Nacional

León de la Riva, de su cruzada contra el diu y la epidural a su amistad con algunos hombres de Gürtel

La relación de Javier León de la Riva con imputados en la trama Gürtel, las diversas irregularidades urbanísticas que cometió, la "opacidad" de sus ingresos o algunos polémicos asuntos de su vida personal y profesional son relatados en su biografía no autorizada, titulada 'Yo León, Yo Nerón'.

Francisco Javier León de la Riva, en los juzgados de Valladolid
Francisco Javier León de la Riva, en los juzgados de Valladolid EFE

José Luis Ulibarri, constructor burgalés imputado en Gürtel por cohecho, obtuvo entre 2003 y 2009 adjudicaciones del Ayuntamiento de Valladolid por valor de 22,4 millones de euros. El presidente de la empresa Begar invitó a su yate al todavía alcalde de esta ciudad, Francisco Javier León de la Riva, poco antes de conseguir una de estas "sospechosas" concesiones. Así lo denuncia el periodista Fernando Valiño en Yo León, Yo Nerón, la biografía no autorizada de este político, en la que detalla sus conexiones con algunos de los nombres que aparecen en el sumario de esta trama de corrupción vinculada al Partido Popular.

El libro relata los episodios más polémicos de las dos décadas que ha permanecido en el poder De la Riva, en las que se han generado 138 sentencias judiciales relacionadas con su gestión y en la que se han cometido varias “irregularidades urbanísticas”, como la publicación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en 2003 con más de una veintena de modificaciones “interesadas” sobre el documento que se había aprobado en el Pleno municipal.

En los 20 años de Alcaldía de León de la Riva, se han generado 138 sentencias judiciales relacionadas con su gestión

“Durante la burbuja inmobiliaria, se han producido actuaciones completamente ilegales, como la construcción de 150 viviendas en un terreno en el que sólo se había permitido (edificar) nueve; o la utilización de una parcela industrial para construir un hotel de cinco estrellas”, ha explicado a Vozpópuli este antiguo periodista del diario El Mundo, que recuerda, entre otros episodios, que el nombre de León de la Riva o el de su hijo (Pablo León) aparecen dentro del listado de receptores de regalos VIP que se abonaron con la tarjeta de Francisco Correa.

León de la Riva, antes de llegar a la Alcaldía

En la primera parte del libro, se relatan algunas historias de la vida personal de León de la Riva (1945). Entre ellas, algunas pertenecientes a su etapa como docente de la Facultad de Medicina de Valladolid –es ginecólogo-, en la que encabezó una cruzada, junto a otros dos profesores, contra el diu o contra el uso del "método sevillano de anestesia" -la epidural- en parturientas.

También habla de su afición por los animales exóticos y de los ejemplares que tuvo en su finca de 5.000 metros cuadrados, como pavos reales, un “loro parlanchín”, una hiena o un cachorro de león. Algunos de estos, fueron cedidos por el propietario de un zoológico situado en la provincia de Valladolid, Rafael Alonso, "un amigo del alcalde" al que el autor vincula con grupos de ultraderecha y que, cuando De la Riva ejercía de consejero de Cultura y Bienestar Social en la Junta de Castilla y León, obtuvo “jugosas subvenciones”, explica a Vozpópuli.

Valiño destaca que, en esa época, el que durante muchos años ha sido el hombre de máxima confianza de De la Riva en el Consistorio, Manuel Sánchez, “era el encargado de limpiar las cuadras y pajareras” de su finca. Este exempleado de RENFE ocupó posteriormente puestos clave en el equipo de gobierno de esta ciudad e "hizo de pantalla del alcalde en numerosos asuntos delicados de la vida municipal", como en la construcción de algunos polémicos aparcamientos subterráneos, afirma.

De la Riva se opuso a la bajada del sueldo de los alcaldes que propuso la FRMP

La opacidad de sus ingresos

El libro se muestra especialmente crítico con el afán del todavía alcalde de esta ciudad por ocultar sus ingresos; y recuerda episodios como el que le enfrentó hace unos años a la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP), después de que este organismo propusiera una revisión a la baja de los salarios de los políticos.

Valiño incide en que De la Riva ha sido uno de los alcaldes con un sueldo más alto y, para ejemplificarlo, retrocede al año 2007, cuando el edil ganó más de 88.000 euros. Cuando se comparó su sueldo con el del entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, declaró:  "El presidente del Gobierno de España tiene un palacio vestido, en el que no paga alquiler, ni impuestos de bienes inmuebles. En el que no paga luz, no paga calefacción, en el que no paga limpieza, en el que no paga servicio doméstico, ni siquiera paga la comida. El alcalde de Valladolid qué más quisiera tener una dependencia así... Yo pago la tata, la luz, la lumbre, la calefacción, la limpieza y mi casa. Creo que es una demagogia infecta".

Sobre su patrimonio, presta especial atención a su vivienda en pleno centro de la capital vallisoletana, situada en un edificio que fue propiedad de Caja Duero y que De la Riva adquirió mientras era vicepresidente de la entidad. Precisamente, su negativa a aceptar una sentencia judicial que exigía la demolición de varias partes de este inmueble fue la que provocó que la semana pasada fuera condenado por un delito de desobediencia e inhabilitado para presentarse a la reelección en la próxima sesión de investidura del Pleno municipal.

La oposición criticó duramente los frecuentes viajes a diversos países del mundo que realizó De la Riva durante años

También se refiere a otro de los episodios más polémicos que ha salpicado su gestión, como la adjudicación a uno de sus hijos de una Vivienda de Protección Oficial (VPO) de 98 metros cuadrados. Entre los casos "más graves" sitúa la causa que aún está pendiente del veredicto de los tribunales, y que se refiere a la concesión a las empresas del exjefe de Mantenimiento del Consistorio, Luis Alberto Samaniego, de proyectos en los que la Inspección municipal demostró que se inflaronpresupuestos, se utilizaron empleados municipales para acometer obras encargadas a sus entidades y se labores que jamás se realizaron.

Sus criticados viajes de trabajo

Yo León, Yo Neón destaca otros asuntos por los que De la Riva ha sido objeto de duras críticas por parte de la oposición, como sus "frecuentes viajes con cargo a los presupuestos municipales", con destino a países de los que supuestamente iban a llegar inversiones a la ciudad, como China, Marruecos o India.

En 2014, después de su segundo "viaje oficial" a Roma, en esta última ocasión, para ver el nombramiento como cardenal de Ricardo Blázquez, Izquierda Unida le preguntó cuánto le había costado ese desplazamiento al Ayuntamiento. Tras definir como "ruin" el interés por conocer ese dato, sugirió que las dietas no habían supuesto ningún desembolso para el contribuyente: "Nos turnamos el presidente de la Diputación y yo en el pago de las pizzas y de los espaguetis que comimos por la calle", expresó.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba