Don Felipe regresa a Cataluña tres semanas después de la ofensa independentista

Mas agita las aguas de la secesión antes de recibir al Príncipe en Barcelona

El Príncipe de Asturias regresa este viernes a Barcelona tres semanas después de resultar agraviado en público por un independenista. Artur Mas le recibe ahora con la promesa de "poner las urnas" el día 9 de noviembre.

El príncipe Felipe entre Artur Mas y el ministro José Manuel Soria
El príncipe Felipe entre Artur Mas y el ministro José Manuel Soria GTRES

La entrega de unos premios internacionales de Microsoft será el punto de reencuentro entre el Príncipe de Asturias y el presidente de la Generalitat. Hace tres semanas, Don Felipe fue objeto de un agravio por parte de un empresario independentista que le retiró el saludo durante la inauguración del Congreso Mundial de Móviles. Esta tarde don Felipe preside la entrega de premios del 'Microsoft in Education Global Forum', un encuentro mundial dedicado al mundo de la docencia y la alta tecnología.

Silencio y menosprecio

La jornada concluirá con un acto pivado en el que don Felipe presidirá la entrega de premios a los proyectos docentes más destacados. Coincidirá entonces con Artur Mas, quien este mismo jueves, quizás como mensaje de bienvenida al Heredero, habló por primera vez, explícitamente, de su voluntad de "poner las urnas" para el plebiscito, una expresión que jamás hasta ahora había utilizado.

El presidente de la Generalitat se refirió en el Parlament al "menosprecio" y al "muro de silencio" con el que el PP responde a sus muestras ostensibles de diálogo. Artur Mas empieza a evidenciar un enorme nerviosismo ante la inamovible negativa de Rajoy a conversar con él sobre el manoseado referéndum secesionista. "Efectivamente, convocaré la consulta, y si lo hacemos con una ley catalana, ¿cómo quiere que no pongamos las urnas?", le espetó a Sánchez-Camacho, presidenta del PP catalán. Mas pretende que ese plebiscito, aunque no tenga carácter vinculante, actúe como una gran encuesta en la que la sociedad catalana se manifieste abiertamente sobre una Cataluña independiente.

Telefonazo y oferta

García-Margallo, presente este jueves en Barcelona, conversó telefónicamente con Francesc Homs, portavoz de la Generalitat, en torno al informe elaborado por Exteriores sobre las consecuencias políticas y económicas de una secesión. El ministro se mostró dispuesto a hablar 'donde sea' pero Homs tan sólo le deseó "una buena estancia" en Barcelona. El diálogo entre el Gobierno y la Generalitat es prácticamente inexistente desde hace semanas y tan sólo Duran Lleida, portavoz de CiU en el Congreso, ejerce de 'mensajero' entre las partes.

En un acto celebrado este jueves en la Moncloa, el presidente del Gobierno hizo un guiño a Cataluña al definirla como "ventana española en el mundo". Se trataba de una iniciativa en apoyo al sector agroalimentario, con la presencia del titular del ramo, Arias Cañete, que sigue esperando a Bruselas. Rajoy lanzó ese mensaje en la línea de sus últimas intervenciones sobre Catalñuña. Es decir, cariño a la sociedad catalana y firmeza con los planteamientos secesionistas.

Encuentro con empresarios

Además del incómodo incidente con el empresario secesionista, la otra noticia de la anterior visita del Príncipe a Barcelona fue el encuentro con empresarios catalanes y madrileños en la residencia de Javier Godó, conde de Godó, editor de 'La Vanguardia' y de otros medios simpatizantes, hasta hace días, con el soberanismo. El lugar elegido para esa cena informal con los empresarios también fue objeto de reproches. Fuentes de la Zarzuela sin embargo mostraron su satisfación con la velada, ya que se produjo un intercambio de impresiones muy abierto y franco con gente que impulsa "el diálogo y no la confrontación".

Las sonrisas y los saludos afectuosos de Mas al independentista que se encaró con el Príncipe estarán en la mente de los asistentes al acto de hoy. Aquel incidente eclipsó en buena medida ese desplazamiento del Heredero a Cataluña ya que no fue objeto de reproche alguno por parte del Gobierno catalán. Un detalle que desde Zarzuela se quiso relativizar pero que pasó a ser el episodio más mediático de aquella visita. El equipo del Príncipe no espera hoy mayores incidentes dado que el acto de la entrega de premios tiene un carácter privado. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba