Automoción

Mercedes-Benz Vito 2015, ¿furgón de trabajo o monovolumen de lujo?

Las furgonetas de Mercedes se han posicionado en los últimos años como toda una referencia por lo que a confort se refiere, pero en esta nueva generación que llegará al mercado a finales de año disfrutarán además de un mayor refinamiento y de una mayor carga tecnológica por lo que a equipamiento se refiere.

El mercado de los vehículos comerciales ligeros se encuentra en pleno desarrollo en nuestro país, con un crecimiento en lo que llevamos de año superior al 38%, síntoma sin duda de una recuperación económica que, aunque lenta y pausada, da claros síntomas de ello. Y entre los fabricantes, Mercedes-Benz es una de las marcas con mayor presencia en este segmento con un producto, la popular Vito, que se renueva ahora en profundidad para seguir siendo uno de los referentes.

Basada en la misma plataforma que la Clase V presentada recientemente, la Vito llega aportando esa doble personalidad de vehículo destinado tanto al ocio como al trabajo, con diferentes versiones adaptadas en mayor medida hacia uno u otro sentido. Por un lado, puede ofrecer una carga útil de casi 1.370 kilos mientras que en su faceta familiar admite de manera confortable hasta ocho plazas en su interior, con tres longitudes distintas de carrocería, 4,89, 5,14 y 5,37 metros. Y para adaptarse a todas las necesidades, está disponible tanto con tracción delantera como trasera o total, algo novedoso en el segmento.

En lo que a equipamiento se refiere, se incorporan nuevos elementos como el aviso de presión de neumáticos y de cinturón de seguridad o el asistente de viento cruzado, que corrige la trayectoria del vehículo actuando ligeramente sobre la dirección eléctrica cuando detecta fuertes rachas de viento que afectan a la estabilidad. Añade opciones como el dispositivo de prevención de colisiones, los asistentes de aparcamiento, ángulo muerto y mantenimiento de carril y el sistema ILS (Intelligent Light System) con cinco funciones de alumbrado que se adaptan a las condiciones atmosféricas y a las circunstancias durante la conducción.

Exteriormente, el nuevo diseño mejora mucho la imagen de la Vito, con una estética más cercana a los turismos de la marca, sobre todo en el frontal, y con una mejora en lo que a resistencia aerodinámica se refiere que le lleva a un coeficiente de sólo 0,32 en busca sobre todo de una reducción notable del consumo, estimada en un 20% inferior al de la generación anterior. Así, logra ofrecer una versión, la Vito 116 CDI BlueEfficiency, con un consumo medio de 5,7 l/100 km. Los niveles de potencia van desde los 88 CV de esta última hasta los 190 CV del 119 BlueTEC, el primer motor de la categoría en cumplir con la normativa de emisiones Euro6. Entre ambos extremos, versiones con 114, 136 y 163 CV para adaptarse casi a cualquier necesidad.

También lo hace por dentro, con diferentes configuraciones a escoger que permiten hasta un máximo de 8 plazas en la versión más familiar. Un puesto de conducción completamente renovado contribuye a ofrecer una sensación a sus mandos casi como si de un turismo de la marca se refiere. Y en busca de una clara mejora en este sentido, Mercedes-Benz ha trabajado a fondo en mejorar la calidad de la rodadura y el confort de marcha, con una optimización de los trenes de rodaje para lograr sobre todo una mayor suavidad en el filtrado de las irregularidades. Habrá que esperar a comprobarlo, pero la nueva Vito puede suponer un importante avance dentro del segmento, combinando como pocas ocio y trabajo para disfrutarla cualquier día de la semana.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba