Nacional

El plan de viabilidad de Paradores no contempla la entrada de capital privado

La dirección prevé reducciones salariales, modificación de horarios, cambios contractuales y cierres temporales. La red de hostelería pública amplía capital para sufragar el nuevo parador de Cádiz. 

Patio interior del Parador de Sigüenza (Guadalajara)
Patio interior del Parador de Sigüenza (Guadalajara)

Los propósitos del Gobierno para cicatrizar el agujero de 110 millones de euros en la caja de la red de Paradores de Turismo van despacio, muy despacio. En marzo, este medio avanzó que la sociedad pública preparaba un plan de viabilidad que frenaría la expansión del número de establecimientos –con 93 posadas en la actualidad, el anterior Ejecutivo quería rebasar la barrera de los 100-. Llegado el verano, ya se conoce algún detalle de ese plan, “cargado de generalidades y ausente de medidas concretas”, cuenta un miembro del Consejo de Administración.

La principal laguna, denuncian representantes sindicales de Paradores, es que no se aborda la entrada de capital privado. El mes pasado, CCOO y UGT alertaron de que Industria perseguía ceder parte de la gestión a otras entidades, cesión que en ningún caso sobrepasaría el 49%. El plan de viabilidad no toca –todavía- ese polémico punto, pero sí otros: el texto está tocado de medidas recogidas en la última reforma laboral, aprobada el pasado mes de febrero.

Y es que el documento, que no ha sido entregado oficialmente a las organizaciones sindicales, está salpicado de contrapartidas laborales. “Propone un vuelco total al convenio colectivo pactado con la empresa”, cuenta uno de los representantes. El plan, en cuya elaboración ha participado el bufete de abogados Sagardoy, se apunta a la modificación (se entiende que a la baja) de los salarios si los ingresos de la sociedad pública caen durante tres trimestres interanuales consecutivos; también hay referencias a las alteraciones en los horarios de los 4.300 empleados que tiene Paradores; se aborda la posibilidad de cambios contractuales, convirtiendo a trabajadores fijos en fijos discontinuos; y, al hilo de esto último, se contempla el cierre temporal de alguno de los 93 establecimientos de alta gama.

Concretamente, los cierres afectarán a alguno de los 23 paradores nacionales no rentables. Los sindicatos, por su parte, hablan de tres alojamientos cuya apertura peligra. Las centrales vislumbran una huelga total en la red de Paradores de Turismo que podría darse en agosto, mes de alta ocupación.

46 millones más

La sociedad presidida por Ángeles Alarcó está dando estos pasos con la idea de ahorrar y de cerrar el enorme déficit. Aunque no todos los pasos van en la misma dirección. Según el portal turístico Preferente.com, Paradores realizó la semana pasada una ampliación de capital de 46 millones de euros recogida en los Presupuestos Generales del Estado. El capital de la empresa pasa de 119 millones a 165. “Se trata de una inyección de liquidez para sufragar el último parador, ubicado en Cádiz. Lo malo es que todo eso va a ir al pasivo, y muchas de las medidas adoptadas contra los trabajadores van a quedar en nada por gestiones como ésta”, señalan a Vozpópuli.

Entre 2008 y 2011, Paradores ingresó un total de 1.006,1 millones de euros, de los cuales 985,75 millones procedían de los ingresos de explotación.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba