Deportes

El ultra de la Roma detenido por la Policía disparó mientras hinchas del Nápoles le perseguían

El ultra de la Roma arrestado por ser el presunto autor de los disparos que hirieron a tres hinchas del Nápoles antes de la final de Copa Italia contra el Fiorentina actuó en solitario y usó el arma tras ser perseguido por los aficionados napolitanos a quienes había provocado.

La Jefatura de Policía de Roma convocó este domingo una rueda de prensa para explicar lo sucedido antes de la final de Copa Italia, después de pasar la noche recabando testimonios y visionando los vídeos recogidos por las cámaras de seguridad.

La conclusión de estas investigaciones llevaron a la detención de Daniele De Santis, de 48 años, bajo la acusación de causar disturbios e intento de homicidio, mientras que también fueron detenidos por estos enfrentamientos los tres hinchas heridos. De Sanctis se encuentra en el Hospital Gemelli de Roma con un traumatismo craneal debido a los golpes que recibió por parte de aficionados del Nápoles.

El jefe del cuerpo especial de Policía, Diego Parente, aseguró que se ha tratado de un gesto "aislado" y que De Sanctis actuó solo. Según la reconstrucción oficial, el hincha de la Roma, que trabaja en un negocio de la zona donde se produjeron los hechos, al ver pasar a un grupo de aficionados del Nápoles que se dirigían al estadio comenzó a lanzarles petardos y "a provocarles".

El grupo de napolitanos reaccionó "violentamente" a las provocaciones y empezó a perseguir a De Sanctis, que mientras huía cayó al suelo y entonces sacó la pistola y disparó cuatro veces mientras le agredían, agregó Parente.

Las balas hirieron a tres hinchas del Nápoles. El más grave es Ciro Esposito, de 30 años, quien recibió un disparo en el tórax que alcanzó la columna vertebral y tuvo que ser operado de urgencia durante la noche. Su estado es considerado crítico por los médicos del hospital Gemelli, donde también fue trasladado.

Los otros dos aficionados son un hombre de 43 años, que resultó herido de bala en una mano, y otro de 32 años, que recibió dos disparos, en la mano y en el brazo, pero cuyo estado no es grave. Ambos se encuentran ingresados en la Clínica San Pietro.

El jefe de la Policía de la capital italiana, Massimo Mazza, explicó que se ha tratado de un gesto "imprevisible", "aislado", "de una locura" y que no se puede hablar de rivalidad entre aficionados de fútbol, no obstante De Sanctis sea un seguidor del Roma.

Las fuerzas del orden informaron de que De Sanctis ha sido detenido varias veces en el pasado por episodios vinculados a la violencia en el fútbol, y que desde hace algunos años tenía prohibido acudir al estadio.

De Sanctis fue uno de los líderes de los ultras de la Roma que durante el derbi Lazio-Roma del 21 de marzo de 2004 obligó a suspender el partido al haberse difundido en el estadio el rumor que un niño había sido atropellado por una furgoneta de la Policía.

Sobre los que ocurrió después en el estadio, Mazza negó que hubiera habido negociaciones con los ultras para dar el visto bueno al inicio del partido, que comenzó con 45 minutos de retraso. Mazza explicó que los dirigentes del Nápoles habían pedido a la policía permiso para que un jugador del equipo informase a los aficionados de lo que había ocurrido sobre todo "porque se estaba difundiendo la noticia de que el hincha había muerto".

Por ello, el capitán del Nápoles, el eslovaco Marek Hamsik, fue bajo la curva (fondo) norte a hablar con uno de los líderes de los ultras napolitanos Gennaro de Tommaso.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba