Cultura

La venta del Constable de Tita Cervera lleva a dimitir al patrono del Thyssen

Norman Rosenthal envió el lunes una carta a la dirección del museo presentando su renuncia como patrono y alegando "como motivo fundamental" la venta del cuadro de John Constable. El precio de salida de la obra duplica el coste que pagó el Barón Thyssen en 1990 por adquirila.

La venta del Constable de Tita Cervera lleva a dimitir al patrono del Thyssen
La venta del Constable de Tita Cervera lleva a dimitir al patrono del Thyssen

Norman Rosenthal ha presentado hoy su dimisión como patrono de la Fundación Colección Thyssen en desacuerdo por la subasta de este martes de 'La esclusa', de John Constable, una de las joyas de la colección privada de Carmen Thyssen.

Según han informado fuentes del museo, Rosenthal envió el lunes una carta a la dirección del museo presentando su renuncia como patrono y alegando "como motivo fundamental la venta del Constable", una decisión de la baronesa, quien la justificó en su necesidad de disponer de dinero.

Tanto Rosenthal como la también patrona Francesca de Habsburgo, hija del barón Thyssen, ya fallecido, habían mostrado previamente su oposición a la venta de este cuadro, que se subastará este martes en la sala Christie's de Londres con un precio de salida estimado entre 20 y 25 millones de libras esterlinas (de 25 a 32 millones de euros).

La obra, que hasta hace unos días se exhibía en el Museo Thyssen de Madrid, es una de las seis pinturas que forman parte de la serie más famosa de Constable, y la única que permanece en manos privadas.

La obra se subastará como parte de una colección de "Obras maestras", que incluye trabajos de Rembrandt, Breughel, Picasso y Bacon y la expectación es enorme ya que según la casa Christie's es "una de las pinturas más importantes que se han vendido en Londres en las últimas décadas".

El barón Heinrich von Thyssen adquirió la obra de Constable el 14 de noviembre de 1990 en la casa de subastas Sotheby's por 10,78 millones de libras (casi 12,5 millones de euros), el mayor precio pagado hasta aquel momento por un cuadro de un autor británico.

Aunque se trata de una pintura de su propiedad, la baronesa informó al patronato del Thyssen de su decisión de venderlo, si bien ni Francesca de Habsburgo ni Norman Rosenthal acudieron la reunión.

Evelio Acevedo, director gerente del museo, aclaró entonces que "nadie tiene que autorizar que se devuelva algo a su propietario. Por cortesía, la baronesa informó al patronato. El marco jurídico es el de préstamo y se devuelve si el propietario lo pide".

Según los términos del acuerdo por el que la baronesa tiene prestada al Estado español su colección particular, ella tiene derecho a vender un 10% del valor total de la misma, fijado en 800 millones de euros. La venta del Constable supone un 4,8%.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba