Deportes

Mazinho admite que siempre quiso que su hijo Thiago jugase con Brasil y no con España

Mazinho, el centrocampista brasileño que ganó el Mundial de 1994 con la Canarinha, nunca quiso que su hijo Thiago se enfundase la elástica de la selección española. Lo confesó en una entrevista al programa de televisión 'Os donos da bola'. “La primera vez que Thiago fue convocado por España yo no quería que fuera. Mis hijos son brasileños y tenían plenas condiciones para jugar con Brasil, en aquel momento, en las categorías de base”, sentenció.

Iomar do Nascimento, Mazinho, (Santa Rita. Paraíba, Brasil, 1966), que conquistó dos campeonatos brasileños con el Vasco da Gama en 1989 y Palmeiras en 1993 antes de jugar en las filas del Valencia, Celta, Elche y Alavés, lo tiene claro. En un hipotético enfrentamiento entre Brasil y España en el Mundial de junio se decantaría, como es lógico, por Brasil.

“Soy brasileño y quiero que Brasil sea campeón y más jugando en casa. Está claro que la alegría de los brasileños son los resultados de la selección. Tengo el corazón partido porque en el otro lado podría estar mi hijo y también me gustaría que fuera campeón”, afirmó en el programa de televisión.

Sólo Vicente del Bosque sabe si Thiago do Nascimento Alcántara (San Pietro Vernotico, Brindisi, Italia, 11 de abril de 1991), ahora jugador del Bayern de Múnich, irá a la Copa del Mundo. Mazinho tiene claro que aunque aquella decisión de su hijo le disgustó, pero reconoce que la Federación de Fútbol brasileña tampoco apostó de manera decidida para conseguir que Thiago vistiera la elástica de la Canarinha.

“Desde la selección brasileña me comentaron que mis hijos no estaban formados en Brasil que no volvían al país. Debo reconocer que eso me entristeció, me enfadó, porque siendo brasileños y sabiendo las condiciones que tenían podrían estar sirviendo a Brasil. Thiago fue convocado por España y comenzó en la sub 17, sub 19 y sub 21 y ahora en la absoluta”, recuerda entristecido Mazinho que fue internacional en 35 ocasiones con Brasil.

Por contra, Rafinha, su otro hizo que actualmente juega cedido por el Barcelona en el Celta, sí decidió jugar con Brasil. ¿Cómo consiguió Mazinho que sus dos hijos llegarán a la élite del fútbol? La explicación es muy sencilla. Jugaba en Italia en el Lecce y en la Fiorentina cuando llevaba a sus hijos a los entrenamientos. “Uno tenía tres años y el otro un año y medio. Estaban conmigo siempre durante los entrenamientos. Se quedaban una hora, no para enseñarles a jugar, los llevaba para cansarlos. Volvían a casa más tranquilos”. Así empezaron desde muy niños.

Thiago, apuesta de Pep Guardiola para su Bayer de Múnich, ya ha disputado cuatro partidos con España, mientras su hermano Rafinha (12 de febrero de 1993, Sao Paulo. Brasil) lo hace con Brasil, donde el año pasado jugó el Sudamericano Sub 20.

El pasado fin de semana Thiago estableció una nueva marca en la Bundesliga con sus 185 toques de balón (dejando atrás los 157 de Bastian Schweinsteiger) y otra con sus 159 pases. “Es un jugador de talla mundial”, afirmó el director deportivo del Bayern, Matthias Sammer.

En las manos de Vicente del Bosque está la decisión que Thiago juegue la Copa del Mundo en Brasil, el país donde nació su padre y donde ganó una medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Seúl en 1988.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba