Nacional

Cospedal pone firmes a sus dirigentes provinciales, que reclaman máxima información y coordinación

Génova quiere que justifiquen el paquete de reformas y de recortes aprobados por el Ejecutivo el pasado viernes conscientes del desgaste político y social que les suponen esas medidas. "Hay cosas que no funcionan bien y no se puede armar una estrategia vía argumentario", afirma un dirigente provincial. La "herencia socialista" seguirá siendo uno de los principales argumentos. El PSOE sigue a diez puntos de distancia del PP, incluso después de los últimos recortes, según un estudio interno que maneja el partido que sustenta al Gobierno.

La secretaria general popular, María Dolores de Cospedal, no quiere que nadie del PP se ponga de perfil a la hora defender el paquete de reformas que el Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes. Por eso reunió ayer a los presidentes provinciales del partido al objeto de pedirles que se apliquen a la tarea en sus respectivos territorios, habida cuenta de que se trata de medidas complicadas que persiguen, dijo, superar la crisis económica por la que atraviesa nuestro país. Pero también hubo mucho más y es que cerca de los diez dirigentes provinciales que tomaron la palabra vinieron a coincidir en su petición de máxima información y coordinación interna "porque es lo que toca en este momento, hay cosas que no funcionan bien y no se puede armar una estrategia vía argumentario", según confesó uno de ellos a Vozpópuli.

Y es que son, en definitiva, los que "damos la cara ante los ciudadanos y somos el soporte del PP", dijo en la reunión otro de los responsables provinciales del partido que sustenta al Gobierno. El clima de conflictividad social, la sospecha más que fundada de que éste va a ser un "otoño caliente", con amenaza de huelga general incluida para el mes de septiembre, no tranquiliza a estos dirigentes. La representante de León, con el conflicto miero sobre la mesa; el de La Coruña, con un calendario próximo de elecciones dado que no se descarta el adelanto para otoño; el de Zaragoza, el de Barcelona, el de Ávila, fueron algunos de los que tomaron la palabra en una reunión de dos horas y media de duración que se acordó celebrar con mayor asiduidad para superar, precisamente, las lagunas informativas y de coordinación que denunciaron muchos.

Si algo se puso de manifiesto es que no están contentos con el modo en que se han comunicado desde el Gobierno algunas de las reformas, de gran complejidad y sobre las que cuesta dar explicaciones. En todo caso, el objetivo es transmitir que "España tiene futuro", defendió la secretaria general popular que animó a los suyos a estar a pie calle y en contacto con la red asociativa porque las medidas aprobadas por el Gobierno "son para salir de la crisis". El recurso a ciertas dosis de optimismo también fue barajado en la cita, aunque fuentes populares admiten que cada vez que el ministro de Hacienda y de Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, dice aquello de que "no hay dinero para pagar las nóminas" ese es un discurso que "no hay quien lo levante". Junto a Cospedal se sentaban sus tres vicesecretarios, esto es, Carlos Floriano, de Organización; Javier Arenas, de Territorial, y Esteban González Pons, de Estudios y Programas. Además tomaron la palabra los portavoces de Congreso y Senado, Alfonso Alonso, que además es presidente del PP de Álava, y José Manuel Barreiro.

La "herencia socialista" seguirá siendo uno de los principales mensajes de los dirigentes populares para justificar el paquete de recortes y reformas

Si en algo hubo pleno acuerdo fue en insisitir en la herencia socialista, es más, "todo es poco para recordar que el PSOE nos ha traído hasta aquí", dijo uno de los intervinientes. "Hay que seguir poniendo en valor la herencia", comentó otro. Tampoco faltaron llamadas a la unidad con críticas veladas a la posición de las comunidades extremeña y castellanoleonesa por sus sendas abstenciones en la última reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera el pasado día 12. Según la opinión que expusieron algunos de los asistentes, "no puede pasar lo del CPFF. La disciplina es básica en estos momentos".

El vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano,se sumó al mensaje de optimismo al afirmar al término de la cita que el Gobierno "está cumpliendo su programa electoral", que es sacar a España de la crisis, al tiempo que se mostró convencido de que cuando concluya la legislatura "la crisis estará superada" y el programa "cumplido", informa Efe. "Es lo que vamos a hacer, aunque es verdad que el camino no es el que prometimos en algunos casos porque nos encontramos con una situación infinitamente peor", inisitió tras desvelar que estudios sociológicos internos advierten de que los españoles no comprenden que el PSOE esté poniendo "palos en las ruedas" del Gobierno. De hecho, según esos estudios, algunos realizados incluso tras la aprobación de los últimos recortes, el PSOE seguiría a más de diez puntos del PP y "alejado de la posibilidad de configurarse en una alternativa razonable", por debajo del 28 por ciento de los votos.

Basándose en esos sondeos, ha reclamado al PSOE que actúe con "un mínimo de responsabilidad" y no apoye las movilizaciones que no contribuyen a encontrar soluciones a la crisis y dan una imagen del país que "no se corresponde con la realidad".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba