Sloane Stephens sobre Serena Williams

"Desde que la gané no me habla, no me mira y no hemos estado en la misma habitación"

La tenista de 19 años revela cómo cambió su relación con Serena (31) a raíz de Australia, donde la pequeña de las Williams sufrió la primera derrota ante una estadounidense menor que ella en toda su carrera, algo que no supo encajar.

A sus 31 años, Serena Williams nunca había perdido contra una jugadora estadounidense menor que ella. Hasta que llegó Sloane Stephens, una joven de 19 años, y la superó en los cuartos de final del Abierto de Australia. Stephens, que también es afroamericana, ya era previamente comparada con la menor de las Williams. Un parecido mediático que se disparó después de aquel duelo.

Desde entonces la relación entre ambas se complicó. Como si Serena no aceptase con facilidad un reemplazo prematuro y Stephens buscase algo más de cariño por parte de la estrella. Pocos días después de aquel partido, la histórica jugadora puso un twitt algo críptico, pero con posible interpretación para el caso. De hecho, Stephens se lo tomó como una referencia a su persona. "Yo te hice", escribió Serena.

Williams dejó de seguir a su rival en las redes sociales, la borró de sus contactos en el chat del teléfono y no quiso decir más de una joven jugadora para la que había tenido muy buenas palabras antes de aquel encuentro. Stephens, que se había entrenado ocasionalmente con Serena y había dicho de ella que era su "amiga" y "una de las personas más agradables que había conocido", también cambió radicalmente su opinión e, incluso, su percepción del pasado con Serena.

"Como ven que somos afroamericanas los medios quieren conectarnos de alguna manera, pero es extraño, yo siempre dije que mi tenista favorita era Kim Clijsters", comenta Stephens a la revista de la ESPN, la cadena deportiva  americana. Aquella predilección por la belga tiene un origen en el que están muy presentes las hermanas Williams. "En una eliminatoria de Copa Federación pasé todo el día intentando que me firmaran un poster, pasaron tres veces  por delante de mí y nunca lo hicieron. Me quedé devastada, me dejaron de gustar y busqué otra jugadora que me gustase”, dice la joven.

"Desde que la gané en Australia no me habla, no me saluda, no me mira y no hemos estado en la misma habitación. La gente piensa que es amistosa y todo eso, pero no es la realidad, no lo es", comenta Stephens. La joven jugadora fue la primera en señalar a Williams como una mentora antes de su enfrentamiento antes de la eliminatoria, un extremo que en su día Serena negó: "Es difícil decir que eres mentor de nadie cuando aún estás compitiendo".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba