir el coste en impuestos del trabajador, reducir el déficit público y liberalizar los servicios. El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, pidió “más valentía para continuar con los ajustes”, que de manera eufemística denominó como el proceso de modernización de nuestra economía. En definitiva que pongamos la otra mejilla. Estos individuos aún no se han enterado que estamos en una recesión de balances que nos ha llevado a deflación por deuda; aún no comprenden que nuestro sistema bancario, al igual que el suyo, es insolvente; y desconocen el aumento de la pobreza que están generando sus recetas. ¿A quién representan realmente?

Pero sin duda alguna dentro de las intervenciones que se produjeron en el Foro Económico de Bilbao las más hilarantes correspondieron a aquellos miembros de nuestros oligopolios. Estos aún no se han enterado del brutal repunte de nuestro endeudamiento público destinado a financiar sus desastres y ruinas. Es lo que técnicamente se denomina deuda ilegítima. Pero erre que erre, más de lo mismo, palmadita al Gobierno, más ajustes y de paso que los contribuyentes no nos corten la financiación.

Jugando con los datos

En un blog anterior ya explicamos nuestras dudas sobre la congruencia del dato de PIB correspondiente al último trimestre de 2013. Pero sin duda el mejor análisis sobre la inconsistencia de los mismos lo ha realizado Ángel Laborda, hombre muy comedido, y quizás uno de los mejores economistas del análisis de coyuntura de nuestro país. De su análisis se pueden extraer dos conclusiones.

En primer lugar, la magnitud de la contracción del consumo público es muy extraña. Registró una caída real del 14,6% y una contribución al crecimiento trimestral anualizado del PIB de -3 puntos porcentuales. La pregunta que él se hace es contundente: “¿Es una caída real del gasto o estamos traspasando la contabilización del mismo al siguiente ejercicio para intentar acercarse al objetivo de déficit del 6,5% del PIB?”

En segundo lugar, y derivado de lo anterior, “… para que el PIB no descendiera como consecuencia de esta aportación tan negativa del consumo público, desde el Instituto Nacional de Estadística (INE) han tenido que hacer milagros con los otros agregados. Los crecimientos del consumo privado, de la inversión y de las exportaciones parecen exagerados a tenor de los indicadores disponibles para los mismos”.

Resulta llamativo especialmente como se manosean los datos del sector exterior. Como señala Ángel Laborda, “Según el Ministerio de Economía, las exportaciones de bienes llevan dos trimestres cayendo a ritmos muy importantes, mientras que crecen en la Contabilidad Nacional. Como consecuencia, la subida real de las mismas en el año es del 7,2%, según el INE, y del 5,4% para el Ministerio. También las importaciones anuales crecen un 1,5%, según el INE, y el 3,1%, según el Ministerio. Estas diferencias aportan ocho décimas porcentuales al incremento medio anual del PIB. La experiencia nos dice que cuando el INE revisa sus cifras se acerca a las del Ministerio”. Resumiendo, nuestra economía realmente habría caído en 2013 alrededor del 2%, cifra más próxima a nuestras previsiones.

Algo parecido ocurre con los datos del paro publicados correspondientes a febrero, y que analizaremos en otro blog. Como adelanto les expongo dos incongruencias. Mientras el paro se reduce apenas en 1949 personas, el número de afiliados a la Seguridad Social se incrementan en más de 60.000 personas. Imposible, supondría que la población activa estaría repuntando con fuerza. Por otro, mientras aumenta la afiliación respecto al mes anterior, el número de contratos desciende, algo difícil de explicar. ¡Y miren que no me gustan nada las teorías de las conspiraciones!


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba