El Buscón

¿En qué hotel ruso de cinco estrellas se alojó Botella con el resto de la candidatura?

                                             

Basílica ortodoxa en el centro de San Petersburgo, cerca de la Avenida Nevski y de la Plaza del Palacio.
Basílica ortodoxa en el centro de San Petersburgo, cerca de la Avenida Nevski y de la Plaza del Palacio. CC via Flickr

"Estamos en un momento de cambio", constató ayer Ana Botella en la convención SportAccord de San Petersburgo, un evento que de lo poco que ha quedado claro es que a él se acude para ejercer esa actividad tan perversa, pero a la vez, como machacan los economistas neoclasicos, tan común en el mundo anglosajón llamada lobbying. "España está haciendo ajustes muy importantes en materia económica. Estamos controlando nuestro déficit para volver otra vez a la senda del crecimiento".

Botella fue, como ya se sabe (o no del todo), a hacer lobbyng a la antigua Leningrado, donde vendió lo que ya (sí) se sabe: España está haciendo grandes esfuerzos por contener la crisis, hay que confiar en el Gobierno de la Nación; y Madrid es una ciudad de sobra preparada, más que las rivales Estambul o Tokio, porque tiene la mayoría de las instalaciones terminadas, si bien eso ha generado una deuda municipal que no se sabe cómo se va a pagar y que trae de cabeza a los proveedores. 

¿Cuántas personas acompañaron a la alcaldesa a la turística San Petersburgo, inmortalizada por Chéjov y tan bella por sus canales, sus puentes levadizos, sus islas y su arteria principal, Prospect Nevsky, la avenida más conocida de la madre Rusia? Según las cuentas de El Buscón a partir de informaciones publicadas en medios y de las notas enviadas por el Ayuntamiento de Madrid, una decena. Entre ellos el portavoz de la oposición, el socialista Jaime Lissavetszky, ferviente partidario de los Juegos Olímpicos (fue secretario de Estado para el Deporte con Zapatero) y Alejandro Blanco, presidente del COE, además de los secretarios de Estado para el Deporte y de Comercio, Miguel Cardenal y Jaime García-Legaz, respectivamente. Y otros: Theresa Zabell, Víctor Sánchez... ¿Fueron más? ¿Y dónde moraron todos ellos? 

El Buscón reconoce el esfuerzo ahorrador de la candidatura de Madrid 2020, que se ha diferenciado en ese aspecto, y mucho, de las candidaturas de 2012 y 2016, esta última enfangada además en el Caso Nóos. Pero afirma que no estaría de más hacer más transparentes los gastos de la delegación, ya que una buena parte procede del erario de los madrileños, inertes ante un pasivo de más de 8.000 millones heredado de Alberto Ruiz-Gallardón. Por lo pronto, hay muchas opciones de que Botella & cia. se hospedaran en la isla de Vassilievsky, donde se halla la mitad de los hoteles que acogen a los participantes de SportAccord, según la web de la convención. De las siete pensiones que aparecen, seis son garitos de cinco estrellas y alguno de ellos de alta gama, como el Domina Prestige Hotel, éste fuera de la isla. 

Teniendo en cuenta viajes precedentes de la delegación, no estaría mal revelar estos datos si Madrid 2020 no quiere perder los adeptos que dice tener, que son cerca del 80% de los capitalinos. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba