Nacional

El juez extiende la imputación por las tarjetas 'black' a otros 78 consejeros y directivos de Caja Madrid y Bankia

Andreu considera que existen serias dudas sobre el carácter de los gastos originados por esas tarjetas. Cita a declarar a 27 de los acusados por administración desleal o apropiación indebida.

Los expresidentes de Caja Madrid, Rodrigo Rato y Miguel Blesa.
Los expresidentes de Caja Madrid, Rodrigo Rato y Miguel Blesa. EFE

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha decidido imputar a otros 78 titulares de las llamadas tarjetas black de Caja Madrid y Bankia. Andreu extiende así la imputación inicial en el caso de los expresidentes de la entidad Miguel Blesa y Rodrigo Rato y del antiguo director financiero Ildefonso Sánchez Barcoj a otros 78 miembros de la cúpula, aunque por ahora sólo cita, por un delito de administración desleal o apropiación indebida, a 27 consejeros y administradores, que deberán comparecer entre el 16 y 18 de febrero.

El juez considera prioritario dilucidar el concepto por el que se entregaron las tarjetas

El juez cree que "lo fundamental a partir de ahora es dilucidar el concepto por el que emitieron y entregaron las tarjetas de crédito", tanto a los consejeros como a los directivos, de ahí que en este momento el juez distingue entre los administradores y los directivos.

"Remuneración irregular"

Andreu considera que existen serias dudas sobre el carácter de los gastos originados por esas tarjetas. Lo que pretende aclarar el juez es si se emitieron como gastos de representación o como complemento de retribución, supuestos que definirían los delitos de administración desleal o apropiación indebida.

Si se trataba de una tarjeta de empresa para gastos de representación, no existe soporte contractual, ni previsión estatutaria, ni decisión de los órganos de gobierno en tal sentido, argumenta el magistrado. Además, este tipo de tarjetas se terminaron entregando a consejeros y directivos con unos fines completamente distintos a los previstos en los gastos de representación, "convirtiendo su entrega en una remuneración irregular, de forma que con un limite mensual según el cargo que ocupase su beneficiario, se podía disponer de su saldo libremente, sin necesidad de justificar el concepto por el que se disponía de cada tarjeta, y todo ello teniendo en cuenta que, según se informa por Bankia, junto a estas tarjetas, los consejeros o ejecutivos disponían de otra tarjeta de empresa".

Andreu no entiende por qué, en caso de ser retribución, muchos titulares no agotaban el saldo de las tarjetas

Tampoco entiende Andreu, en el caso de que las tarjetas fuesen consideradas como retribución -como han declarado algunos consejeros-, por qué algunos de los beneficiarios nunca las utilizaron o "por qué la mayoría de los usuarios no llegaba a agotar el saldo" del que eran beneficiarios, "saldo que no se traspasaba a dicho beneficiario, sino que quedaba en la entidad emisora de la tarjeta, haciendo así una dejación incomprensible de una retribución a la que al menos los directivos, tendrían derecho".

Para aclarar esta cuestión, el juez cita también, como testigos, el 20 de febrero a los cinco directivos que nunca usaron las tarjetas y al expresidente de Caja Madrid Jaime Terceiro. Por último, Andreu pide a Bankia y a la Fundación Caja Madrid que le informen sobre los beneficiarios de las tarjetas que han devuelto el dinero, con indicación de los importes. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba