Nacional

Rajoy dio por hecho el domingo que el PSOE presentaría una moción de censura

En la noche del domingo, horas después de que 'El Mundo' desvelara los sms entre Rajoy y Bárcenas, en Moncloa se daba por hecho que el PSOE presentaría una moción de censura contra el presidente del Gobierno. Tal era el impacto de la novedad periodística que el propio Mariano Rajoy transmitió a alguno de sus colaboradores esta posibilidad como cierta. Se pensó incluso que Pérez Rubalcaba había informado de sus planes al jefe del Ejecutivo vía telefónica, dado el buen clima de entendimiento trabado últimamente entre ambos.

Rubalcaba y Rajoy en una imagen de archivo
Rubalcaba y Rajoy en una imagen de archivo G3digital

La publicación de los sms entre Rajoy y Bárcenas en 'El Mundo' hizo pensar al Gobierno, en la noche del domingo, que el PSOE presentaría una moción de censura contra el jefe del Ejecutivo, e incluso se llegó a hablar de un posible contacto entre Mariano Rajoy y Rubalcaba en el que el líder socialista hubiera informado de sus planes al líder de los populares.

No se esperaban en Moncloa la aparición de estos sms, cuya publicación ha ido acompañada de una enorme repercusión política y social aunque con cero efectos jurídicos, tal y como reconoció Gómez de Liaño, abogado defensor del extesorero del PP. Incluso el presidente del Gobierno, que al cabo es quien mantuvo esa relación vía teléfono con Bárcenas, mostró su sorpresa ante la publicación de estos documentos. No imaginaba que quien fuera tantos años gerente y tesorero de su formación fuera capaz de haber almacenado prolija y cuidadosamente estos textos, en los que se evidencia las excelentes relaciones entre ambos. Menos aún que los fuera a difundir en forma tan aparatosa.

El líder de la oposición ha desempolvado la tonadilla del "váyase señor Rajoy"

Rubalcaba ha recuperado su duro discurso de principios de año, tras la publicación de las famosas fotocopias del extesorero. El líder de la oposición ha desempolvado la tonadilla del "váyase señor Rajoy". Las enormes tensiones internas en la formación socialista y el temor a verse superado por la izquierda han obligado a Rubalcaba a orientarse nuevamente por esta deriva, en la que no se encuentra cómodo. Elena Valenciano, su mano derecha, se encuentra más en su salsa con ese tono vociferante y agresivo contra la "falta de autoridad moral" del líder del PP.

Dos días después del estruendo dominical de los mensajes de móvil entre Rajoy y Bárcenas, la tensión en Moncloa se ha ido diluyendo, la aparición de Rajoy en la rueda de prensa del lunes ha serenado los ánimos y la perspectiva de una moción de censura se ha evaporado casi antes de nacer. Rubalcaba abrió una ronda de sondeos con los partidos de la oposición y ha palpado la evidencia. Cada cual va a lo suyo. Izquierda Unida, en salir a la calle. CiU, reivindicando su plebiscito. Rosa Díez, a por todas. Imposible una postura única.

Cualquier proyecto de censura parlamentaria pasaría por presentar un programa de Gobierno y un candidato alternativo

Tambien en el PSOE son conscientes de que cualquier proyecto de censura parlamentaria pasaría por presentar un programa de Gobierno y un candidato alternativo, como aquí recordaba ayer Federico Castaño. Y los socialistas no tienen ni uno ni otro. Griñán, el debilitado presidente de la Junta de Andalucía, pero con mucho que decir todavía en el PSOE, también mostró su rechazo a plantear la censura porque el asunto de los EREs saltaría de nuevo a primer plano del debate político.

A la espera de la evolución de los acontecimientos, la reacción de Moncloa tras la publicación de los fatídicos sms se ha acomodado a este nuevo clima. De un Rajoy convencido el domingo de que el PSOE presentaría una moción de censura a la actual sensación de que el malestar político contra el PP por el lodazal de Bárcenas no va a concretarse en una acción conjunta de la oposición


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba