Nacional

Nueve años de cárcel al etarra Jon Kepa Preciado por intento de atentado contra Antena 3 y Telefónica

La Audiencia Nacional condena al miembro de ETA que participó en el acto terrorista contra la sede de ambas compañías en Bilbao en 2003. Colocó 30 kg de cloratita y 2,5 de dinamita en una céntrica calle bilbaína.

Nueve años de cárcel al etarra Jon Kepa Preciado por intento de atentado contra Antena 3 y Telefónica
Nueve años de cárcel al etarra Jon Kepa Preciado por intento de atentado contra Antena 3 y Telefónica

La Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a 9 años de prisión al miembro de ETA Jon Kepa Preciado por participar en un atentado contra la sede de Antena 3 y Telefónica en Bilbao el 14 de junio de 2003. El tribunal formado por Manuela Fernández Prado, Javier Martínez Lázaro y Nicolás Poveda le ha considerado culpable de la comisión de un delito de estragos terroristas. El atentado, que se produjo durante la escalada que la organización terrorista llevó a cabo tras romper en diciembre de 1999 la tregua que siguió al pacto de Lizarra, consistió en la colocación de un coche cargado de explosivos en la calle Capuchinos de Bilbao.

Tras recibirse una llamada de aviso al diario 'Gara', los agentes de la Ertzaintza que se desplazaron al lugar de los hechos consiguieron desactivar el explosivo, que estaba formado por 30 kilos de cloratita, 2,5 de dinamita, un temporizador y dos detonadores. La bomba no llegó a explotar por una conexión defectuosa en el reloj que los terroristas instalaron como temporizador. La resolución asegura que se trató de "un artefacto totalmente confeccionado con una muy importante carga explosiva, que se coloca para que explote en una zona urbana y transitada y precisamente a media mañana".

El artefacto estaba cubierto por unos cartones en los que podía leerse 'Gora ETA' y 'Egoitz ETA Hodei'. En la base aparecía otro leyenda con la frase 'Gora Hodei y de Egoitz' en alusión a Hodei Galarraga y Egoitz Gurrutxaga, que murieron al explotar la mochila con dinamita que transportaban. Los magistrados destacan que los peritos caligráficos han determinado que la letra hallada en el artefacto corresponde a Preciado. La sentencia precisa que el objetivo del coche-bomba era la sede de la Hacienda Foral y no el edificio de la televisión.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba