El Ayuntamiento de Madrid parece no dar abasto últimamente intentando apagar fuegos. Uno de ellos es el que tiene abierto con Policía Municipal, Samur, Movilidad y Bomberos, que llevan semanas protagonizando acciones de protesta contra los recortes y la actitud que la corporación municipal ha tomado respecto a su situación: no sentarse a escuchar sus propuestas de optimización del servicio para hacer frente a los recortes.  

Esta semana se conocía además, a través de las redes sociales, la existencia de una carta supuestamente escrita por un mando de Planificación de Servicios de la Policía Municipal que habría sido enviada al presidente del Comité Olímpico Internacional, Jacques Rogge, para alertar de la situación de inseguridad que vive Madrid. 

En la carta, escrita en inglés y castellano, fechada el 6 de diciembre, se intenta explicar cómo se gestionan actualmente los servicios de Policía, Bomberos o Samur en la ciudad, 'candidata eterna' a albergar unos Juegos Olímpicos. "Ha quedado demostrado que la gestión realizada por los cargos de confianza y el equipo de Gobierno de Madrid no ha traído más que desgracias al pueblo madrileño, además de su ineptitud en la gestión de dichos servicios de emergencias", dice el texto, que explica que la ciudad no puede a día de hoy albergar el evento deportivo. 

"Ha quedado demostrado que la gestión realizada por los cargos de confianza y el equipo de Gobierno de Madrid no ha traído más que desgracias al pueblo madrileño", reza la carta

En el escrito se aprovecha para defender que la celebración de unos juegos 'colmaría de alegría' a los miembros de los servicios de emergencias mencionados, pero advierten de que la organización actual de los servicios es incompatible con tal evento. "Los últimos acontecimientos en la ciudad de Madrid donde conciertos en la vía pública como el de MTV se cubren con 6 policías habiendo graves altercados públicos con numerosos heridos y daños materiales en la ciudad, o un espectáculo público de riesgo alto en un pabellón deportivo cubierto por doce policías y una ambulancia para una masa de 20.000 asistentes, que termina con cinco víctimas causadas en parte por deficiencias en el recinto, evidencian la situación", se lee en la carta. Además, recuerdan que tanto el Madrid Arena como la Caja Mágica, que también acoge eventos deportivos, no son seguros para sus asistentes. 

Primer escrito en octubre

Sin embargo, este no es el primer texto que algunos agentes de Policía Municipal podrían haber enviado al COI. A finales de octubre se tenía constancia de la primera, redactada entonces por agentes que explicaban que la carencia de efectivos del cuerpo y las precarias condiciones laborales de sus componentes representan un riesgo inasumible para la ciudad de Madrid y sus ciudadanos. 

"Esta situación se ha producido debido a varios factores, entre los que destacan las jornadas impuestas por el Ayuntamiento completamente extenuantes de hasta 10 días seguidos (contraviniendo la normativa europea respecto a los descansos de funcionarios armados), la precariedad de medios materiales y físicos o el envejecimiento de la plantilla por la ausencia de nuevas incorporaciones", explicaban. 

Pese a mostrarse favorables a unos Juegos, intentan explicar que la "ineptitud en la gestión de los servicios de emergencias" hacen imposible que la ciudad sea la sede escogida

Lo cierto es que se desconoce la autoría de ambos escritos, y ningún sindicato consultado por Vozpópuli ha querido salir a defender o confirmar las cartas. Desde Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM) explican que ningún sindicato va a salir a reivindicarlos porque parece más una acción espontánea de algún agente que algo organizado. En el mismo sentido se manifiesta la Asociación de Policía Municipal Unificada, cuyo portavoz, Raúl Herrero, explica que pueden coincidir con el fondo pero no con las formas, porque esto afecta un poco al interés de todos. 

Desde el Ayuntamiento de Madrid, por su parte, defienden que no existe ninguna comunicación oficial por parte de Policía Municipal hacia el COI, y achacan este acto a las propias guerras internas entre sindicatos, que llevan meses manifestándose para mostrar su malestar por los nuevos ajustes a los funcionarios. 

Protestas más visibles

Lo cierto es que en las últimas semanas los actos de protesta contra su situación, ya sean individuales de Policía Municipal o uniéndose a agentes de Movilidad, Samur y Bomberos, se han hecho notablemente más visibles. Como explica Herrero, la intención es explicar al madrileño cuál es el problema, advirtiendo de que no es cuestión de dinero, sino de actitud de la corporación. "No conozco ninguna empresa en la que los propios trabajadores hayan propuesto solucionar los problemas de plantilla para hacer más horas, incluso cediendo algún día más de trabajo, y que el responsable ni siquiera se siente a escuchar la opción", defiende. 

Y es que por el momento la respuesta del consistorio ha sido poco dialogante, hasta el punto de que UPyD llegó a solicitar formalmente que se abriera un proceso de negociación, según explican desde APMU. El concejal de Medio Ambiente, Movilidad y Seguridad, Antonio de Guindos y la responsable de Seguridad y Emergencias, Fátima Inés, han declarado que están dispuestos a escuchar a las organizaciones sindicales, pero por el momento no ha habido reunión. 

Pancartas, muñecos colgados, pintadas o manifestaciones colapsando el tráfico son algunas de las acciones que siguen llevando a cabo para protestar

Mientras esto ocurre, los agentes van utilizando su ingenio para hacer sus protestas más visibles. Esta semana aparecía una llamativa pancarta en la Plaza Mayor en la que se leía "Bienvenidos a Madrid, la Policía Municipal no puede garantizar su seguridad", a la vez que en la Puerta del Sol aparecía colgado de los cables de Navidad un muñeco de cartón, y poco más allá, en Preciados, diferentes pintadas reivindicativas. "Los compañeros se están autogestionando, se organizan para mostrar su malestar y que se tome conciencia por parte de los madrileños", defiende Herrero. 

Por su parte desde CPPM admiten que aunque entienden las acciones porque la gente está realmente descontenta, sólo apoyarán las acciones que vayan con nombre y apellidos y que se encuadren en el marco de la legalidad. 

También esta semana más de un centenar de policías, bomberos, agentes de movilidad y Samur de paisano se organizaron para circular por el centro de Madrid a velocidad reducida para colapsar el tráfico, a la vez que llevaban diferentes carteles reivindicativos en sus vehículos, como se aprecia en una de las fotografías. Incluso ayer mismo, más de 200 agentes se manifestaron también por las principales calles del centro, en bici y vestidos con un chaleco amarillo, para intentar hacer más visible su descontento. 

De momento las acciones no van a cesar, como aseguran algunos de los agentes consultados, al menos hasta que la corporación se siente a escucharles. Los acontecimientos del último año parecen haber colmado la paciencia de un cuerpo poco movilizado y especialmente condicionado para la protesta. 

Versión de la primera carta (octubre). 

"Esta carta está redactada por los componentes de Policía Municipal de Madrid. Es nuestra obligación dirigirnos a Vds ante los acontecimientos que se están desarrollando últimamente en la ciudad de Madrid. Acontecimientos que nos hacen reflexionar y obligan a un ejercicio crítico ante la responsabilidad que este colectivo guarda con la seguridad de la ciudad de Madrid y sus visitantes. Se ha visto en reiteradas ocasiones en las últimas fechas, que la carencia de efectivos del cuerpo, y las precarias condiciones laborales de sus componentes, representan un riesgo inasumible para la ciudad de Madrid y sus ciudadanos. Conciertos a los que asisten 8000 personas, con tan sólo 6 policías de servicio. Agresiones producidas en masa a policías, únicamente por tratar de evitar robos.Asesinatos de policías en acto de servicio.

Esta situación, se ha producido debido a varios factores entre los cuales los más destacables son: Jornadas impuestas por el Ayuntamiento completamente extenuantes de hasta 10 días seguidos (contraviniendo por completo la normativa europea en lo que se refiere a los descansos de funcionarios armados), precariedad de medios tanto materiales como físicos, y envejecimiento de la plantilla debido a que no se ofertan plazas para nuevas incorporaciones. Únicamente se obliga a prolongar por la fuerza, las jornadas ya de por sí extenuantes de los funcionarios policiales, quienes no gozan de ningún tipo de conciliación de vida familiar y personal.

Es por ello, que ante la inminente visita programada para el mes de marzo del año 2013. Solicitamos que los señores responsables del Comité Olímpico Internacional, tengan muy en cuenta a la hora de elegir sede para los JJ.OO del año 2020, las precarias condiciones de los 6800 agentes municipales encargados de la seguridad y el tráfico de la ciudad de Madrid". 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba