Automoción

Bruselas pide 100.000M en ayudas para que la industria del motor salga de la crisis

La única manera de conseguir que la industria del automóvil en Europa se reactive es a base de ayudas: 80.000 millones para financiar la investigación, 2.500 millones para programas de competitividad y otros 10.000 millones para la financión (Banco Europeo de Inversión). 

El Grupo Volkswagen es el mayor fabricante de automóviles de Europa.
El Grupo Volkswagen es el mayor fabricante de automóviles de Europa.

La industria del motor en Europa, fuertemente castigada por el crecimiento de terceros países (China, India, Brasil, Rusia...), necesita al menos 100.000 millones en ayudas para salir de la crisis, según las cifras que maneja Bruselas en el plan de acción para reactivar el sector (Cars2020). Toda ayuda va dirigida a intentar mantener los 12 millones de puestos de trabajo, que en la actualidad están en jaque ante la amenaza continua con la deslocalización de los centros de producción y el aumento de la competitividad en terceros países. 

El plan europeo que ha diseñado la Comisión para sacar adelante la industria del motor pone el foco en la necesidad de seguir potenciando las ayudas públicas. Por un lado, la Comisión ha propuesto un presupuesto de 80.000 millones de euros para financiar la investigación y la innovación entre 2014-2020. Se tratra de la propuesta Horizonte 2020, que incluye el compromiso de conseguir un sistema de transporte europeo eficiente. A la espera de las decisiones finales que se adoptarán el el contexto del Marco Financiero Plurianual, la Comisión cree que la investigación y la innovación en la industria del automóvil debe ser prioritaria. 

Por otro lado, la Comisión ha propuesto un potente programa para la Competitividad de las Empresa, llamado COSME. Su prespuesto es de 2.500 millones para 2014-2020. 

Además, ambos programas deben estar respaldados por instrumentos financieros de la UE. En este sentido, la clave está en el papel del Banco Europeo de Inversiones (BEI), que fue fundamental en la recuperación del sector durante la crisis de 2008-2009. El BEI concedió préstamos por unos 4.000 millones en 2009 y 2010. En 2011, el volumen de estos préstamos disminuyeron, porque los bancos tenían en ese momento mejores condiciones de financiación. Es previsible que el presupuesto de 10.000 millones del BEI, aprobado por el Consejo Europeo, se traduzca en más oprtunidades para el sector.

España: ayudas de 1.000 millones en cuatro años

La industria española del motor ha recibido unos 1.000 millones de euros en ayudas (ver tabla). El prinicpal impacto de esta ayuda pública hay un efecto directo en la inversión, según datos de Anfac. Las matrices delos principales fabricantes en España invertirán a futuro y esto se tradice en la continuidad de los puestos de trabajo. 

El total de subvenciones y, fundamentalmente, préstamos concedidos entre 2009-2011 bajo estos planes han ascendido a 754 millones de euros, esto ha favorecido que los fabricantes invirtieran en España 4.590 millones de euros y que se  asignaran 12 nuevos modelos en las plantas españolas, garantizando la continuidad de las mismas a medio plazo. En 2012 se ha concedido 220 millones para el sector del automóvil, aunque el Gobierno -que va con cierto retraso- aún no ha hecho público la asignación.

Todo este esfuerzo de Europa en cuanto a las ayudas públicas servirán para empujar un sector estratégico para la economía europea. Además de los 12 millones de puestos de trabajo directo o indirectos, el motor contribuye positivamente a la balanza comercial de la UE (llegó en 2011 a 90.000 millones de euros). 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba