LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL SOBRE LA FORTUNA DEL EXTESORERO

Hacienda reconoce que comenzó a investigar el IRPF de Bárcenas y su mujer hace sólo dos meses

Un escrito de la Agencia Tributaria remitido recientemente al juez Ruz admite que la inspección fiscal sobre el matrimonio se inició el 29 de mayo, tres meses después de estallar el escándalo de sus cuentas suizas. La investigación sólo ha durado 20 días.

Bárcenas, en una de sus comparecencias ante la Audiencia Nacional
Bárcenas, en una de sus comparecencias ante la Audiencia Nacional EFE

Cuatro años después de estallar el ‘caso Gürtel’. Tres meses después de que se conociera la existencia de sus millonarias cuentas suizas. Sólo dos meses antes de que ingresara en prisión acusado, entre otros delitos, de blanqueo de capitales y fraude fiscal. Hacienda no inició sus “actuaciones de comprobación e investigación inspectora” sobre las declaraciones fiscales de Luis Bárcenas hasta el pasado 29 de mayo a pesar de que la presunta implicación del extesorero del PP en diversos delitos económicos era conocida desde 2009. Así lo reconoce la delegada Especial de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) en Madrid, Raquel Catalá, al juez Pablo Ruz en varios escritos remitidos recientemente, y que han sido incorporados al sumario que se instruye sobre la trama de corrupción. En los mismos, el fisco también admite que las pesquisas sobre el supuesto fraude cometido por Rosalía Iglesias, mujer del político ahora encarcelado y también imputada en la causa, se iniciaron ese mismo día, hace poco más de dos meses.

La inspección fiscal a Bárcenas se inició sólo unos días antes de que dos técnicos de Hacienda remitieran al juez Ruz un informe que destapaba un fraude de 1,5 millones de euros

Los escritos, todos ellos fechados el pasado 18 de julio y que tienen sello de entrada en la Audiencia Nacional del día siguiente, detallan que la Dependencia Regional de Inspección de la Delegación Especial de la Agencia Tributaria de la capital inició el pasado 29 de mayo la inspección de diferentes declaraciones tributarias del Bárcenas y su esposa. En concreto, detalla que al extesorero se le van a inspeccionar las de la Renta de los años 2008 y 2009, la del Patrimonio de 2011, y la del Impuesto del Valor Añadido (IVA) correspondiente a los tres primeros trimestres de 2009 y los ejercicios completos de 2010 y 2011. Con respecto a Rosalía Iglesias, la labor inspectora del fisco se va a centrar en los mismos ejercicios, salvo en el caso de las declaraciones IVA, del que sólo se va a analizar el ejercicio 2011. Además, el fisco también informa al juez de que va a estudiar el IRPF que el matrimonio presentó de manera conjunta en 2010 y 2011. Todos ellos aún no prescritos.

El afán investigador del fisco sobre Bárcenas y su mujer ha durado, sin embargo, muy poco. Exactamente 20 días. En el mismo escrito enviado al juez Ruz, Hacienda reconoce que la inspección de las declaraciones de ambos se suspendió el 18 de junio siguiente “al tener conocimiento de que los obligados tributarios a que se refiere el procedimiento inspector están siendo objeto de un proceso judicial penal en el marco de las Diligencia Previas 278/2008 [caso Gürtel] que se siguen en el Juzgado Central de Instrucción número 5”. Un Real Decreto de 2007 obliga, de hecho, a la Agencia Tributaria a suspender cualquier inspección cuando la persona que sea objeto de la misma esté sometida a una investigación judicial. “La determinación e imputación de la obligación tributaria puede depender directamente de los hechos y conductas que están siendo investigados en el marco de dichas actuaciones judiciales en el ámbito penal”, destaca el escrito para argumentar dicha paralización.

Oficialmente, la Agencia Tributaria no comenta los detalles de esa inspección, amparándose en la Ley General Tributaria cuyo artículo 95 le obliga a mantener el "carácter reservado delos datos" y le impide desvelar detalles de ninguna inspección salvo que sea por orden judicial. Hacienda no comenta, pues, el retraso en la inspección ni la brevedad de la misma.

No obstante, los responsables de Hacienda dejan abierta la puerta a reiniciar la investigación si el juez considera que sus pesquisas y las de la Agencia Tributaria no colisionan; “Si por ese órgano judicial [el Juzgado Central de Instrucción número 5] se considera que no concurren estas circunstancias, se ruega nos lo comunique a efectos de reanudar el procedimiento inspector interrumpido”, concluye el escrito de modo protocolario. De hecho, tantos los tres escritos remitidos a la Audiencia Nacional sobre Bárcenas, su mujer y el de la investigación que afecta a ambos de manera conjunta, así como los referidos a otros tres imputados del ‘caso Gürtel’ a los que el también ha abierto una inspección en fechas recientes, finalizan del mismo modo.

Un fraude de 6,5 millones de euros

Curiosamente, el inicio de la investigación fiscal sobre el extesorero y su esposa se produjo sólo unos días antes de que dos técnicos de la Agencia Tributaria designados para ayudar al juez Ruz a desenmarañar la red financiera de la trama de corrupción remitieran a la Audiencia Nacional un informe de 48 folios de extensión en el que concluían que, sólo en los años 2002 y 2003, en IRPF e Impuesto de Patrimonio, el matrimonio había defraudado a Hacienda más de 1,5 millones de euros. En aquellos ejercicios, el fisco había devuelto a la pareja 21.795 euros cuando ésta debería haber pagado cientos de miles de euros en impuestos. El fisco no detectó entonces ninguna irregularidad. Un informe posterior de la Oficina Nacional de Investigación contra el Fraude (ONIF), dependiente de la propia Agencia Tributaria, elevó a comienzos de julio el fraude hasta los 6,5 millones de euros al incluir en la investigación los cuatro años posteriores, hasta 2007. Sólo en ese último ejercicio, Bárcenas y su mujer defraudaron 3,1 millones de euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba